Tarta fina de manzana

P1120393Esta vez he hecho trampa, he repetido receta.  Santi, te debía una tarta de cumple y aquí está…  aunque a distancia y diez días más tarde, jajaja!!!  No la puedes catar desde Sanse, ya siento.  Pero no te preocupes, que cuando vuelvas te haré otra.  Pantxineta o así, que manzanas puede que no apetezcan mucho…  Mientras, hemos disfrutado el resto de tu tarta de cumple y te hemos echado muuuuuuucho de menos.

Es muy fácil y muy rápida de hacer.   Y está buenísima.  Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • 1 plancha de hojaldre
  • 4 manzanas golden
  • 1 huevo
  • un poco de harina para extender la masa
  • medio bote de mermelada de albaricoque
  • 2 cucharadas de azúcar

MODO DE HACERLO:

Sacar la masa de hojaldre media hora antes de la nevera (no mucho más para que no se reseque).

Encender el horno a precalentar a 200º.

Enharinar una superficie, y extender la masa de hojaldre hasta que quede muy fina con la ayuda de un rodillo.  A mi me queda más o menos del tamaño de la bandeja del horno. Pincharla para que no se hinche al cocer y ponerla encima de papel de horno en la bandeja.

Descorazonar y pelar las manzanas, y cortarlas a rodajas.  Las rodajas no deben ser muy gordas, pero tampoco excesivamente finas.   Cubrir la masa con las rodajas de manzana.

  Como la hago rectangular, la manzana la pongo en línea.  Pero si usáis hojaldre con forma redonda las podéis poner alrededor de la masa.   Hay que dejar uno o dos centímetros desde el borde, por los 4 lados.  Cuando acabéis de poner la manzana se dobla hacia dentro para rematar la tarta.  Se pinta este borde con huevo batido, y se mete al horno hasta que el hojaldre esté dorado y la manzana blanda (unos 20-30 minutos), con el horno a 200º.

P1120386

Sacarla del horno, y dejarla enfriar unos minutos.  

P1120388Mientras, se pone al fuego la mermelada de albaricoque con el azúcar bien mezclado y se deja hasta que hierve dos minutos, removiendo con una cuchara de palo.

Se pinta la manzana con esta mermelada y ya está.   Tengo varias brochas, algunas de las modernas de silicona.  Pero para pintar esta tarta prefiero la “brocha gorda” de toda la vida, manías que tiene una.  Como la de batir los huevos en los platos de porcelana blancos con un bordecito azul como los que había en mi casa cuando era pequeña, y que dan mucha grima a toda la familia…  pero eso es otra historia.

Aquí está la tarta acabada:

P1120394

Ya no hay más que pasarla con cuidado a una fuente “tamaño baño” como decía mi abuelo (grande, vamos).  No tengáis miedo que no se rompe,  hay que separarla primero con cuidado del papel, con una espátula larga por ejemplo (o con un cuchillo largo, por la parte que no corta).  Luego se sujeta con una mano la tarta, y con la otra se tira del papel para quitarlo.  Y se puede pasar a la fuente haciéndola resbalar de una a otra, o con las manos por las buenas.

Está muy buena sola, pero se puede acompañar con nata, helado, unas natillas claritas… 

 

Anuncios

Pavo asado con puré de manzanas

pavo

Este año ha sido la primera vez que he preparado yo la comida de Navidad.  Éramos casi 30, y el primer stress fue saber cuánto pavo tenía que comprar.  Gracias a uno de los dependientes del supermercado, que nos orientó sobre los kilos de pavo que compró él el año pasado para su familia, calculamos Juan y yo que con un pavo de 6 kilos y medio y unas pechugas que compramos aparte habría suficiente.

Segundo stress:  mi madre lleva más de 30 años preparando el pavo en Navidad, y antes que ella mi abuela (la receta original es suya).  Imposible superarlas, pues.  Pero por lo menos, Dios mío, ¡que no lo queme, ni lo deje crudo!

Tercer stress (éste, de Juan): “El pavo no te cabe en el horno”.   El carnicero lo tranquilizó: “¿Es un horno normal?, no se preocupe” y ¡zas!, le cortó la punta de las patas.  “Ahora ya sí le cabe”.

Con todos los ingredientes me puse manos a la obra el sábado por la mañana.  Con más miedo que vergüenza.  Y con la inestimable ayuda de mi cuñada María – que me dio buenos consejos sobre los tiempos de asado y  qué hacer si se me quedaba crudo- y de mi madre, que me contó los cambios que había hecho ella a la receta original.  Salió muy bueno.  

