Natillas

Hoy toca otra receta dulce, ¡ya lo siento Maca!  La hice en verano, un poco a ojo, para aprovechar las yemas que sobraron de una tarta de limón y de una de queso, y mis hijos me pidieron que escribiera bien las cantidades porque era “la receta de natillas definitiva” (José dixit).  Así que aquí van las cantidades para una familia numerosa.  Para menos gente, se pueden dividir las cantidades por dos.

INGREDIENTES:

  • 1 litro de leche, y un poco más para desleír la maicena
  • 6 yemas
  • 150 gr. de azúcar
  • 40 gr. de maicena
  • 2 ramas de canela

MODO DE HACERLO:

Por un lado, se baten los huevos, se añade un dedo de leche y la maicena.  Se mezcla todo bien hasta que la maicena esté bien incorporada y no tenga grumos.

Por otro lado, se pone la leche a cocer con el azúcar y las ramas de canela.  Cuando esté empezando a hervir (salen burbujitas alrededor del cazo), se separa del fuego.  Se deja infusionar unos minutos y se retiran las ramas de canela.

natillas-1

Con un cucharón, se va echando leche caliente sobre la mezcla de yemas y maicena y se va removiendo.  Es importante hacerlo poco a poco para que las yemas no se cuajen.

natillas-2 Entonces se vuelca esta mezcla sobre el resto de la leche caliente y se vuelve a poner al fuego, suave: no tiene que voler a hervir.  Al principio, está muy líquido y hay espuma en la superficie de las natillas.  Hay que tener paciencia y no dejar de remover con una cuchara de madera.  Al cabo del rato la espuma desaparece, y las natillas habrán espesado.  Ése es el punto bueno.  Otro truco para saber cuándo están hechas es coger un poco de natillas en la cuchara de madera, y pasar el dedo:  si se mantiene una raya sin natillas están ya.  

Se vierten en un bol, se espera a que se enfríen un poco y se meten en la nevera.

En casa les gusta mucho la capa de natillas que se queda cuajada en la superficie cuando se meten en la nevera.  Pero si a vosotros no os gusta, no tenéis más que cubrirlas con papel film tocando la superficie.  Para servirlas, se espolvorean con canela, y se pueden acompañar con galletas María.  Ya siento que se me olvidó hacer la foto de las natillas acabadas.  Ya la colgaré la próxima vez que la haga.

Tarta de chocolate y galletas

P1110337

Me pidió esta receta en verano “Juan Hijo”.  Juan es el segundo, se casó hace un par de años y ya tiene dos niños, Juan y Luis.  Luis acaba de nacer, el 5 de agosto.  “Juan Nieto” cumplía 1 año el 12, de agosto también (sí, se llevan un año menos una semana los dos hermanos, habéis contado bien).  Y su padre le quería hacer la típica tarta de cumpleaños de casa, la de chocolate y galletas.  Y la buscó en el blog…  pero no estaba.  Prometí hacérsela yo (promesa incumplida, porque el mismo día 12 falleció mi padre después de varios meses de lucha contra el cáncer – “el bicho” le llamaba mi abuela – y el pobre nieto se quedó sin tarta.  Pero eso es otra historia.)  El caso es que retomo el blog después de unos meses complicados, de un verano agridulce y en plena vuelta al cole, a petición de mi hijo.

Esta tarta era la que hacían en casa de “Juan Padre” (mi marido, vaya) para los cumpleaños.  Me la pasó mi suegra al poco tiempo de casarme.  Al principio la hacía con galletas Chiquilín, para que saliera rectangular.  Pero…  un día se me habían acabado, y la hice con galletas María.  “¡Mamá!  ¡Qué bonita!  ¡Con forma de flor!”, dijo Sol.  Y desde entonces nunca más usé Chiquilín.

Ahí va la receta, Juan, para la próxima.

