Bautizo de Arturo

h¡6 nietos ya!  Tengo que actualizar mi perfil.  El último, Arturo, nació el 24 de julio, día de Santa Cristina, el santo de su abuela paterna.   El sábado pasado toda la familia se reunió para celebrar su Bautizo.  Unas 70 personas en total, de las que casi la mitad eran niños.  ¡Una gozada!

Para la ocasión, mi nuera y mi hijo organizaron una merienda a base de chocolate con churros, mediasnoches rellenas, sandwiches de rúcula, rollitos de queso roquefort y de paté…  Ellos se ocuparon de lo salado, y yo de lo dulce (salvo unos bizcochos buenísimos que hizo la abuela Cristina).   Entre los sobrinos, Santi, que es celíaco.  Aquí os dejo una foto de los pasteles que le hice, gluten free.

IMG_20170916_154836_651

No tienen misterio: en Mercadona venden un hojaldre sin gluten buenísimo.  La crema pastelera hecha sólo con maicena tampoco tiene gluten, ni la manzana, ni la frambuesa, ni la mermelada que usé para dar brillo a la manzana, ni el almíbar con el que pinté las frambuesas para que brillaran, ni la tarta de queso caliente que colgué el otro día.  Para los que no tenemos problemas con el gluten hice también pasteles de frambuesa y de manzana (con hojaldre normal esta vez), la misma tarta de queso y, a petición de Helena, mi nuera, unas tartas de café que están para chuparse los dedos.

Pero lo importante no era la merienda.  Lo importante es que por el Sacramento del Bautismo Arturo es ya hijo de Dios- incorporándose así a la Iglesia – y recibe la Gracia santificante, a la que acompañan las virtudes y los dones del Espíritu Santo.  El Bautismo perdona los pecados y la pena debida por éstos, imprime en el bautizado el carácter imborrable que le asemeja a Cristo y da la gracia sacramental que le ayudará durante toda su vida a crecer en la fe, en el amor a Dios, en sabiduría y en santidad.  Pequeña catequesis en un blog de cocina, deformación profesional, jeje…  ¡Día grande en la familia, pues, el del Bautizo de Arturo! 

Anuncios

Tarta de queso “caliente”

P1120927

Esta es otra de las recetas “gallegas”.   Cuando comes o cenas fuera, la tarta de queso es típica en los restaurantes de las Rías Bajas.  Lo normal es que te den la tarta “fría”, es decir:  galleta en la base, crema de queso cuajada a base de gelatina o de sobres de cuajada, y mermelada por encima.  En pocos sitios te ofrecen la tarta “caliente”;  no es que se coma caliente realmente, sino que está hecha al horno y no suele tener mermelada ni salsas de ningún tipo.  Esta es la que más me gusta, y probé varias recetas hasta dar con la “definitiva”, como dicen mis hijos.  

Este verano la he hecho unas 5 ó 6 veces.  Aunque casi me quedo sin hacerla, porque se me habían olvidado las cantidades de azúcar y maicena.  Así que me vine al blog a buscarla…  ¡y no la había colgado todavía!   Imperdonable.  Para remediarlo, a los pocos días de volver a Madrid la hice, con el único fin de poder escribir este post.  Bueno, y también porque está muy rica.  Aquí va, por lo tanto, la receta de queso “caliente” definitiva.

INGREDIENTES:

  • 500 g de queso para untar
  • 250 gr. azúcar
  • 50 gr. harina de maíz (o de trigo, pero con la de maíz sale más esponjosa)
  • 2 huevos + 2 claras
  • Mantequilla para untar el molde

MODO DE HACERLO:

Precalentar el horno a 180º.

Mezclar el queso con la harina primero, con una cuchara de madera (cuesta un poco al principio, aunque dejando el queso fuera de la nevera una hora es mucho más fácil).  Añadir el azúcar y seguir mezclando. 

Montar las 4 claras a punto de nieve.

Añadir a la mezcla las 2 yemas, y por último las claras a punto de nieve.

 

Verter en un molde previamente untado con mantequilla, y cocer en el horno al baño María, unos 35-45 minutos, a 180º.  Sacar la tarta del horno cuando, al pincharla con una aguja, ésta salga limpia.

P1120910

Sube mucho en el horno pero en cuanto se saca, baja.

Esta muy buena acompañada con salsa de toffee…  pero esta receta se queda para otro post.

 

 

Tarta “Regalo”

P1120460Soy un caos.  Tan pronto escribo cuatro entradas el mismo día, como me paso meses sin publicar ninguna.  Hoy tengo mucho “material” y tiempo para escribir.  Pero me parece que dejaré varias recetas en “Borradores”, para ir publicándolas poco a poco.

