Tronco de chocolate

P1120373¡El cumpleaños de Rosario está siendo como las bodas de Camacho!  Lo hemos vuelto a celebrar hoy, porque han venido a comer los casados con los nietos.  No sabía qué tarta hacerle hoy.  De repente me he acordado de que en uno de sus libros de cocina Rosario había marcado un brazo de gitano y que lleva algún tiempo preguntándome cuándo lo podíamos hacer.  Pero me he puesto a ello un poco tarde, y ya no me daba tiempo a hacer la crema pastelera (¡y tampoco tenía natillas, Consuelo!).  Por lo que lo he reconvertido en tronco de chocolate.   Han salido dos, unos grande y otro pequeño.  Aunque por fuera tenían chocolate los dos, he rellenado el grande con mermelada de fresa y el pequeño con dulce de leche.

Va la receta:

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

  • 6 huevos
  • 150 gr de azúcar
  • 150 gr de harina
  • un pellizco de sal

Para la cobertura de chocolate:

  • 200 ml de nata líquida
  • 200 gr de chocolate negro

Para el relleno:

  • Un bote de mermelada, o dulce de leche, o nata montada, o crema…

MODO DE HACERLO:

Se empieza preparando el bizcocho:  Se precalienta el horno a 200º.  Se separan las claras de las yemas.  Se montan las claras a punto de nieve.  Se montan también las yemas con el azúcar y el pellizco de sal hasta conseguir que suba un poco y quede una cremita amarilla. Se mezcla a esta crema las claras a punto de nieve (se puede hacer con las varillas también, pero con una velocidad menor).  

Finalmente, se va tamizando la harina con un colador y se mezcla con la masa anterior, esta vez con un batidor de varillas manual.

Se vierte la masa en una fuente de horno cubierta con papel para horno.  no tiene que quedar una capa muy gorda.  Se deja 10 minutos, bajando el horno a 180º.

P1120360

Mientras está el bizcocho en el horno se humedece un trapo escurriéndolo bien de agua.  Se extiende  en una mesa y se espolvorea azúcar por encima para que no se pegue luego el bizcocho al trapo.  Pasados los 10 minutos se saca el bizcocho del horno y se vuelca sobre el trapo con cuidado.  Se quita el papel, se enrolla con el trapo, y se deja reposar el rulo hasta que se enfríe, una hora u hora y media.

Se aprovecha para hacer la cobertura.  Se pone la nata líquida en un cazo al fuego, y se retira en cuanto empieza a hervir.  Se le añade entonces el chocolate troceado para que se derrita, dando vueltas para que se incorpore bien a la nata.

Cuando se enfría el bizcocho se desenrolla, se extiende el relleno y se vuelve a enrollar, ayudándose del trapo.  Se corta un centímetro de cada extremo para que queden uniformes.

P1120368

Lo perfecto sería ponerlo entonces en una rejilla encima de una bandeja, y volcar la cobertura por encima para que se cubra por completo y poder recuperar el chocolate sobrante en la bandeja.  Pero si no se tiene rejilla disponible, como yo hoy, se va cubriendo con el chocolate por todas partes con la ayuda de una espátula.  

Se marcan rayas con un tenedor.  Y se puede adornar espolvoreando azúcar glace por encima, o con unas fresas, frambuesas…

A la mitad de la familia le ha gustado más el de fresa, a la otra mitad el de dulce de leche…  y a Maquita, nuestra nieta mayor…  ¡las frambuesas!

P1120378

 

 

Huevos duros “encapotados”

P1120354La verdad es que no sé qué nombre tiene esta receta.  Cuando era pequeña, en mi casa había un plato que nos encantaba a todos, y que mi madre solía poner los domingos (además, lo pedíamos de comida de cumpleaños casi siempre):  los huevos encapotados.  Eran huevos fritos, no duros, pero los he llamado igual.

Más adelante nos los hacía Carmen en los veraneos en Galicia.  Cada vez que los preparo (de Pascuas a Ramos, lo reconozco), me acuerdo mucho de ella porque no son difíciles pero sí laboriosos, y Carmen los hacía para un montón de gente.