INGREDIENTES:

  • 1 huevo
  • 125 gr de mantequilla blanda, pero no derretida
  • 125 de azúcar (mejor glace para que no se note en la mezcla del chocolate, pero se puede utilizar azúcar normal)
  • 200 gr de chocolate negro
  • 2 vasos de leche con dos cucharadas generosas de azúcar, + 1 ó 2 cucharadas de leche para el chocolate
  • 1 paquete de galletas María, o de galletas Chiquilín (si queréis que la tarta sea rectangular;  con las dos sale muy buena)

MODO DE HACERLO:

Separar la yema de la clara y montar la clara a punto de nieve

Derretir el chocolate al baño María con muy poquita leche, y dejar templar.

Mezclar mientras la mantequilla con el azúcar y batir (con la batidora de varillas eléctrica lo hago yo);  añadir la yema y volver a batir.  Añadir el chocolate derretido y mezclar, y por último mezclar con cuidado la clara montada a punto de nieve.

En un cacharro apto para microondas, calentar los dos vasos de leche con las dos cucharadas de azúcar (en la receta de mi suegra la leche no se mezclaba con azúcar sino con dos cucharadas de coñac o ron;  pero como era para los niños, lo cambié).  Si a mitad de tarta se acaba la leche, se calienta otro vaso más con más azúcar.

En la fuente en la que se vaya a servir la tarta, ir colocando las galletas empapadas en la leche, con cuidado de que no se rompan;  encima, una capa de crema de chocolate, y seguir alternando capas de chocolate y galletas (dependiendo del tamaño de la base de la tarta, saldrán 2 o 3 pisos.  en ésta salieron dos).  Hay que acabar con crema de chocolate.

Se deja descansar unas horas en la nevera, se adorna como se quiera y listo.

P1110343

A ver si te sale bien, Juan, ¡ya nos dirás!

 

Pollo asado

P1110508¡Qué horror, cómo pasa el tiempo!  Dos meses hace que no cuelgo ninguna receta…  Los fines de curso son siempre complicados, y el de este año más aún por varios motivos que no vienen al caso.

Tengo hechas las fotos de esta receta desde hace también dos meses.  No hice ninguna del pollo emplatado, o en la bandeja de servir.  Por lo tanto, para variar, va una foto fea, fea, encabezando el artículo.

Suelo hacer dos pollos grandes, porque somos muchos para comer.  Pero la receta es la misma con uno solo.

INGREDIENTES:

  • 1 ó 2 pollos grandes y limpios
  • 1 cebolla
  • 1 manzana
  • el zumo de medio limón
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

MODO DE HACERLO:

Se salpimentan los pollos por dentro y por fuera.  Se les puede poner perejil, tomillo, romero…  Se untan con aceite de oliva por todos lados.  Se parte la cebolla y la manzana en cuartos y se rellenan los pollos con dos cuartos de manzana y dos de cebolla cada uno. Se precalienta el horno a 180 º.

P1110505

Se ponen en la rejilla del horno con las pechugas hacia arriba.  Se meten en el horno en la rejilla, pero con la bandeja de horno debajo para que recoja los jugos del pollo (y pongo un chorrito de agua en la bandeja).

P1110507

Se olvidan los pollos en el horno durante una hora y media.  Para saber si están hechos, se separa la pata y se mira el color de la carne, que no tiene que estar rosa.

Se sacan los pollos del horno cuando estén hechos y se dejan enfriar un poco.

Mientras, se hace la salsa poniendo la bandeja de horno en el fuego y se glasea con el zumo de medio limón .  Se cuela.

P1110509

Se trincha el pollo y se sirve con patatas fritas, o con puré de patatas, o con ensalada…

¡A ver si no tardo tanto en publicar la receta siguiente, esta vez!

