Rollos de jamón y queso

P1120444

Otra receta muy fácil, y muy buena.  La versión salada de los “cinnamon rolls” que copan las páginas de Pinterest.  La receta original tenía mostaza untada en el hojaldre, pero yo no le he puesto :  no le gusta a todo el mundo en casa. Pensé que se quedaría muy seco, pero no.  Se puede hacer también con queso ricotta,  espinacas y pasas, con pimientos pochados y atún bueno…  

Suelo hacerlos de cena, con una buena ensalada, porque se hace muy rápido.  Va la receta:

INGREDIENTES:

  • 1 plancha de hojaldre
  • 9 lonchas de jamón cuadradas
  • 9 lonchas de queso cuadradas
  • queso emmental rallado
  • 1 huevo para pintar, o unos 50 gr de mantequilla derretida

MODO DE HACERLO:

Se extiende la plancha de hojaldre, dejando debajo el papel sobre el que está enrollado.  Se pincha toda la superficie con un tenedor, y se cubre con el jamón primero, el queso en lonchas por encima y finalmente el queso rallado.

Hay que dejar el relleno a uno o dos centímetros de uno de los bordes, para enrollarlo más fácil.

Se enrolla con la ayuda del papel, hacia el lado en el que hemos dejado hojaldre sin cubrir de relleno.

Se corta en lonchas de un algo más de un dedo de ancho, con un cuchillo afilado sin sierra.

P1120438

Se pinta una fuente de horno con mantequilla para evitar que se peguen los rollos, y se disponen éstos en la fuente.

Se pintan con huevo batido o con mantequilla derretida (los de la foto están con mantequilla, no me quedaban huevos en la nevera) y se meten al horno a 180 grados unos veinte minutos, o hasta que estén los rollos dorados y el queso fundido.

Y…  ¡A comer!

P1120443

Bollitos de brioche con camembert

P1120424

De vez en cuando estoy falta de ideas, y en esos casos Pinterest es de gran ayuda.  Voy guardando en mis tableros las recetas que me parecen buenas (cuando tengo tiempo de meterme en Pinterest, que suele ser una vez al mes, o cada dos meses…).  Y cuando no se me ocurre qué hacer de cena por ejemplo, o de aperitivo los domingos, busco en mi tablero  para coger ideas.   Suelo adaptar las recetas al gusto de casa.  En la receta de hoy, por ejemplo, los brioches estaban rellenos unos de ajo, otros de membrillo, otros de frutos rojos…  Pero yo no los he rellenado con nada.  También he cambiado la receta del brioche:  en vez de usar la de la página original  lo hice una vez con la receta de mi libro de Thermomix, y a mis hijos les gustó más.  Es largo de hacer, porque hay que dejar la masa levando primero una hora, y luego otra más, más el tiempo de horno y el de hacer los bollitos…  se tarda unas tres horas en total.  Empecé a hacerlo el domingo a las 10 y media, y así lo tomamos recién salido del horno.  Se puede poner más queso fundido aparte, porque para esta cantidad de bollitos se queda corto.  Aunque si sobran, para el desayuno o la merienda con mantequilla y mermelada están riquísimos.  Va la receta:

INGREDIENTES:

Para la masa de brioche:

  • 90 gr de leche
  • 25 – 30 gr de levadura de panadero
  • 4 huevos 
  • 500 gr de harina de fuerza
  • 60 gr de azúcar
  • 10 gr de sal
  • 100 gr de mantequilla blanda en trozos
  • 1 queso camembert
  • tomillo y semillas de amapola (opcional)

MODO DE HACERLO:

En el vaso de la Thermomix, poner la leche y programar 30 segundos, 37º, velocidad 1.  Añadir la levadura desmenuzada y programar 10 segundos velocidad 3 para que se mezcle bien la levadura con la leche.

Añadir entonces los huevos, la harina, el azúcar y la sal y programar 30 segundos, velocidad 6.  Se amasa entonces programando 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.  

Programar otros 2 minutos a velocidad espiga e ir añadiendo la mantequilla blanda en trozos por el bocal.  Dejar reposar una hora en el vaso de la Thermomix, hasta que salga la masa por arriba.  Al cabo de la hora, bajar la masa con la espátula y volver a amasar a velocidad espiga un minuto.

Enharinar la mesa o la encimera, volcar la masa y amasarla 2 ó 3 minutos, haciendo una bola.  Dividirla en dos trozos, uno de ellos algo más grande que el otro.  Hacer con cada mitad un cilindro para que sea más fácil hacer porciones más o menos iguales.  Formar bollitos con cada una de ellas.  La porción más pequeña de masa servirá para los bollitos de alrededor del queso, y la mayor para el círculo exterior.