Anteayer era el cumpleaños de Rosario (11 años ya, “2 palitos” como le dijo Borja). Y pidió de comida estos huevos encapotados (y una tarta fina de manzana también, pero como se me olvidó hacerle fotos ya escribiré ese post otro día).  Cuando Santi era pequeño también me los pidió un año, pero se equivocó y en vez de “huevos” me pedía “carne”.  Así que compré un redondo, lo asé, corté filetes e hice esta misma receta con “carne”, como él decía.  ¡¡¡Cómo se enfadó!!!  Lloraba diciendo que le había engañado, que esa no era la “carne” que él quería, que quería una que era “blanquita”.  Me costó comprender que se refería a los huevos duros.  Luego se calmó, porque reconoció que la carne también estaba buenísima.

Va la receta.  Doy las cantidades de la bechamel para 9 huevos duros.  Aunque esta vez sólo he hecho 7 porque “éramos pocos para comer”, como dice mi marido.  Con la bechamel que sobró hice unas croquetas de aceituna como las de tía Rocío (en honor a la verdad, las de tía Rocío son bastante mejores!)…  pero esa receta ya la colgaré otro día.

INGREDIENTES:  

  • 9 huevos 
  • Harina, huevo y pan rallado para empanar
  • Aceite de oliva

Para la bechamel:

  • 90 gr de mantequilla
  • 100 gr de harina
  • 1 l de leche
  • Sal, pimienta y nuez moscada

MODO DE HACERLO:

Se hace una bechamel con las cantidades de harina, mantequilla y leche indicadas.  Se cuecen los huevos 10 minutos desde que hierve el agua, se pasan por agua fría y se pelan.   Se corta cada huevo en 3 rodajas.  

Se forra una bandeja con papel de plata y se pinta con aceite de girasol para que se despeguen luego bien.  Con un cucharón pequeño se va poniendo bechamel en la bandeja, se pone encima una rodaja de huevo y se cubre con más bechamel de manera que el huevo quede totalmente cubierto.  Se meten en la nevera un par de horas.

P1120351

Entonces se empanan, pasándolos por harina, huevo batido y pan rallado.  Se van poniendo en un plato, y se vuelven a meter en la nevera unos 15 minutos antes de freirlos.

Se pone abundante aceite en una sartén y se van friendo los huevos con el aceite bastante caliente.  Se escurren bien de aceite y se sirven.

P1120353

Tarta de fresa

p1120350Sigo con los postres.  ¡Ya os habréis dado cuenta de que es lo que más me divierte hacer!  Estuve a punto de colgar la receta ayer, pero era Miércoles de Ceniza, inicio de la Cuaresma y uno de los dos días al año en que los católicos debemos hacer ayuno.  Basta pensar que tienes que ayunar para que tener mucha más hambre de lo normal.  Como para ponerme a escribir una receta de un postre, con lo golosa que soy…  Así que he esperado hasta hoy para redactar esta entrada, ¡soy una cobarde!

Usé hojaldre, pero esta tarta se puede hacer también con masa quebrada, si es casera mejor que mejor, pero es más largo de hacer y el domingo no tenía mucho tiempo.  Va la receta:

INGREDIENTES:

  • 1 lámina de hojaldre
  • Crema pastelera (la receta, aquí)
  • 20 fresas
  • 3 cucharadas de mermelada de fresa
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Mantequilla para untar el molde

MODO DE HACERLO:

Se enciende el horno a 200º.

Se extiende con un rodillo la masa de hojaldre.  Se engrasa un molde con mantequilla, se cubre con el hojaldre y se le ponen garbanzos dentro para que al cocer no se hinche.  (En la foto veréis que también puse judías porque no tenía suficientes garbanzos, pero no es buena idea porque con el calor la cáscara de las judías se desprende y se quedan trocitos pegados al hojaldre que es pesado quitar…  ¡porque hay que quitarlos, claro!).  

