Alfajores andaluces

P1140605¿Os acordáis de las típicas cajas de surtido de polvorones?  Llevo años sin comprar una, pero recuerdo que siempre había unas barritas que se parecía mucho a los polvorones, pero la consistencia era más dura y tenía trozos de almendra más gordos:  los alfajores.  Pues bien, el año pasado estaba Juan viendo la tele, y topó con un programa en el que hacían alfajores.  Vio que tenían almendras, y miel, y le apeteció mucho probarlos.  Así que busqué recetas, las adapté al gusto de casa, y me lancé a hacerlos.  Las recetas que he encontrado tienen clavo, por ejemplo, pero en casa no nos gusta esta especia y lo he suprimido.  De todos modos, deben ser como las recetas del gazpacho, que cada uno tiene la suya y no hay dos iguales.  Con las cantidades que hice salieron unos 40 alfajores, y son contundentes.  Así que divido las cantidades por dos aquí.

Tanto las avellanas como las almendras son tostadas pero no saladas.   Para las avellanas, suelo comprar un paquete de avellanas tostadas y escoger las que están ya peladas, es lo más rápido.  En cuanto a las almendras, si no las encuentro tostadas sin sal y peladas, las compro crudas peladas y las tuesto en el horno con el grill.  Hay que vigilarlas para que no se quemen.  Va la receta:

INGREDIENTES:

  • 210 g de miel
  • 50 g de avellanas tostadas y peladas
  • 75 g de almendras tostadas y peladas
  • 100 g de pan rallado
  • 1 cucharadita de harina
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de ajonjolí / sésamo
  • 1 cucharadita de anís en grano
  • 30 g de azúcar y 30 de agua

Para envolverlos:

  • 50 g de agua y 50 g de azúcar
  • 100 g de azúcar glace

MODO DE HACERLO:

Preparar un almíbar clarito con los 30 g de azúcar y los 30 de agua, en un cazo.  Se mezcla bien antes de que esté caliente, en cuanto empieza a calentarse hay que dejar de remover.  Y en cuanto empieza a hervir se baja el fuego y se deja a fuego suave unos 5 minutos.  Se aparta del fuego y se cambia de cacharro para que no siga calentándose.  Se reserva.

Se trituran los frutos secos tostados en un robot.

Calentar la miel hasta que empiece a hervir, y apartar del fuego.

Añadir a la miel los frutos secos, la canela, el sésamo y el anís, la harina, el pan rallado y el almíbar guardado.  Se queda una masa pegajosa.  Pasarla a una bandeja, o a un plato grande.

P1140595

Ir tomando porciones de masa, apretándola para que se compacte bien y se les da luego forma de cilindro.  Se pasan a una bandeja forrada con papel de horno.

Se prepara el segundo almíbar, igual que el primero.  Se pasa también a otro recipiente y se deja enfriar.

Pasar los alfajores de uno en uno por el almíbar y rebozarlos luego con el azúcar glace.

Se dejan reposar encima del papel de horno.

Cuando estén bien secos se pueden envolver con papel de seda.

 

 

Melanzane alla parmigiana

P1140584

O berenjenas a la parmesana, en román paladino.  Este plato le encanta a Sol, siempre lo toma cuando va a Italia a ver a Borja, y de vez en cuando se lo hago en casa.  Es fácil de hacer aunque un poco lento, y está rico.  En el fondo es como una lasaña de queso, pero con berenjena en vez de pasta.  Doy las cantidades de la fuente que hice en casa, ese día comíamos 7.  Va la receta.

INGREDIENTES:

  • 3 berenjenas medianas o dos grandes
  • 10 tomates para la salsa
  • 3 bolas de queso mozzarella
  • 150 g de queso parmesano rallado
  • aceite de oliva, sal, orégano y albahaca (si es fresca mejor, pero también sirve la especia seca)

MODO DE HACERLO:

Lo primero que hay que hacer es lavar las berenjenas, quitarles las puntas y cortarlas en rodajas de medio centímetro de grosor aproximadamente.  Se hacen capas con ellas en un colador grande, y entre capa y capa se salan por encima.  Se dejan así entre media hora y una hora, para que pierdan el amargor.