En este blog, Directo al paladar, tenéis fotos del proceso de hacer la masa.

En una bandeja de horno forrada con papel, poner en el centro la caja del queso camembert si es de madera.  Si es de papel (como la mía del otro día), sustituirla por una fuente de barro como las de los huevos al plato, por ejemplo.  Poner los bollitos alrededor, en dos filas, dejando unos 0,5 cm desde la fuente y también entre ellos porque hay que volver a dejarlos levar y necesitan espacio.  Volver a dejar reposar la masa hasta que doble el volumen durante otra hora, en un lugar templado y sin corrientes de aire.

Pasado ese tiempo, precalentar el horno a 180º.   Pintar los bollitos con huevo batido muy suavemente, para que no se baje la masa.  Espolvorear con tomillo y semillas de amapola y meter al horno.  Tendrá que estar unos 40 – 45 miutos.  Quitar con un cuchillo la tapa de arriba del queso camembert.  A la media hora, sacar la bandeja del horno, poner el queso camembert en su caja o en la fuente que pusimos en el centro y volver a meter hasta que los bollitos estén dorados y el queso derretido.  Dejar enfriar unos minutos, ¡y a comer!

Tarta de queso

P1120412

¡¡No tengo colgada ninguna tarta de queso!!  ¡Con lo que me gustan!  A decir verdad, no me gustan todas.  Cuando me ofrecen en algún restaurante gallego tarta de queso de postre, siempre pregunto si es “fría” o “caliente”.  Si me contestan que fría, de ésas que tienen mermelada por encima, no la pido porque es precisamente la que no me gusta:  ¡es todo gelatina!  Y no sólo en la capa roja que la cubre, también suele haber exceso de gelatina en la capa de queso, para que cuaje bien en la nevera (por eso es “fría”, porque se hace sin horno).  La caliente, en cambio, es espectacular. 

Por la foto, la receta de hoy parece la tarta fría:  tiene galleta en la base, mermelada por encima…  Pero en realidad la hago en el horno.  Y no lleva nada de gelatina.  Es una receta que hacen en casa de mi madre y es la preferida de José.   Como el día de su santo estaba en Tánger con sus amigos le he hecho su tarta este fin de semana.  No me enrollo más, voy con la receta:

INGREDIENTES:

  • 1 paquete de galletas, “María” o “Digestive” (según lo que os guste más)
  • 150 g de mantequilla 
  • 250 g de queso de untar tipo Philadelphia
  • 400 g de leche condensada
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón
  • 2 ó 3 cucharadas de mermelada de fresa
  • 1 cucharada de azúcar.

 

MODO DE HACERLO:

Se derrite la mantequilla y se reserva.  Se engrasa un poco un molde por abajo y por las paredes también.  

Se muele el paquete de galletas.  Yo lo he hecho en la Thermomix, pero se puede hacer en un vaso de batidora normal (teniendo la precaución de tapar la boca del vaso, alrededor del eje de la batidora, con un trapo limpio para que no salten las miguitas por toda la cocina).  

Se mezclan las galletas con la mantequilla derretida.

P1120397 

Y se forra con la mezcla la base de un molde intentando que quede la superficie lo más lisa posible.  Se mete un rato en la nevera, unos 10 ó 15 minutos.

P1120398

Se precalienta el horno a 180º.

Mientras se hace la mezcla del queso, el zumo y la leche condensada, poniendo ambos ingredientes en el mismo vaso en el que habéis molido las galletas.  Queda una cremita blanca no muy espesa.

Se vierte la mezcla de queso encima de la galleta, y se mete al horno 25 minutos (o hasta que pinchando la tarta con una aguja, ésta salga limpia).

P1120401

Se mezcla en un cazo la mermelada con el azúcar y se deja hervir unos dos minutos.  Con esta mermelada se pinta la superficie de la tarta (como véis, la capa de mermelada que pongo no es muy espesa, lo que me gusta es el queso, jeje).

P1120402

Se deja enfriar primero a temperatura ambiente y se mete luego en la nevera hasta una media hora antes de tomarla.   Está muy buena de un día para otro.