 

 

Brownie en microondas

P1110476Me he dado cuenta de que llevo mucho tiempo sin publicar nada, entre unas cosas y otras. Había prometido a las niñas (cuando hablo de “las niñas” me refiero a mis hijas pequeñas) publicar la receta con la que ganaron el concurso de repostería creativa en microondas en el que participaron hace un mes.  Aquí va la receta, copiada del cuaderno de Rosario:

INGREDIENTES:

  • 125 gr de chocolate negro (o 40 gr de negro, 40 de blanco y 4 con leche)
  • 150 gr de azúcar
  • 125 gr de mantequilla
  • 3 huevos
  • 100 gr de harina
  • un chorrito de leche
  • un puñado de nueces (opional)

MODO DE HACERLO:

Derretir el chocolate en el microondas casi al completo.  Cuando este casi derretido le añadimos la mantequilla en trozos y volvemos a dar un toque de microondas para que se derrita del todo.  Mezclamos con las varillas para que se incorporen bien los ingredientes.

P1110469

Aparte vamos a hacer una mezcla con los huevos, la leche y el azúcar, batiendo con unas varillas hasta que consigamos una pasta de color blancuzco;  esta mezcla la agregamos al chocolate y volvemos a batir con las varillas para mezclarlo bien. Añadimos la harina y volvemos a mezclar.

Elegimos un molde apto para microondas, lo untamos de mantequilla y vertemos la mezcla.  

P1110471Metemos en el microondas a 750 W durante 6 minutos.  Lo sacamos y lo pinchamos con una aguja a ver si está ya hecho.

¡YA TIENES TU BROWNIE!

El chocolate lo puedes dividir en tres chocolates, unos 40 gr de cada uno, y te sale un Brownie de tres chocolates, que es la receta con la que ganamos el premio.

Se puede adornar con unas nueces por encima.

Rollitos de ternera

P1110499

El domingo tiré de memoria para preparar la comida.  Este plato lo hacía mi madre cuando éramos pequeños.  Aunque el relleno que le ponía era algo distinto porque ponía también aceitunas.  Pero a mis hijos no les gustan mucho, y los he rellenado sólo de bacon y tortilla. 

Es una receta algo laboriosa, pero el resultado vale la pena.  Si queréis ahorrar tiempo, se pueden cerrar los rollitos con un palillo en lugar de atarlos.

Tenía unos filetes de tapa enormes.  Cada uno lo partí en 3.  Éramos 9 a comer, y usé 8 filetes.  Voy a dar las cantidades que usé el domingo.  Adaptadlas a los comensales que seáis.  Sólo tenía paquete y medio de bacon, y me faltó.    Los últimos los hice con jamón de York.  A la pequeña, Rosario, no le gusta nada el bacon.  Creyó que los de jamón los había hecho especialmente para ella, ¡y se quedó encantada! 

INGREDIENTES:

  • 8 filetes grandes de tapa, finos
  • 2 paquetes de bacon
  • 5 huevos
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • sal, pimienta, perejil. 1 hoja de laurel
  • 1 copa de brandy
  • 750 ml. de caldo

MODO DE HACERLO:

Con los 5 huevos se hace una tortilla plana, y se corta en tiras.

Se quita la parte dura del bacon y se corta cada loncha en dos.

Se corta cada filete en dos o en tres, según lo grandes que sean, y se salpimentan.

Encima de cada filete se ponen dos trozos de bacon y una tira de tortilla.  Se enrollan y se atan para que no se deshagan.

Se pone una cacerola al fuego con aceite, y se doran los rollitos por todos lados.  Se reservan, y en el mismo aceite se rehoga la cebolla y el ajo picados.  

Cuando estén dorados, sin que lleguen a quemarse, se echa el brandy y se espera a que se evapore el alcohol.  Se añade entonces el caldo, la hoja de laurel, perejil y pimienta.  Se deja cocer unos minutos, se vuelven a meter los rollitos en la cazuela y se deja cocer tapado a fuego lento una hora más o menos, hasta que al pinchar la carne se note que está blanda.  Es importante que los rollitos estén todos cubiertos de agua para que no se sequen.  Se vuelven a sacar los rollitos y se les quita la cuerda.  Se pasa la salsa por el chino y se rectifica de sal.  Si ha quedado demasiado líquida, se puede espesar con Maicena.