Esta tarta ha sido el regalo de santo de Rosario a María (María celebra su santo el día de la Cruz de mayo, como su abuela).  Rosario es la pequeña, y María la penúltima.  Rosario estaba muy ilusionada con hacerle a María un regalo sorpresa.  Se pasó horas buscando recetas por Internet (se ve que lo de mirar libros de cocina ya no se lleva), y cuando decidió qué tarta quería hacer nos fuimos las dos a comprar los ingredientes, mientras María estaba en volley.  Hay que reconocer que María encontró la bolsa y vio lo que había dentro, pero no se imaginaba así la tarta.

La base era una Sachertorte rellena de mermelada de fresa.  Tuvo su dificultad, porque había que rellenar las bolsas vacías de Conguitos y Lacasitos con servilletas y pincharlas en unas pajitas, como si se estuvieran vaciando sobre la tarta, y hubieran derribado unas cuantas galletas del borde.  Había que esperar a que la cobertura de la tarta estuviera fría, pero no lo suficiente como para que no se pegaran encima los chocolates…  Una vez hecha, tuvimos que quitar una de las bandejas de la nevera porque no cabía de alto.  Y por supuesto, María tuvo prohibida la entrada en la cocina toda la mañana.

Lo mejor:  la cara que puso María cuando la vio.  Lo segundo mejor, lo contenta que estaba Rosario con la sorpresa que le había dado.  Y lo último, que estaba buenísima!!  No me enrollo más, va la receta:

INGREDIENTES:

Para la tarta:  Receta de la tarta Sacher

Para la decoración:

  • 1 paquete grande y otro pequeño de Conguitos y de Lacasitos (o de mini nubes, jelly beans…  cualquier “chuche” pequeña que os guste)
  • 1 caja de galletas alargadas de chocolate blanco
  • 2 pajitas de las (articuladas) y 2 servilletas

MODO DE HACERLO:

Una vez que tenemos la tarta cubierta con el chocolate, dejamos que se enfríe un poco.  Sobre la tarta ponemos los conguitos en una mitad y los Lacasitos en la otra.  La separación entre ambas mitades no tiene que ser una línea recta.  En cada mitad, en uno de los extremos de la tarta, pinchar la parte corta de las pajitas en la tarta.  Rellenar las bolsas con una servilleta de papel cada una, y pincharlas en las pajitas hasta bastante abajo.  Hacer una montañita con los chocolates al pie de cada una de las pajitas.  A decir verdad, en la receta original parece ser que pintaban las pajitas con el chocolate de cubrir la tarta y les pegaban chocolates, pero nosotras lo intentamos y no se sujetaban; así que lo arreglamos con la montañita.  Disponer las galletas de chocolate alrededor de toda la tarta menos por el lado opuesto a las pajitas, donde se juntan los conguitos y los lacasitos.  Si son demasiado largas, cortarlas por la mitad con un cuchillo sin sierra bien afilado.  Poner conguitos y lacasitos por el borde de la tarta en ese trozo, y algunos en el plato como si se hubieran “desbordado” de la tarta.

P1120462

¡Y a comer!  Eso sí, no os sirváis un trozo muy grande, ¡que es una “bomba” de azúcar!

¡Muchas felicidades, María!

Macedonia de frutas

P1120419Para compensar la receta anterior, hoy toca receta fácil, fácil, pero rica, rica, que diría Arguiñano.  Y una manera buenísima para que tomen fruta los que sólo comen plátano – y gracias –  de casa.  Siempre me da un poco de pereza, de inicio, cortar toda la fruta en daditos.  Pero todo es ponerse, porque la verdad es que no se tarda nada.  Empiezo cortando las frutas que no se oxidan, y acabo siempre por las manzanas para que no se pongan feas.   Doy los ingredientes para 8 personas con la fruta que usé, pero cada uno puede ponerle la fruta que más le guste:

INGREDIENTES:

  • 2 plátanos
  • 2 mandarinas
  • 2 kiwis
  • 2 peras
  • 2 manzanas
  • 6 fresas grandes
  • 4 cucharadas de azúcar
  • el zumo de medio limón

 

MODO DE HACERLO:

Se pelan las mandarinas y se sacan los gajos con un cuchillo dejando las pieles que los separan.  Sueltan zumo al hacer esto, que se aprovecha para verterlo en el bol donde se va a ir poniendo la fruta.

Pelar mandarina

Se parten las fresas en daditos.  Y se pelan y parten los plátanos, los kiwis, las peras y las manzanas,  procurando que todos los trozos de fruta sean más o menos del mismo tamaño.  Se espolvorea con las cucharadas de azúcar y se echa por encima el zumo de limón.   Se deja así una media hora (fuera de la nevera), durante la cual la fruta va soltando jugo.  Se remueve toda la fruta para que se mezclen bien los tipos de fruta y el jugo, y se sirve.  