 

Croque-Monsieur

p1120339María me acaba de proponer que clasifique mis recetas del blog con estrellas, o con tenedores, según guste más o menos en casa.  Según esto la receta anterior, la merluza en salsa, tendría muchos menos tenedores que ésta, porque ni a Sol ni a María les gusta el pescado.  En cambio el croque-monsieur les encanta a todos, sobre todo si no le pongo champiñones a la bechamel (¿verdad, Rosario?).  Aunque escriba en varias ocasiones que las comidas no gustan a unos y otros, desde siempre hemos cumplido una regla en casa:  hay que probarlo todo (por lo menos una cucharada), y hay que comer de todo.   

En algunas regiones de Francia un “croque” es una rebanada de pan que se empapa en huevo antes de tostarlo.  En otros lugares, un “croque-monsieur” es simplemente un sándwich mixto a la plancha, o al horno.  No sé cómo sería en su origen, a nosotros nos encanta la versión que tiene bechamel.  Y, si se le pone un huevo a la plancha encima, se convierte en un “croque-Madame” y está delicioso.

Es una receta muy fácil y rápida.  En casa lo solemos comer solo, pero se puede acompañar con una ensalada verde, con patatas fritas…

Va la receta:

INGREDIENTES:

  • Por persona, un par de rebanadas de pan de molde, una loncha de jamón y una de queso emmental (o gouda, o edam, o el que más os guste)
  • Mantequilla
  • Bechamel
  • Queso rallado
  • 1 ó 2 champiñones por persona (opcional)

 

MODO DE HACERLO:

Se tuestan las rebanadas de pan de molde y se hacen sándwiches de jamón y queso con mantequilla.  Para que estén más ricos se les puede quitar la corteza…  aunque, la verdad, yo nunca lo hago.  Se ponen en una fuente de horno.  Se cubren de bechamel y se pone por encima queso emmental para gratinar.  Dos minutos en el horno con el gratinador puesto, y ¡a comer!  

Para la versión con champiñones, se lavan los champiñones y se cortan, se hacen en una sartén con un poco de mantequilla y sal y, cuando estén hechos, se añaden a la bechamel.  O bien se retiran del fuego y se usa la misma sartén para hacer la bechamel.

Si hacéis croque-Madame, ni se os ocurra meterlos a gratinar con el huevo encima, porque se quedaría la yema dura.  Hay que gratinarlos primero, y luego ponerles el huevo por encima.

p1120340

 

 

Patatas rellenas de jamón y queso

p1120315Hoy éramos “muy pocos” para comer,  6:  Santi ya se ha vuelto a San Sebastián y Rosario se ha ido a pasar el fin de semana en el campo con Maca.  No he tardado nada en hacer la comida, ¡sólo una hora!  Entre otras cosas he preparado unas patatas rellenas de jamón y queso azul, una receta facilísima y muy rica.  Doy las cantidades para 6 personas, “sólo”:

INGREDIENTES:

  • 6 patatas medianas
  • 100 gr de jamón de york
  • 100 gr de queso azul
  • 1 vaso de leche Ideal (se puede usar nata también)
  • Sal y pimienta
  • Queso rallado y un poco de mantequilla para gratinar

MODO DE HACERLO:

Se lavan las patatas y se ponen a cocer en agua con sal hasta que estén hechas (entre 20 y 30 minutos).

Mientras se cuecen, se parte el queso azul y el jamón de york en trozos.

Cuando las patatas están cocidas, se parten por la mitad y se vacían con una cuchara o una puntilla, reservando la patata que vamos sacando en un cuenco.  

Se salpimenta y se le añade la leche Ideal.  Se aplasta bien con un tenedor hasta conseguir un puré.  Se le mezcla el queso y el jamón. 

Se rellenan con esto las patatas.  Se espolvorea queso rallado y se le pone encima un trozo de mantequilla (como un grano de café de grande).

Se meten al horno a gratinar, hasta que estén doradas.

Antes hablé de una puntilla.  Imagino que lo sabréis todos, con tanto programa de cocina como hay en la tele;  pero por si acaso hay alguien que no lo sepa una puntilla es un cuchillo de cocina pequeño.

 

Trenza de jamón y queso

p1120103

Ésta es otra de las recetas de Rosario.  Va los viernes a un club donde le dan clases de cocina y de manualidades, y trae unas recetas buenísimas que pone en práctica inmediatamente para las cenas de los fines de semana.  Para esta receta se necesita la bechamel del post anterior, dejándola bastante espesa.  Escribo de memoria, la que se sabe bien la receta es Rosario, pero ahora mismo está jugando a la Wii y no está para dictarme recetas.  Se la enseñaré luego, por si quiere cambiar algo.