La salsa se puede servir en salsera aparte, o todo junto (como unas albóndigas).

P1110497

Se puede acompañar con unas patatas fritas, un puré, arroz…  y es contundente.  Así que se puede poner de plato único.

 

 

 

Redondo de ternera

P1110475Unos muy buenos amigos míos heredaron hace ya tiempo una ganadería de toros de lidia.  Al cabo de unos años, acabaron cambiando las reses bravas por vacas limusinas y  vendiendo la carne a sus amigos.  En poco tiempo han montado “un lío” estupendo: ya no sólo venden carne a los amigos, sino que sirven también por Internet, a escuelas de cocina y a restaurantes, han ampliado la gama de productos  a pollos de corral, foie, quesos, productos de cerdo ibérico, especias…  Además proponen recorridos por galerías de arte madrileñas, cenas con pintores, clases de cocina…  Lo último, que yo sepa, es que se han lanzado con “Mardefora” a servir pescado y marisco gallego a domicilio.  Así que, desde hace unos años compramos la carne en  Campocerrado (no dejéis de visitar su página, porque encima cuelgan unas recetas buenísimas para cocinar sus productos).  Llega la carne una vez al mes (filetes, carne picada, carne en tacos y una pieza que va cambiando cada mes), y se puede elegir un lote de 3, 5 u 8 kilos (aunque yo he ampliado el mío, porque somos muchos en casa).  Es comodísimo, pero es que encima la carne es de una calidad extraordinaria.  

Este mes ha llegado un redondo enorme, pesaba más de 3 kilos.  Lo guisé para la comida del domingo.  ,  le hago caso a Maca, que me dijo un día que colgara recetas útiles, “la del redondo, por ejemplo”.   

P1110450

INGREDIENTES:

  • Un redondo de ternera
  • 1 cebolla grande
  • 1 puerro grande o dos pequeños
  • 3 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • un vaso de vino de brandy
  • 1/2 litro de caldo de carne
  • Sal, pimienta, perejil, tomillo
  • Aceite

 

MODO DE HACERLO:

Se corta la cebolla, el puerro y la zanahoria en dados.

Se dora el redondo en aceite caliente por todos lados, y se reserva en un plato.

Se pochan las verduras en el mismo aceite en el que se ha dorado la carne, a fuego lento (si hay demasiado aceite se retira un poco).  Mientras, se salpimenta la carne.  Cuando la verdura esté pochada se añade el brandy, se sube el fuego y se deja que reduzca.  Se añade el caldo de carne, se deja cocer todo junto cinco minutos y se mete otra vez la carne en la olla.  

Se tapa la olla, y se deja cocer a fuego lento.  Se le va dando la vuelta cada media hora. Como mi redondo era enorme, lo he tenido dos horas y media.  Se sabe que está cuando, al pincharlo con una aguja, ésta entra y sale con mucha facilidad. 

Se saca la carne, y se envuelve en papel de plata por lo menos una hora.  Se deja a temperatura ambiente, no en la nevera.  Se pasa la salsa por el pasapurés, se rectifica de sal y, si ha quedado muy líquida, se espesa con un poco de Maicena.

Se corta la carne en rodajas y se sirve con la salsa muy caliente.  Se puede acompañar con patatas fritas, con champiñones, pimientos, guisantes…  El domingo lo hice con maiz, y con espárragos verdes.

¿Y sabéis qué hice con el resto del redondo?  Filetes envueltos en bechamel.  Pero eso es ya otra receta, que colgaré otro día.

