Tarta de queso “caliente”

P1120927

Esta es otra de las recetas “gallegas”.   Cuando comes o cenas fuera, la tarta de queso es típica en los restaurantes de las Rías Bajas.  Lo normal es que te den la tarta “fría”, es decir:  galleta en la base, crema de queso cuajada a base de gelatina o de sobres de cuajada, y mermelada por encima.  En pocos sitios te ofrecen la tarta “caliente”;  no es que se coma caliente realmente, sino que está hecha al horno y no suele tener mermelada ni salsas de ningún tipo.  Esta es la que más me gusta, y probé varias recetas hasta dar con la “definitiva”, como dicen mis hijos.  

Este verano la he hecho unas 5 ó 6 veces.  Aunque casi me quedo sin hacerla, porque se me habían olvidado las cantidades de azúcar y maicena.  Así que me vine al blog a buscarla…  ¡y no la había colgado todavía!   Imperdonable.  Para remediarlo, a los pocos días de volver a Madrid la hice, con el único fin de poder escribir este post.  Bueno, y también porque está muy rica.  Aquí va, por lo tanto, la receta de queso “caliente” definitiva.

INGREDIENTES:

  • 500 g de queso para untar
  • 250 gr. azúcar
  • 50 gr. harina de maíz (o de trigo, pero con la de maíz sale más esponjosa)
  • 2 huevos + 2 claras
  • Mantequilla para untar el molde

MODO DE HACERLO:

Precalentar el horno a 180º.

Mezclar el queso con la harina primero, con una cuchara de madera (cuesta un poco al principio, aunque dejando el queso fuera de la nevera una hora es mucho más fácil).  Añadir el azúcar y seguir mezclando. 

Montar las 4 claras a punto de nieve.

Añadir a la mezcla las 2 yemas, y por último las claras a punto de nieve.

Untar ligeramente un molde con mantequilla, cubrir el fondo con papel sulfurizado y untarlo también con mantequilla.  Verter la masa y cocer en el horno al baño María, unos 35-45 minutos, a 180º.  Sacar la tarta del horno cuando, al pincharla con una aguja, ésta salga limpia.

P1120910

Sube mucho en el horno pero en cuanto se saca, baja.

Esta muy buena acompañada con salsa de toffee…  pero esta receta se queda para otro post.

 

 

Anuncios

Tarta de queso

P1120412

¡¡No tengo colgada ninguna tarta de queso!!  ¡Con lo que me gustan!  A decir verdad, no me gustan todas.  Cuando me ofrecen en algún restaurante gallego tarta de queso de postre, siempre pregunto si es “fría” o “caliente”.  Si me contestan que fría, de ésas que tienen mermelada por encima, no la pido porque es precisamente la que no me gusta:  ¡es todo gelatina!  Y no sólo en la capa roja que la cubre, también suele haber exceso de gelatina en la capa de queso, para que cuaje bien en la nevera (por eso es “fría”, porque se hace sin horno).  La caliente, en cambio, es espectacular. 

Por la foto, la receta de hoy parece la tarta fría:  tiene galleta en la base, mermelada por encima…  Pero en realidad la hago en el horno.  Y no lleva nada de gelatina.  Es una receta que hacen en casa de mi madre y es la preferida de José.   Como el día de su santo estaba en Tánger con sus amigos le he hecho su tarta este fin de semana.  No me enrollo más, voy con la receta:

INGREDIENTES:

  • 1 paquete de galletas, “María” o “Digestive” (según lo que os guste más)
  • 150 g de mantequilla 
  • 250 g de queso de untar tipo Philadelphia
  • 400 g de leche condensada
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón
  • 2 ó 3 cucharadas de mermelada de fresa
  • 1 cucharada de azúcar.

 

MODO DE HACERLO:

Se derrite la mantequilla y se reserva.  Se engrasa un poco un molde por abajo y por las paredes también.  

Se muele el paquete de galletas.  Yo lo he hecho en la Thermomix, pero se puede hacer en un vaso de batidora normal (teniendo la precaución de tapar la boca del vaso, alrededor del eje de la batidora, con un trapo limpio para que no salten las miguitas por toda la cocina).  

Se mezclan las galletas con la mantequilla derretida.

P1120397 

Y se forra con la mezcla la base de un molde intentando que quede la superficie lo más lisa posible.  Se mete un rato en la nevera, unos 10 ó 15 minutos.

P1120398

Se precalienta el horno a 180º.

Mientras se hace la mezcla del queso, el zumo y la leche condensada, poniendo ambos ingredientes en el mismo vaso en el que habéis molido las galletas.  Queda una cremita blanca no muy espesa.

Se vierte la mezcla de queso encima de la galleta, y se mete al horno 25 minutos (o hasta que pinchando la tarta con una aguja, ésta salga limpia).

P1120401

Se mezcla en un cazo la mermelada con el azúcar y se deja hervir unos dos minutos.  Con esta mermelada se pinta la superficie de la tarta (como véis, la capa de mermelada que pongo no es muy espesa, lo que me gusta es el queso, jeje).

P1120402

Se deja enfriar primero a temperatura ambiente y se mete luego en la nevera hasta una media hora antes de tomarla.   Está muy buena de un día para otro.