INGREDIENTES:

  • 1 placa de hojaldre rectangular
  • 6 lonchas de jamón de york
  • 3 ó 4 lonchas de queso
  • bechamel
  • 1 huevo para pintar el hojaldre

MODO DE HACERLO:

Se estira la masa de hojaldre con el rodillo.  Se divide en tres, marcando la masa con un cuchillo sin llegar a cortarla.  Se hacen cortes en los dos lados, primero dos cortes en horizontal y luego los demás en diagonal, de un dedo de ancho más o menos.  Y se extiende una capa de bechamel en el lado del centro.  La bechamel no tiene que estar recién hecha, pues estaría demasiado caliente y se derretiría el hojaldre.  Y, como se ve en las fotos, la bechamel está muy espesa para que no se desborde y sea fácil cerrar la trenza luego.

Encima de la capa de bechamel se pone una capa de lonchas de jamón, otra de queso, otra de jamón y se acaba con una de bechamel.  Nosotras usamos queso gouda, pero también iría bien emmental, havarti…  ¡cualquiera menos tranchettes, por favor!

Se cierra entonces la trenza:  se dobla el lado inferior hacia adentro, y sobre él se va trenzando las tiras diagonales tapando completamente el relleno.

Se pinta con huevo batido, y se mete al horno a 180º unos 20 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado.  Se sirve caliente, mientras el queso está derretido.

¡¡¡ÑAM, ÑAM!!!

Canapés de pera y queso de cabra

p1120275El tercero de nuestros hijos, Borja, vive en Roma.  Está estudiando Teología allí.  Hemos ido Juan y yo a verle en febrero.  Nos alojamos en un hotel cerca de la Piazza del Popolo y justo enfrente había una de esas pizzerías de porciones, con unas pizzas distintas de las que encuentras aquí en todas partes.  Un día cenamos allí, y probamos una pizza blanca (sin tomate, vaya) de queso y pera que estaba espectacular.  Así que he decidido copiar la idea para hacer unos canapés.  Se pueden hacer igual con manzana, pero el de pera está buenísimo, y es más original.  Doy los ingredientes para una pera.  Para más peras, se necesitará más queso, una cucharada más de azúcar por pera y un poco más de Pedro Ximénez, pero no más mantequilla.

Las cantidades hoy no son muy exactas:  María y Rosario participaban en un concurso de “Repostería creativa con microondas” y se han llevado el peso, las varillas, el cacharro grande para hacer mezclas…  Llevan toda la semana ensayando recetas con Ana, una vecina nuestra muy simpática que tiene la edad de Rosario y que vive justo enfrente, así que pasan mucho tiempo juntas, son muy amigas.  Han hecho un brownie, pero no uno normal, sino uno de 3 chocolates.  ¡Y han ganado el primer premio!  Aparte de un diploma, dentro de unos días tendrán una “masterclass” de chocolate.  ¡Están emocionadas!  

El caso es que los ingredientes de hoy van medidos a cucharadas.

INGREDIENTES:

  • 1 pera blanquilla o conferencia
  • 1 cucharada de azúcar 
  • 1 cucharada de mantequilla (unos 25-30 gr)
  • 1 rulo de queso de cabra
  • tantas rodajas de pan como rodajas de pera
  • 2 cucharadas de Pedro Ximénez

MODO DE HACERLO:

Se pela la pera y se corta en rodajas.  Si las pepitas son muy gordas se quitan.  A mi no me ha hecho falta quitarlas hoy.  He hecho la foto con la cucharada de mantequilla para que veáis la cantidad que he puesto.  Es una cucharada sopera.

P1110426

Se pone la mantequilla en una sartén, y cuando esté derretida se ponen las peras, se espolvorean con el azúcar y se dejan a fuego lento para que se caramelicen.  No tardan mucho, y cuando están hechas de un lado hay que darles la vuelta con cuidado para que se caramelicen por el otro.

P1110431

Se coloca encima de cada rodaja de pan una de pera, y encima otra de queso de cabra.  Se mete al horno a gratinar.

       P1110432  P1110434

Se pone el Pedro Ximénez en el fuego a reducir.  Tened cuidado de que no se queme.  Se echa una gota de la reducción encima de cada canapé, y a servir.

Y…  como estaban tan buenos, calentitos, los saqué corriendo a la mesa y ¡se me olvidó hacer la foto de los canapés acabados!  Prometo hacerla y colgarla la próxima vez que los haga.

P.D.:  Ya está la foto…  Llegó casi un año más tarde!