Copio casi literalmente la receta de mi abuela, “casi” porque hice algunas cosas distintas, después de oir los consejos de mi madre y de María.

INGREDIENTES:

  • 1 pavo limpio para asar
  • una bolsita de ciruelas pasas sin hueso
  • 2 manzanas reineta
  • 2 ó 3 cebollas
  • 1 vasito de jerez
  • 200 gr de mantequilla, + unos 20 gr más
  • 3 ó 4 cucharadas de aceite frito

Para el puré de manzanas:

  • 8 manzanas reineta
  • 1  vaso de azúcar
  • 1 vaso y medio de agua

 

MODO DE HACERLO:

Calculo una hora por kilo o tal vez un poco menos si el pavo es muy grande.  Mi madre escribió “6 kilos=4 horas”,  en la receta, y es el tiempo que lo he tenido yo en el horno. 

Salarlo por dentro y meterle un buen trozo de mantequilla (200 gr ), manzanas reinetas en trozos (sin pelar) y ciruelas pasas  (un puñado).

Salarlo por fuera y untarlo todo con mantequilla (con los 20 gr extras).  

 Bañar bien el pavo con aceite frito (yo lo he hecho con aceite de freir patatas; pero si no, se puede bañar con aceite de oliva por las buenas) y ponerlo en una fuente de horno.  Verter medio vaso de agua en la fuente y meter al horno al principio fuerte (220 º);  bajarlo a 180º al cabo de una hora más o menos.

Ir bañando el pavo de vez en cuando con su salsa, durante todo el tiempo de asado.  Al cabo de unas dos horas, añadir las cebollas peladas y partidas en pedazos a la fuente del horno, junto con el resto de ciruelas de la bolsa.

Cuando el pavo está muy dorado por fuera, cubrirlo bien con papel de aluminio.  A las 3 horas, volver a bajar un poco el horno (a 160º).  Se sabe que está hecho cuando al pincharlo con una aguja en el muslo sale juguito blanco.  Cuando está hecho, pero antes de sacarlo, se rocía con el vasito de jerez (“de jerez bueno”, escribía mi abuela).

Se saca el pavo del  horno y se espera a que se enfríe un poco.  Se vacía del relleno para trincharlo.  Arovechar el relleno si se quiere (Aprovecho las ciruelas para pasarlas con la salsa, pero no aprovecho las manzanas).  Trincharlo en caliente es mucho más fácil que hacerlo en frío .  Se cortan en filetes tanto las pechugas como las patas (aunque obviamente los filetes de pata son mucho más pequeños).

Poner la fuente de horno en el fuego para desglasarla, añadiéndole un poco de agua hirviendo para ayudar a rebañar bien la grasa pegada a la fuente del horno. Quitar la cebolla y las ciruelas, colar la salsa para quitarle impurezas y pasar por un pasapurés las ciruelas y las cebollas (y añadirlas a la salsa, claro).  

  Para el puré de manzanas, pelar y cortar las manzanas en cuartos y ponerlas a cocer 10 minutos (desde que empieza a hervir) con el vaso de azúcar y el vaso y medio de agua.  Pasar por un pasapurés.  Servir caliente.

pure_de_manzana

Esta vez las fotos no son mías, eso que salís ganando, ¡jajaja!   Se me olvidó ir haciendo fotos…  La del pavo es de la página “cocinas del mundo” de actualidadviajes.com (pero vamos, que mi pavo era igualito a éste), y la del puré de manzana de freeimages.com.

Después asé las pechugas que compré aparte, con la misma receta (salar, embadurnar de mantequilla, rociar con aceite).  Pero esta vez puse las cebollas y las ciruelas desde el principio, hice una cama para las pechugas con manzana y ciruelas y las regué con el jerez a la media hora de estar en el horno.  Las tuve una hora, a 180 º, y salieron muy buenas y jugosas.

 

 

 

Crumble de manzana

p1110961El viernes celebramos el santo de Rosario y el cumpleaños de María.  Ya he contado en alguna entrada que en casa hay una norma:  los que cumplen años o celebran santo eligen comida y postre.  Como esta vez son dos juntas, y además son las pequeñas, llevan días eligiendo platos.  Uno de ellos es éste crumble de manzana que hemos tomado hoy de postre.  María me ha ayudado a quitar el corazón a las manzanas (le encanta usar el aparatito que tengo para hacerlo), y Rosario las ha partido.  Normalmente las parto en trozos, pero Rosario las ha partido hoy en rodajas gordas.  La forma no importa mucho.  Les ha encantado;  Javi incluso ha sugerido instaurar el “mes del crumble”, cambiando la fruta cada día.  La verdad es que se puede hacer con fresas, frutas del bosque, pera, añadirle pasas y piñones a la manzana, mezclar manzana con frambuesas (éste nos lo dio un día Ana, una amiga nuestra, y estaba buenísimo), en algún libro he visto un crumble de plátano,  y en una página web uno de pimiento con romero…  ¡La imaginación al poder!  Vamos con la receta:  