Se mete al horno hasta que el hojaldre esté dorado, unos 20 minutos.  Se deja enfriar.

p1120345

Mientras el hojaldre está en el horno se prepara la crema pastelera.  Se deja enfriar en la nevera y se rellena con ella el hojaldre.

Se lavan las fresas y se les corta la parte de las hojas.  Se parten por la mitad, reservando una entera para el centro.  (El domingo se habían puesto malas algunas de las que había comprado y no me dio para poner una fresa bonita en el centro, la tuve que poner fileteada).  Se adorna la tarta con las fresas.

p1120347

Para terminar, se ponen en un cazo las 3 cucharadas de azúcar y las 3 de mermelada, se mezcla bien, se lleva a ebullición y se deja cocer uno o dos minutos.  

Se retira del fuego y se pintan las fresas con esta mermelada clarificada.

Se deja enfriar del todo y se desmolda para servir.

Crema pastelera

P1110232Esta receta ya la he escrito en otra entrada, la del gâteau basque.  Pero como la uso para muchos postres voy a publicarla en una entrada aparte, para así poder poner links de una entrada a otra de manera más fácil.

INGREDIENTES:

  • 1/2 litro de leche + 3 cucharadas
  • 5 cucharadas de azúcar (3+2)
  • 2 cucharadas soperas de maizena
  • 1 cucharada sopera rasa de harina de trigo
  • 3 yemas de huevo
  • cáscara de limón, sin nada de blanco para que no amargue

MODO DE HACERLO:

Se pone el medio litro de leche al fuego con 3 cucharadas de azúcar y la cáscara de limón.  Casi nunca la pongo rallada.  Suelo pelar el limón a tiras y echar 6 tiras en la leche.  Siempre 6, porque luego hay que quitarlas y así no se me olvida ninguna.  

Mientras se calienta, sin que llegue a hervir, se baten bien en un cuenco la maizena y la harina, las 3 yemas, las 3 cucharadas de leche fría y las dos de azúcar que faltan.  Hay que procurar que no queden grumos.

Cuando la leche está caliente, se coge un poco con un cazo y se va echando encima de la mezcla de yemas, muy poco a poco para que no cuajen las yemas.  

Se vuelca todo otra vez en la cacerola y se pone a fuego bajo unos cinco minutos hasta que espese.  Se vierte en un cuenco, o se rellena una manga pastelera,  y se deja enfriar.

natillas-5

Croque-Monsieur

p1120339María me acaba de proponer que clasifique mis recetas del blog con estrellas, o con tenedores, según guste más o menos en casa.  Según esto la receta anterior, la merluza en salsa, tendría muchos menos tenedores que ésta, porque ni a Sol ni a María les gusta el pescado.  En cambio el croque-monsieur les encanta a todos, sobre todo si no le pongo champiñones a la bechamel (¿verdad, Rosario?).  Aunque escriba en varias ocasiones que las comidas no gustan a unos y otros, desde siempre hemos cumplido una regla en casa:  hay que probarlo todo (por lo menos una cucharada), y hay que comer de todo.   

En algunas regiones de Francia un “croque” es una rebanada de pan que se empapa en huevo antes de tostarlo.  En otros lugares, un “croque-monsieur” es simplemente un sándwich mixto a la plancha, o al horno.  No sé cómo sería en su origen, a nosotros nos encanta la versión que tiene bechamel.  Y, si se le pone un huevo a la plancha encima, se convierte en un “croque-Madame” y está delicioso.

Es una receta muy fácil y rápida.  En casa lo solemos comer solo, pero se puede acompañar con una ensalada verde, con patatas fritas…

Va la receta:

INGREDIENTES:

  • Por persona, un par de rebanadas de pan de molde, una loncha de jamón y una de queso emmental (o gouda, o edam, o el que más os guste)
  • Mantequilla
  • Bechamel
  • Queso rallado
  • 1 ó 2 champiñones por persona (opcional)

 

MODO DE HACERLO:

Se tuestan las rebanadas de pan de molde y se hacen sándwiches de jamón y queso con mantequilla.  Para que estén más ricos se les puede quitar la corteza…  aunque, la verdad, yo nunca lo hago.  Se ponen en una fuente de horno.  Se cubren de bechamel y se pone por encima queso emmental para gratinar.  Dos minutos en el horno con el gratinador puesto, y ¡a comer!  