P1140573

Mientras, se prepara la salsa de tomate.  Podéis usar tomate “de bote” y os ahorráis este paso.  Pero con el casero está más rico.  Se pelan los tomates.  Suelo hacerlo de dos maneras.   La primera es escaldándolos:  se pone agua a hervir, se hace un corte en cruz en la piel del tomate por la parte inferior, cuando hierve el agua se van metiendo de uno en uno unos 20 segundos y se sacan con una espumadera a un bol con agua fría.  La piel sale entonces muy fácil. Para el segundo método se necesitan menos cacharros:  pasar un cuchillo por el lado que no corta por todo el tomate, apretando un poco, como si lo estuviéramos pelando.  La piel se va despegando y es fácil quitarla luego. 

También se pueden meter en el microondas, pero yo nunca lo he probado.  Una vez pelados, se cortan en dados y se sofríen en una sartén con aceite, sal, una cucharada de azúcar, orégano y albahaca durante 10 a 15 minutos.  Se reserva.

P1140574

Se secan las rodajas de berenjena entre dos hojas de papel de cocina.  En una sartén con muy poco aceite, se van haciendo a la plancha.  No hay que tenerlas mucho rato, un minuto por cada lado a fuego fuerte.  Tampoco hay que volver a salarlas.  Pero sí tendréis que ir reponiendo aceite de vez en cuando. 

Se pueden hacer también en una fuente al horno, con un chorrito de aceite por encima, a 180º , hasta que estén tiernas y doradas.

Se precalienta el horno a 180ª.

Se monta entonces el plato.  En una fuente de horno se pone una primera capa de salsa de tomate, y encima una de berenjena. Encima, rodajas de mozarella y queso parmesano rallado.  Otra capa de tomate, otra de berenjena y otra de quesos,  y si os quedan ingredientes volvéis a empezar:  tomate, berenjena, quesos. 

Si tenéis albahaca fresca, podéis poner algunas hojas encima de los quesos antes de la siguiente capa de tomate, le da un sabor buenísimo.  Si no, no pasa nada.  Y si se os acaba el tomate casero podéis echar mano del de bote (me pasó la última vez que lo hice:  sólo tenía 6 tomates y me quedé corta de salsa).  La última capa será de queso (pero sin albahaca esta vez).

P1140583

Se mete la fuente en el horno unos 20 minutos, y 10 minutos más con el grill a gratinar.

¡A ver si os gusta!

 

 

 

Palmeritas de jamón y queso

P1140521¡Llego a la receta número 100!  No está mal, teniendo en cuenta las largas épocas en las que dejo abandonado el blog.  Un día de éstos tendré que ordenarlas mejor, porque reconozco que buscar algo en mi blog y encontrarlo es casi misión imposible.  A ver si tengo tiempo en vacaciones…

La de hoy es una receta facilísima y el resultado es espectacular.  Sólo se necesita un poco de maña para enrollar bien la masa de hojaldre.  Va la receta.

INGREDIENTES:

  • 1 plancha de hojaldre rectangular
  • unas 12 lonchas cuadradas de queso que funda bien (Havarti es el que usé yo)
  • unas 12 lonchas cuadradas de jamón de york (no de “fiambre de jamón”, por favor)
  • una yema de huevo para pintar las palmeras
  • sal en escamas y tomillo

MODO DE HACERLO:

Se extiende la plancha de hojaldre y se marca  una raya en el centro (sin llegar a cortar la masa), de arriba abajo.   Se cubre con una capa de lonchas de queso y otra de jamón (dejando medio centímetro en los bordes y también en el centro, a los dos lados de la marca que hemos hecho.  A mí se me olvidó esto último, no pasa nada pero un poquito más complicado enrollar las palmeras, porque según lo vas haciendo el jamón y el queso se van corriendo.

P1140512 

Se enrolla el hojaldre desde uno de los extremos hasta la raya que hemos marcado en el centro.  Se hace lo mismo con el otro extremo. 