INGREDIENTES:

  • 4 ó 5 manzanas
  • 150 gr de harina
  • 100 gr de mantequilla blanda
  • 200 gr de azúcar

p1110953

MODO DE HACERLO:

Se mezcla en un bol, a mano y sin amasar, con la punta de los dedos, los 150 gr de harina con los 100 de mantequilla blanda y 100 gr de azúcar.  Tiene que quedar como una arena gorda.  Se mete a la nevera 10 minutos.

p1110956

Se enciende el horno, para precalentarlo, a 180 º.

Mientras, se prepara la manzana:  se pela, y se corta en trozos.  Se ponen en una fuente de horno y se espolvorea con los 100 gr de azúcar restantes.

A los 10 minutos, se saca la harina de la nevera y se cubre con ella la manzana.

p1110958

Se mete al horno unos 35 minutos, hasta que esté dorado (hoy lo he tenido que sacar un poco antes de que se quedara bien dorado, porque era tarde e íbamos a comer ya).  Se come caliente, y se puede acompañar con nata líquida, con salsa de fresa, con helado de vainilla…

p1110959

Para variar, mis fotos no son muy buenas…  ¡pero el crumble sí lo es!

 

Bizcocho de manzana

20160105_092829¿Sabéis esas recetas que están escritas en los paquetes de azúcar o de hojaldre congelado, por ejemplo?  Esas que nunca hago.  Pues la receta de hoy es la excepción:  la saqué de un paquete de azúcar moreno.  Y fue todo un éxito.  Tanto, que se ganó su puesto en mi cuaderno de recetas, el que aparece de fondo y como logo del blog, el que me regaló mi hija mayor por el día de la madre hace un montón de años y al que no le quedan muchas páginas libres ya. No vayáis a creer que todas las recetas que hago merecen ese honor, sino que hay una dura y reñida votación previa, en la que la receta en cuestión tiene que conseguir la mayoría absoluta;  más o menos como sigue:  

– ¿Os ha gustado este postre?

– ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Síííííííííí´!!!!!!!!!  

– ¿Para repetir?  

– ¡¡¡¡¡¡¡¡¡Síííííííííí´!!!!!!!!!  

Sólo así escribo las recetas nuevas en mi cuaderno.

Mañana, víspera de la Epifanía, suelen venir nuestros vecinos y a veces algunos amigos o familiares a merendar después de la cabalgata.  Haré roscones (pero esa receta no la voy a colgar, porque es la del libro de  Thermomix tal cual).  Y hoy, por si mañana no me da tiempo, he preparado el bizcocho de manzana.  Ahí va la receta, que es una variante del típico (o “mítico”, que dirían mis hijos) bizcocho de yogur.  Se vierte primero el yogur, y luego se usa el recipiente como medida.  Así no hace falta peso, ¡gracias a Dios!, porque al mío se le han gastado las pilas y todavía no las he repuesto.

INGREDIENTES:

  • 1 yogur natural
  • 1 medida de aceite de girasol
  • 1 medida de azúcar moreno (si no tenéis moreno, se puede usar azúcar normal)
  • 3 medidas de harina
  • 1/2 sobre de levadura
  • 3 huevos
  • 2 manzanas

MODO DE HACERLO:

Mezclar en un cuenco el yogur, el aceite, la harina y el azúcar.  Aparte se baten los huevos, y se añaden a la mezcla anterior.  Batirla con la batidora (sí, con la “turmix” de toda la vida).  Añadir entonces la levadura, y mezclar con cuidado.  Y por último, añadir las manzanas peladas, sin corazón y partidas en láminas finas.

CAM00747

Encender el horno a 200º.  Mientras se calienta, untar un molde de cake con mantequilla y enharinarlo (si el molde es de silicona, saltaos este paso).  Verter la masa en el molde, bajar el horno a 180º y hornear el bizcocho unos 45 minutos.  

CAM00750Para saber si está hecho, se pincha con una aguja que tiene que salir limpia.  Si veis que está muy tostado por fuera, pero sigue crudo por dentro, tapad con un papel de plata y se hará del todo en unos 5 minutos.

bizcocho2CAM00758