Para la versión con champiñones, se lavan los champiñones y se cortan, se hacen en una sartén con un poco de mantequilla y sal y, cuando estén hechos, se añaden a la bechamel.  O bien se retiran del fuego y se usa la misma sartén para hacer la bechamel.

Si hacéis croque-Madame, ni se os ocurra meterlos a gratinar con el huevo encima, porque se quedaría la yema dura.  Hay que gratinarlos primero, y luego ponerles el huevo por encima.

p1120340

 

 

Merluza en salsa con almejas

p1120334He estado haciendo la lista de las recetas que he colgado por ahora y me he dado cuenta de que son casi todo postres.   No comprendo cómo a la gente le da miedo hacer postres, aunque salga mal, los ingredientes son baratos generalmente.  Mientras que si, por ejemplo, compras un solomillo y te lo cargas” es mucho más oneroso…  

En fin, que aquí va la receta de la merluza.  Lo más caro de este plato  ha sido el puñado de almejas, porque la merluza  era congelada.  Lo suelo hacer con lomos de merluza, pero esta vez lo que tenía eran filetes.  Las gambas también eran congeladas.  Pero las almejas eran gallegas, grandes, mmm!!!  Lo más difícil de este plato es no cocinar en exceso el pescado, pues entonces se queda muy seco.  Si lo vais a hacer de un día para otro, o lo preparáis temprano, se puede quedar incluso el pescado un poco crudo, ya que se acabará de hacer durante el reposo.  Doy la receta para 10 personas.

INGREDIENTES:

  • 2 lomos o 2 filetes de merluza por persona
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de guisantes en lata (opcional)
  • 1/2 paquete de gambas congeladas
  • 20 almejas 
  • 1 cucharada de harina
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1/2 l de caldo de pescado
  • perejil picado
  • Aceite, sal y pimienta blanca

MODO DE HACERLO:

Lo primero que hay que hacer es limpiar las almejas.  Para esto, se ponen en un recipiente con agua fría con sal, bastante sal, como si fuera agua de mar.  Se dejan así durante al menos una hora.

Pasado este tiempo, se abren las almejas: se ponen en una sartén con un poco de agua, se tapan y se espera a que se abran.  Se van sacando de la sartén según se vayan abriendo.  Se cuela el caldito que queda (no sale mucho, pero da sabor) y se reserva para hacer el pescado.

En una sartén o en un cacharro bajo y grande se pocha la cebolla y el ajo con un poco de aceite, hasta que la cebolla esté transparente.  Se añade una cucharada de harina, se da unas vueltas para que se tueste, se vierte el vino blanco y se deja reducir.  Acto seguido se añade el caldo de pescado junto al que habíamos guardado de las almejas  y se deja cociendo a fuego lento mientras preparamos el pescado.

Se salpimenta la merluza y se va poniendo en el cacharro con la piel (si la tiene) hacia abajo.  Si se pueden poner todos los trozos unos al lado de otros mejor, pero a mí no me cabían e hice dos pisos.  Si son lomos, tardarán un poco más en hacerse, los filetes tardaron 10 minutos con el cacharro tapado y el fuego en el número 7 (sobre 9), que en mi cocina equivale a fuego medio.  Cuando faltan 2 minutos, se añaden las gambas que se habrán dejado descongelar previamente (no tienen que cocer mucho porque se quedan muy duras), y las almejas para que cojan un poco de calor.  Se espolvorea todo de perejil picado y, si se quiere, se pueden añadir los guisantes.  Se deja cocer todo junto los 2 ó 3 últimos minutos.  