P1140513Se corta el rulo obtenido en rodajas de un dedo de ancho (un centrímetro aproximadamente) y se colocan las palmeras encima de una bandeja de horno cubierta con papel (sirve el papel que envuelve el hojaldre en el envase).  Hay que dejarlas algo separadas unas de otras pues crecerán en el horno.

P1140514

Se pintan con la yema de huevo bien batida a la que habremos añadido unas gotas de agua.  Se meten media hora en la nevera, y mientras tanto se precalienta el horno a 180º.

P1140515

Pasado el reposo en frío, se espolvorean con escamas de sal y se hornean unos 20 minutos, hasta que estén doradas.  Se espolvorean con tomillo al sacarlas del horno.

Calientes están buenísimas, pero frías tampoco están mal.  ¡A ver si os gustan!

P1140523

 

Milhojas con frutos rojos

P1140520No sabía qué hacer de postre el domingo pasado.  Pensé en hacer Panchineta, tenia todos los ingredientes en casa menos almendras fileteadas.  Salí a la compra y no las encontré, pero a cambio vi unas frambuesas y unos arándanos con una pinta estupenda y cambié de idea sobre la marcha:  milhojas con frutos rojos.

Nada más volver de la compra me puse manos a la obra.  Eso sí, tendría que haber previsto el postre de víspera para preparar la crema pastelera y que le diera tiempo a enfriarse.  ¡Eché de menos no tener un abatidor como el de Masterchef!  Gracias a Dios una manga pastelera enorme y el congelador hicieron el avío y la crema estaba fría en el momento de montar la tarta.

Estaba buenísima.  Eso sí, ¡servirse un trozo sin desmontarla era para nota!  Va la receta:

INGREDIENTES:

  • 2 planchas rectangulares de hojaldre, partidas por la mitad
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 500 ml de nata para montar, con más de 35% de materia grasa
  • 4 ó 5 cuharadas de azúcar glas para montar la nata, (según os guste más o menos dulce)
  • 500 ml de crema pastelera
  • 1 cajita de arándanos y dos de frambuesas

MODO DE HACERLO:

Meter la nata en la nevera para poder montarla bien.

Hacer la crema pastelera unas horas antes,  o incluso mejor de víspera.  Meterla en una manga (o ponerla en un bol cubierta con papel film tocando la superficie) y dejarla en la nevera. 

Encender el horno a 160º.  En una placa de horno, poner algo separadas las dos mitades de una plancha de hojaldre encima de un papel de horno.  Espolvorear cada una con una cucharada de azúcar,  cubrirlas con otra hoja de papel y ponerles por encima otra bandeja de horno para que el hojaldre no se hinche (yo utilicé una bandeja más pequeña y, como no tenía más, un molde hondo rectangular).

p1140505.jpg

Meterlas al horno 20 minutos.  Al cabo de este tiempo descubrir las planchas de hojaldre para que se doren, 5 minutos más en el horno.  Repetir la operación con las otras dos mitades.

Mientras el hojaldre está en el horno, montar la nata con el azúcar glas y reservarla en la nevera.

Montar la tarta:  cubrir una placa de hojaldre con crema pastelera y algunas frambuesas.  Poner por encima otra placa, cubrir ésta con nata y arándanos. 

Poner encima la tercera placa de hojaldre con crema pastelera y frambuesas.  Cubrir con la última placa de hojaldre, y adornar ésta bien con nata y el resto de frambuesas y arándanos.

 

Meter en la nevera hasta el momento de servir.

P1140519

Bizcocho de yogur

IMG_20191030_101508El bizcocho de yogur es una de esas recetas fáciles que siempre salen.  La semana pasada, hablando en la comida con uno de mis compañeros de trabajo, nos contó que él se hacía uno todas las semanas (es el único que le sale bien, parece ser).  Pero iba añadiéndole cosas distintas para variar y no tomar siempre el mismo bizcocho:  una manzana o una pera en trozos, pepitas de chocolate, frambuesas…  

Manos a la obra, que esta semana estoy de vacaciones y tengo más tiempo para guisar, y para escribir (que llevo con el blog parado un montón de tiempo):  dos bizcochos a falta de uno, con manzana el primero y con pepitas de chocolate el otro.