Flores de sartén, versión 1

flores

La culpa la tiene el chino.  El enorme “Super Descuento” que hay a dos manzanas de casa.  “Mamá, necesito una cartulina amarilla para el trabajo de Muñoz-Seca” (Rosario).  “Pues yo, un perchero de puerta para cuando me vaya a Poitiers” (María).  “Pues vamos al chino” (Juan).  Y allá que nos vamos a las 6 de la tarde.  En dos minutos localizamos la percha de la puerta para María, y 30 segundos más tarde la cartulina amarilla de Rosario.  Y nos ponemos a dar una vuelta, Juan por la ferretería y las cosas de jardinería, las niñas y yo por los cacharros de cocina, los moldes para galletas, para cupcakes, para tartas con formas de osito, de corazón, de rosa…  De repente oigo:  “Enséñaselo a mamá, si le gusta lo compramos, total, por dos euros…”  Y cuando me doy la vuelta, veo esto: 

“¡Ay!  ¡Lah flóre!”, pienso (con acento andaluz), acordándome de la primera vez que las compramos en Vilches, en un supermercado.  El grito lo pegó la cajera;  ella misma nos las acababa de envolver cuidadosamente para que no se rompieran, y uno de mis hijos, con las prisas típicas de ir metiendo en bolsas lo que ya había pasado por la caja (familia numerosa, compra para una semana entera en el campo, supermercado pequeño, cajera parsimoniosa…  ¡y cola detrás nuestro que casi daba la vuelta a la manzana!), estuvo a puntito de embolsar “lah flóre” y echarlas al carrito sin ningún cuidado.  Y de destrozarlas, claro.  Con el consiguiente disgusto de la cajera:  “¡Ay!  ¡Lah flóre!”

Vuelvo al presente.  Un cuarto de hora después del hallazgo de las niñas entramos en casa con nuestro flamante hierro para flores, y con Rosario dispuesta a buscar la receta y a hacerlas de postre para la cena (María tenía que acabar los deberes).   En menos de dos minutos había encontrado la receta (en “directoalpaladar.com”), había puesto todos los ingredientes encima de la mesa y estaba esperando a que le bajara un cuenco para empezar.  Para variar, cambiamos la receta:  no teníamos naranja,  y pusimos ralladura de limón;  y tampoco pusimos las dos cucharadas de anís que tenía la receta original sino un poco más de leche.  Manos a la obra:

INGREDIENTES:

  • 250 ml de leche
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • ralladura de limón
  • 200 gr de harina
  • aceite de girasol para freir
  • azúcar y canela para espolvorear por encima

 

MODO DE HACERLO:

Se bate el huevo con la pizca de sal.  Se añade la ralladura de limón, la leche, y finalmente la harina tamizándola con un colador para que no queden grumos.  Se deja reposar la masa 20 minutos, tapada.  

P1110478

Se pone entonces abundante aceite en un cacharro o una sartén honda (las flores tienen que flotar en el aceite) y se pone el aceite a calentar con el hierro para las flores dentro.  Esto es importante, para que la masa se adhiera bien al molde primero, y se desprendan las flores al freirse después.

P1110479

Cuando el molde está muy caliente, se introduce el molde en la masa (no tiene que llegar la masa hasta arriba, porque sino no se desprenderá del molde), se escurre un poco y se mete en el aceite.  En teoría, sacudiendo un poco el molde se desprende la flor, pero yo he tenido que usar un cuchillito de punta redonda para despegarla del todo.  A lo mejor porque el molde era nuevo, o porque no lo he dejado calentar lo suficiente, no sé.  Entre María y Rosario han ido haciendo las flores y metiéndolas en el aceite, yo las despegaba y las sacaba, y ellas las espolvoreaban con azúcar y canela.  Trabajo en equipo.  Hay que sacar las flores cuando están doraditas, y hay que dejarlas en un papel absorbente antes de espolvorearlas.

P1110480

Para ser la primera vez que hacemos flores, han quedado muy ricas.  Pero hay que mejorar la receta (o la manera de freírlas, no sé), porque no han quedado todo lo crujientes que deberían, ni tan frágiles como las que compramos en Vilches.  “¡Ay!  ¡Lah flóre!”