Croque-Monsieur

p1120339María me acaba de proponer que clasifique mis recetas del blog con estrellas, o con tenedores, según guste más o menos en casa.  Según esto la receta anterior, la merluza en salsa, tendría muchos menos tenedores que ésta, porque ni a Sol ni a María les gusta el pescado.  En cambio el croque-monsieur les encanta a todos, sobre todo si no le pongo champiñones a la bechamel (¿verdad, Rosario?).  Aunque escriba en varias ocasiones que las comidas no gustan a unos y otros, desde siempre hemos cumplido una regla en casa:  hay que probarlo todo (por lo menos una cucharada), y hay que comer de todo.   

En algunas regiones de Francia un “croque” es una rebanada de pan que se empapa en huevo antes de tostarlo.  En otros lugares, un “croque-monsieur” es simplemente un sándwich mixto a la plancha, o al horno.  No sé cómo sería en su origen, a nosotros nos encanta la versión que tiene bechamel.  Y, si se le pone un huevo a la plancha encima, se convierte en un “croque-Madame” y está delicioso.

Es una receta muy fácil y rápida.  En casa lo solemos comer solo, pero se puede acompañar con una ensalada verde, con patatas fritas…

Va la receta:

INGREDIENTES:

  • Por persona, un par de rebanadas de pan de molde, una loncha de jamón y una de queso emmental (o gouda, o edam, o el que más os guste)
  • Mantequilla
  • Bechamel
  • Queso rallado
  • 1 ó 2 champiñones por persona (opcional)

 

MODO DE HACERLO:

Se tuestan las rebanadas de pan de molde y se hacen sándwiches de jamón y queso con mantequilla.  Para que estén más ricos se les puede quitar la corteza…  aunque, la verdad, yo nunca lo hago.  Se ponen en una fuente de horno.  Se cubren de bechamel y se pone por encima queso emmental para gratinar.  Dos minutos en el horno con el gratinador puesto, y ¡a comer!  

Para la versión con champiñones, se lavan los champiñones y se cortan, se hacen en una sartén con un poco de mantequilla y sal y, cuando estén hechos, se añaden a la bechamel.  O bien se retiran del fuego y se usa la misma sartén para hacer la bechamel.

Si hacéis croque-Madame, ni se os ocurra meterlos a gratinar con el huevo encima, porque se quedaría la yema dura.  Hay que gratinarlos primero, y luego ponerles el huevo por encima.

p1120340

 

 

Anuncios

Trenza de jamón y queso

p1120103

Ésta es otra de las recetas de Rosario.  Va los viernes a un club donde le dan clases de cocina y de manualidades, y trae unas recetas buenísimas que pone en práctica inmediatamente para las cenas de los fines de semana.  Para esta receta se necesita la bechamel del post anterior, dejándola bastante espesa.  Escribo de memoria, la que se sabe bien la receta es Rosario, pero ahora mismo está jugando a la Wii y no está para dictarme recetas.  Se la enseñaré luego, por si quiere cambiar algo.

INGREDIENTES:

  • 1 placa de hojaldre rectangular
  • 6 lonchas de jamón de york
  • 3 ó 4 lonchas de queso
  • bechamel
  • 1 huevo para pintar el hojaldre

MODO DE HACERLO:

Se estira la masa de hojaldre con el rodillo.  Se divide en tres, marcando la masa con un cuchillo sin llegar a cortarla.  Se hacen cortes en los dos lados, primero dos cortes en horizontal y luego los demás en diagonal, de un dedo de ancho más o menos.  Y se extiende una capa de bechamel en el lado del centro.  La bechamel no tiene que estar recién hecha, pues estaría demasiado caliente y se derretiría el hojaldre.  Y, como se ve en las fotos, la bechamel está muy espesa para que no se desborde y sea fácil cerrar la trenza luego.

Encima de la capa de bechamel se pone una capa de lonchas de jamón, otra de queso, otra de jamón y se acaba con una de bechamel.  Nosotras usamos queso gouda, pero también iría bien emmental, havarti…  ¡cualquiera menos tranchettes, por favor!

Se cierra entonces la trenza:  se dobla el lado inferior hacia adentro, y sobre él se va trenzando las tiras diagonales tapando completamente el relleno.

Se pinta con huevo batido, y se mete al horno a 180º unos 20 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado.  Se sirve caliente, mientras el queso está derretido.

¡¡¡ÑAM, ÑAM!!!

Pizza-empanada

P1110160

Este es el nombre que pusieron mis hijos al plato, por aclamación popular como casi siempre.  Es la cena de ayer.  Yo estaba liada con las crêpes y Rosario se ofreció a hacer la cena.  Lo hizo todo ella, salvo abrir la puerta del horno y sacar la bandeja (“¡Claro! Eso no lo hago yo que me quemo, que soy pequeña”).  Le prometí que si su plato estaba bueno lo colgaría en el blog, y aquí está.  Estaba muy bueno.  Aprobado por el jurado familiar, según costumbre.  Y como se había quejado Maca, la mayor, de que sólo cuelgo recetas de postres:  “También nos interesan los platos salados, que luego voy a hacer algo, un redondo por ejemplo, y no me acuerdo bien de cómo lo hacías”, la receta de la pequeña me ha venido estupendamente para arrancar con recetas saladas a petición de la mayor.

Porque Rosario es la pequeña, tiene casi diez años ya (¡cómo pasa el tiempo de rápido!), y se ha metido en la cocina para ayudarme desde que era muy chica.  Lo que más le gustaba era empanar (¡os podéis imaginar cómo acababa de harina!) y hacer pastitas.  Un día de estos haremos pastitas y colgaré la receta.  Pero ahora lo que toca es la receta de la pizza-empanada, “cocina de supervivencia” (Rosario dixit).   Las fotos también son suyas.  Y como iba a colgar esta entrada por la noche, y Rosario se tenía que ir a dormir, me la ha dictado antes de acostarse.  Así pues esta entrada es totalmente suya.

INGREDIENTES:

  • dos masas de hojaldre (de las de nevera, de las congeladas no)
  • 2 paquetes de salchichas cortadas en trocitos
  • 4 lonchas de bacon cortadas en tiritas
  • 1/2 paquete de queso rallado, pero no el de polvitos (es decir, no el de tipo parmesano)
  • unas cucharadas de tomate frito

 

MODO DE HACERLO:

Precalentar el horno a 200º.

Se estira una de las placas de hojaldre.  Se pone en una fuente de horno con el papel debajo.  Se cortan las salchichas y las lonchas de bacon.  Se ponen encima del hojaldre, dejando unos 4 ó 5 cm sin relleno desde el borde.  Espolvorear el queso por encima y también unas cucharadas de tomate frito.

Estirar un poco la otra placa de hojaldre y tapar con ella el relleno.   Doblar el borde de abajo sobre el de arriba.  Pintar con huevo.

 

Meter al horno unos 20-30 minutos, hasta que esté dorado el hojaldre.

Se puede también espolvorear el relleno con orégano, antes de taparlo claro.P1110161

¡Gracias por la cena, Rosario, estaba buenísima!