Este plato se puede dejar preparado y calentarlo cuando se vaya a comer.

p1120333

Tarta de café

p1120145Esta tarta es una de mis preferidas.  Hace ya dos semanas que la hice, pero todavía no había tenido tiempo para descargar las fotos en el ordenador, por eso he esperado para escribir la receta.    Es una de las que están escritas en mi cuaderno, lo que significa que ha recibido la aprobación unánime de toda la familia.

Cuando la hago como postre el fin de semana, utilizo un molde redondo.  Pero la he hecho muchas veces para bautizos o primeras comuniones, y entonces uso un molde rectangular y la corto en trozos para que se pueda comer como un pastel.

Es un poco largo de hacer: primero hay que preparar el bizcocho, y luego dejar que se enfríe para que no se derrita la crema de café al rellenarla.  Vamos, que no es uno de mis postres “expres” de última hora.  Pero no es difícil hacerla.  Algunas veces hago el bizcocho con la receta de las magdalenas de clara de huevo y otros hago una genovesa.  Escribo hoy la receta con el bizcocho genovés, que es el que hice la última vez.  

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
  • 3 huevos
  • el peso de 3 huevovs de azúcar
  • el peso de dos huevos de harina
  • 100 gr de mantequilla derretida
  • un pellizco de sal
  • ralladura de limón (opcional, para la tarta de café no pongo limón)
Para el almíbar:
  • dos cucharadas de agua y dos de azúcar
Para la crema de café:
  • 250 gr de mantequilla
  • 3 yemas
  • 4 cucharadas de azúcar glass2 cucharaditas colmadas de Nescafé
Para adornar:

almendra fileteada tostada (unos 1oogr)

MODO DE HACERLO:

Se prepara primero el bizcocho:  Se separan las yemas de las claras.  Se montan las claras con el pellizco de sal a punto de nieve muy firme.  Se le añaden entonces las yemas y después el azúcar.  Se mueve durante 10 minutos la mezcla sin parar, con una cuchara de madera y siempre hacia el mismo sentido.  Entonces se va añadiendo la harina cucharada a cucharada y, cuando esté toda la harina incorporada, la mantequilla.

Se unta un molde de mantequilla, se vierte la masa y se mete al horno precalentado a 180ª unos 30-45 minutos (se sabe que está hecho cuando se pincha el centro con un alambre y éste sale limpio).  

p1120140Se saca del horno, y se deja en el molde unos 15 minutos antes de desmoldarlo.  Se pone entonces encima de una rejilla para que se enfríe por completo.  Suelo hacer el bizcocho de víspera;  lo conservo envuelto en papel de plata y lo relleno al día siguiente.

Para adornar la tarta, se tuestan las almendras fileteadas en una sartén al fuego, removiendo con cuidado de no romperlas pero sin parar para que no se quemen.  Hay que hacerlo con tiempo también para que les dé tiempo a enfriarse.

p1120138

Cuando se va a rellenar la tarta, si el bizcocho ha salido alto se parte por la mitad para hacer dos pisos.  Esta vez no subió mucho, e hice un bizcocho de un piso sólo.  

Se hace un almíbar claro con el azúcar y el agua:  se pone en un cazo el azúcar y el agua, se diluye bien el azúcar y se pone al fuego.  Cuando empieza a hervir se deja tres o cuatro minutos,y se retira del fuego.  Se empapa el bizcocho con el almíbar (si tiene dos capas se empapan las dos).

Vamos ahora con la crema de café.  Se mezcla la mantequilla blanda con las cucharadas de café y las yemas, y se usa esta mezcla para rellenar la tarta y para cubrirla también por fuera, extendiéndola con una espátula o con un cuchillo por el lado que no tiene filo.  Se puede usar también para esto una manga pastelera.  

p1120144Se adorna pegando la almendra fileteada en los bordes de la tarta y se pone por encima también.  Se mete en la nevera y se deja reposar una hora o dos antes de comer.

p1120146

¡Está buenísima!