Ya os digo que la receta es fácil, fácil.  Incluso el acordarse de las cantidades, con la mala memoria que tengo…  No hace falta báscula, porque se usa como medida el vaso del yogur.

Va la receta.

INGREDIENTES:

  • 1 yogur natural o de limón
  • 3 huevos
  • 1 medida de yogur de aceite de girasol
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 3 medidas de yogur de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • 1 manzana o una pera en trozos, frambuesas, pepitas de chocolate… (optativo, y al gusto)

MODO DE HACERLO:

Precalentar el horno a 180 º.

En un cuenco, batir con batidora de varillas o con turmix el yogur, los 3 huevos, el aceite y el azúcar, hasta obtener una masa lisa.  Ir añadiendo las 3 medidas de harina de una en una, batiendo hasta que esté bien mezclada.  En el último vaso de harina añadir la levadura y mezclar antes de incorporar a la masa.  No batir mucho éste último vaso.

Si queréis añadir algo al bizcocho, éste es el momento.  Pero no lo incorporéis con la batidora ya, hacedlo con una lengua o espátula.

Engrasar un molde de bizcocho con mantequilla.  Verter la masa en el molde, y al horno unos 40-45 minutos, hasta que al pincharlo con un palillo (o una aguja de hacer punto como hago yo) éste salga limpio.

IMG_20191029_145933

Sacarlo del horno, y dejar enfriar antes de desmoldar.  Aquí os dejo fotos del corte de ambos bizcochos, el de manzana y el de trocitos de chocolate.  ¡Ambos deliciosos!

IMG_20191029_151147P1140499

Vasitos de mousse de mascarpone con cerezas

P1140453Ha venido Borja de Roma.  Borja es el tercero de nuestros hijos, y lleva 5 años viviendo en Roma sin pisar Madrid.  Ha venido ahora tres semanas, y estamos intentando verlo mucho, hacerle las comidas que le gustan, reunir a toda la familia para que se vean…  Días intensos, ¡por los que no podemos más que dar gracias a Dios!

Uno de los postres que más le gustan es el Tiramisú, y compré queso mascarpone para prepararlo un día.  Pero sobró, y he aprovechado este fin de semana para hacer una mousse.  Ya la había hecho una vez, con caramelo y galleta y otra receta distinta.  Esta vez tenía unas cerezas en la nevera y la serví en vasitos con la fruta cortada.  Estaba muy rica.

Es una receta muy fácil, ya veréis.  Lo más largo es partir las cerezas…  y conseguir luego limpiarse bien los dedos y las uñas, ¡que se quedan teñidos de rojo!  Va la receta:

INGREDIENTES para 8 vasitos:

  • 150 g de leche condensada
  • 250 g de queso mascarpone (o de cualquier queso para untar que os guste)
  • 200 g de nata para montar
  • 36 cerezas (4 cerezas por vasito partidas en dados, más una entera para decorar)

MODO DE HACERLO:

Se monta la nata a punto de nieve.  La nata monta mucho mejor si está fría.  Se reserva.

Se mezcla la leche condensada con el queso con la ayuda de unas varillas.  Cuando está bien integrado, se añade la nata montada y se incorpora con movimientos envolventes y unas varillas para que no se baje.  Se mete en una manga pastelera y se reserva en la nevera.

 

Mientras, se deshuesan las cerezas y se parten en dados.

Se pone en el fondo de cada vaso el equivalente a dos cerezas partidas en dados, se cubren con una capa de mousse (con la ayuda de la manga pastelera), se vuelve a poner cerezas y se cubren con otra capa de mousse.  

 

Se decora con una cereza entera.  También usé para decorar esta vez unas hojas de menta, que tengo el jardín lleno y nunca sé cómo usarla. 

P1140450