Tarta de queso

P1120412

¡¡No tengo colgada ninguna tarta de queso!!  ¡Con lo que me gustan!  A decir verdad, no me gustan todas.  Cuando me ofrecen en algún restaurante gallego tarta de queso de postre, siempre pregunto si es “fría” o “caliente”.  Si me contestan que fría, de ésas que tienen mermelada por encima, no la pido porque es precisamente la que no me gusta:  ¡es todo gelatina!  Y no sólo en la capa roja que la cubre, también suele haber exceso de gelatina en la capa de queso, para que cuaje bien en la nevera (por eso es “fría”, porque se hace sin horno).  La caliente, en cambio, es espectacular. 

Por la foto, la receta de hoy parece la tarta fría:  tiene galleta en la base, mermelada por encima…  Pero en realidad la hago en el horno.  Y no lleva nada de gelatina.  Es una receta que hacen en casa de mi madre y es la preferida de José.   Como el día de su santo estaba en Tánger con sus amigos le he hecho su tarta este fin de semana.  No me enrollo más, voy con la receta:

INGREDIENTES:

  • 1 paquete de galletas, “María” o “Digestive” (según lo que os guste más)
  • 150 g de mantequilla 
  • 250 g de queso de untar tipo Philadelphia
  • 400 g de leche condensada
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón
  • 2 ó 3 cucharadas de mermelada de fresa
  • 1 cucharada de azúcar.

 

MODO DE HACERLO:

Se derrite la mantequilla y se reserva.  Se engrasa un poco un molde por abajo y por las paredes también.  

Se muele el paquete de galletas.  Yo lo he hecho en la Thermomix, pero se puede hacer en un vaso de batidora normal (teniendo la precaución de tapar la boca del vaso, alrededor del eje de la batidora, con un trapo limpio para que no salten las miguitas por toda la cocina).  

Se mezclan las galletas con la mantequilla derretida.

P1120397 

Y se forra con la mezcla la base de un molde intentando que quede la superficie lo más lisa posible.  Se mete un rato en la nevera, unos 10 ó 15 minutos.

P1120398

Se precalienta el horno a 180º.

Mientras se hace la mezcla del queso, el zumo y la leche condensada, poniendo ambos ingredientes en el mismo vaso en el que habéis molido las galletas.  Queda una cremita blanca no muy espesa.

Se vierte la mezcla de queso encima de la galleta, y se mete al horno 25 minutos (o hasta que pinchando la tarta con una aguja, ésta salga limpia).

P1120401

Se mezcla en un cazo la mermelada con el azúcar y se deja hervir unos dos minutos.  Con esta mermelada se pinta la superficie de la tarta (como véis, la capa de mermelada que pongo no es muy espesa, lo que me gusta es el queso, jeje).

P1120402

Se deja enfriar primero a temperatura ambiente y se mete luego en la nevera hasta una media hora antes de tomarla.   Está muy buena de un día para otro.

 

Tarta fina de manzana

P1120393Esta vez he hecho trampa, he repetido receta.  Santi, te debía una tarta de cumple y aquí está…  aunque a distancia y diez días más tarde, jajaja!!!  No la puedes catar desde Sanse, ya siento.  Pero no te preocupes, que cuando vuelvas te haré otra.  Pantxineta o así, que manzanas puede que no apetezcan mucho…  Mientras, hemos disfrutado el resto de tu tarta de cumple y te hemos echado muuuuuuucho de menos.

Es muy fácil y muy rápida de hacer.   Y está buenísima.  Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • 1 plancha de hojaldre
  • 4 manzanas golden
  • 1 huevo
  • un poco de harina para extender la masa
  • medio bote de mermelada de albaricoque
  • 2 cucharadas de azúcar

MODO DE HACERLO:

Sacar la masa de hojaldre media hora antes de la nevera (no mucho más para que no se reseque).

Encender el horno a precalentar a 200º.

Enharinar una superficie, y extender la masa de hojaldre hasta que quede muy fina con la ayuda de un rodillo.  A mi me queda más o menos del tamaño de la bandeja del horno. Pincharla para que no se hinche al cocer y ponerla encima de papel de horno en la bandeja.

Descorazonar y pelar las manzanas, y cortarlas a rodajas.  Las rodajas no deben ser muy gordas, pero tampoco excesivamente finas.   Cubrir la masa con las rodajas de manzana.

