Rodaballo al horno

P1120542Ayer era nuestro aniversario: 29 años llevamos casados Juan y yo.  Día de acción de gracias a Dios.  Y de “comida especial”.  Nos fuimos a la compra a ver qué veíamos, y en la pescadería tenían unos rodaballos con una pinta buenísima.  Nos hicimos con uno de casi dos kilos, unas nécoras (“señora, no se lleve mejillones que son muy pequeños”), unas gambitas, y a casa a preparar la comida.  Tras una búsqueda por varias páginas de recetas (suelo hacer siempre lo mismo:  leo varias recetas y cojo lo que me convence de cada una de ellas), me puse manos a la obra.

INGREDIENTES:

  • Un rodaballo de unos dos kilos
  • 2 cebollas
  • 5 ó 6 patatas
  • 2 rodajas de limón
  • 1 manojo de perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3 dientes de ajo
  • 1/4 vaso de vinagre
  • Sal y pimienta

Modo de hacerlo:

Lo primero es preparar una “cama” para el rodaballo.  Para eso, se cortan las cebollas en juliana fina, y se pochan en un poco de aceite de oliva.  No tienen que quedar muy hechas, pues acabarán de hacerse en el horno.  Poner la cebolla en el centro de una bandeja de horno.

Mientras se pocha la cebolla, pelar las patatas y cortarlas en rodajas de medio centrimetro de ancho, aproximadamente.  Salarlas y freírlas en la misma sartén que la cebolla, añadiendo un poco más de aceite.  Para las patatas, lo mismo que para las cebollas:  se trata únicamente de que empiecen a hacerse un poco, pero acaban de hacerse en el horno, por lo que estarán en 5 minutos con el fuego fuerte, pero no a tope (en el 7 y medio sobre 9 las hice yo).  Poner las patatas, bien escurridas, alrededor de la cebolla.

Al comprar el rodaballo, pedir al pescadero que lo prepare para hacer en el horno (que le corte los lados y la cola, y que le quite las agallas).  Limpiarlo con agua, secarlo, salarlo, hacerle unos cortes arriba para meter dentro medias rodajas de limón y ponerlo en la bandeja, encima de la cama de cebolla y patata.

P1120535

Picar muy fino el perejil, mezclarlo con medio vaso de aceite escaso y verterlo por encima del rodaballo y las patatas.  Añadir el vaso de vino blanco y un cuarto de vaso de agua.

P1120536

Meterlo al horno, a media altura, a 180º.  Se calcula 30 minutos por kilo.  El mío pesaba 1kg 800gr, y estuvo 50 minutos en el horno.  Sacar el rodballo del horno

Partir el ajo en láminas y freírlo en aceite.  Cuando empieza a dorarse, volcar el vinagre (cuidado, ¡salpica mucho!) y cuando deja de salpicar retirarlo del fuego.  Verterlo por encima del rodaballo, y ¡a comer!

P1120538

 

 

Anuncios

Merluza en salsa con almejas

p1120334He estado haciendo la lista de las recetas que he colgado por ahora y me he dado cuenta de que son casi todo postres.   No comprendo cómo a la gente le da miedo hacer postres, aunque salga mal, los ingredientes son baratos generalmente.  Mientras que si, por ejemplo, compras un solomillo y te lo cargas” es mucho más oneroso…  

En fin, que aquí va la receta de la merluza.  Lo más caro de este plato  ha sido el puñado de almejas, porque la merluza  era congelada.  Lo suelo hacer con lomos de merluza, pero esta vez lo que tenía eran filetes.  Las gambas también eran congeladas.  Pero las almejas eran gallegas, grandes, mmm!!!  Lo más difícil de este plato es no cocinar en exceso el pescado, pues entonces se queda muy seco.  Si lo vais a hacer de un día para otro, o lo preparáis temprano, se puede quedar incluso el pescado un poco crudo, ya que se acabará de hacer durante el reposo.  Doy la receta para 10 personas.

INGREDIENTES:

  • 2 lomos o 2 filetes de merluza por persona
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de guisantes en lata (opcional)
  • 1/2 paquete de gambas congeladas
  • 20 almejas 
  • 1 cucharada de harina
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1/2 l de caldo de pescado
  • perejil picado
  • Aceite, sal y pimienta blanca

MODO DE HACERLO:

Lo primero que hay que hacer es limpiar las almejas.  Para esto, se ponen en un recipiente con agua fría con sal, bastante sal, como si fuera agua de mar.  Se dejan así durante al menos una hora.

Pasado este tiempo, se abren las almejas: se ponen en una sartén con un poco de agua, se tapan y se espera a que se abran.  Se van sacando de la sartén según se vayan abriendo.  Se cuela el caldito que queda (no sale mucho, pero da sabor) y se reserva para hacer el pescado.

En una sartén o en un cacharro bajo y grande se pocha la cebolla y el ajo con un poco de aceite, hasta que la cebolla esté transparente.  Se añade una cucharada de harina, se da unas vueltas para que se tueste, se vierte el vino blanco y se deja reducir.  Acto seguido se añade el caldo de pescado junto al que habíamos guardado de las almejas  y se deja cociendo a fuego lento mientras preparamos el pescado.

Se salpimenta la merluza y se va poniendo en el cacharro con la piel (si la tiene) hacia abajo.  Si se pueden poner todos los trozos unos al lado de otros mejor, pero a mí no me cabían e hice dos pisos.  Si son lomos, tardarán un poco más en hacerse, los filetes tardaron 10 minutos con el cacharro tapado y el fuego en el número 7 (sobre 9), que en mi cocina equivale a fuego medio.  Cuando faltan 2 minutos, se añaden las gambas que se habrán dejado descongelar previamente (no tienen que cocer mucho porque se quedan muy duras), y las almejas para que cojan un poco de calor.  Se espolvorea todo de perejil picado y, si se quiere, se pueden añadir los guisantes.  Se deja cocer todo junto los 2 ó 3 últimos minutos.  

Este plato se puede dejar preparado y calentarlo cuando se vaya a comer.

p1120333