  Como la hago rectangular, la manzana la pongo en línea.  Pero si usáis hojaldre con forma redonda las podéis poner alrededor de la masa.   Hay que dejar uno o dos centímetros desde el borde, por los 4 lados.  Cuando acabéis de poner la manzana se dobla hacia dentro para rematar la tarta.  Se pinta este borde con huevo batido, y se mete al horno hasta que el hojaldre esté dorado y la manzana blanda (unos 20-30 minutos), con el horno a 200º.

P1120386

Sacarla del horno, y dejarla enfriar unos minutos.  

P1120388Mientras, se pone al fuego la mermelada de albaricoque con el azúcar bien mezclado y se deja hasta que hierve dos minutos, removiendo con una cuchara de palo.

Se pinta la manzana con esta mermelada y ya está.   Tengo varias brochas, algunas de las modernas de silicona.  Pero para pintar esta tarta prefiero la “brocha gorda” de toda la vida, manías que tiene una.  Como la de batir los huevos en los platos de porcelana blancos con un bordecito azul como los que había en mi casa cuando era pequeña, y que dan mucha grima a toda la familia…  pero eso es otra historia.

Aquí está la tarta acabada:

P1120394

Ya no hay más que pasarla con cuidado a una fuente “tamaño baño” como decía mi abuelo (grande, vamos).  No tengáis miedo que no se rompe,  hay que separarla primero con cuidado del papel, con una espátula larga por ejemplo (o con un cuchillo largo, por la parte que no corta).  Luego se sujeta con una mano la tarta, y con la otra se tira del papel para quitarlo.  Y se puede pasar a la fuente haciéndola resbalar de una a otra, o con las manos por las buenas.

Está muy buena sola, pero se puede acompañar con nata, helado, unas natillas claritas… 

 

Tronco de chocolate

P1120373¡El cumpleaños de Rosario está siendo como las bodas de Camacho!  Lo hemos vuelto a celebrar hoy, porque han venido a comer los casados con los nietos.  No sabía qué tarta hacerle hoy.  De repente me he acordado de que en uno de sus libros de cocina Rosario había marcado un brazo de gitano y que lleva algún tiempo preguntándome cuándo lo podíamos hacer.  Pero me he puesto a ello un poco tarde, y ya no me daba tiempo a hacer la crema pastelera (¡y tampoco tenía natillas, Consuelo!).  Por lo que lo he reconvertido en tronco de chocolate.   Han salido dos, unos grande y otro pequeño.  Aunque por fuera tenían chocolate los dos, he rellenado el grande con mermelada de fresa y el pequeño con dulce de leche.

Va la receta:

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

  • 6 huevos
  • 150 gr de azúcar
  • 150 gr de harina
  • un pellizco de sal

Para la cobertura de chocolate:

  • 200 ml de nata líquida
  • 200 gr de chocolate negro

Para el relleno:

  • Un bote de mermelada, o dulce de leche, o nata montada, o crema…

MODO DE HACERLO:

Se empieza preparando el bizcocho:  Se precalienta el horno a 200º.  Se separan las claras de las yemas.  Se montan las claras a punto de nieve.  Se montan también las yemas con el azúcar y el pellizco de sal hasta conseguir que suba un poco y quede una cremita amarilla. Se mezcla a esta crema las claras a punto de nieve (se puede hacer con las varillas también, pero con una velocidad menor).  

Finalmente, se va tamizando la harina con un colador y se mezcla con la masa anterior, esta vez con un batidor de varillas manual.

Se vierte la masa en una fuente de horno cubierta con papel para horno.  no tiene que quedar una capa muy gorda.  Se deja 10 minutos, bajando el horno a 180º.

P1120360

Mientras está el bizcocho en el horno se humedece un trapo escurriéndolo bien de agua.  Se extiende  en una mesa y se espolvorea azúcar por encima para que no se pegue luego el bizcocho al trapo.  Pasados los 10 minutos se saca el bizcocho del horno y se vuelca sobre el trapo con cuidado.  Se quita el papel, se enrolla con el trapo, y se deja reposar el rulo hasta que se enfríe, una hora u hora y media.

Se aprovecha para hacer la cobertura.  Se pone la nata líquida en un cazo al fuego, y se retira en cuanto empieza a hervir.  Se le añade entonces el chocolate troceado para que se derrita, dando vueltas para que se incorpore bien a la nata.

Cuando se enfría el bizcocho se desenrolla, se extiende el relleno y se vuelve a enrollar, ayudándose del trapo.  Se corta un centímetro de cada extremo para que queden uniformes.

P1120368

Lo perfecto sería ponerlo entonces en una rejilla encima de una bandeja, y volcar la cobertura por encima para que se cubra por completo y poder recuperar el chocolate sobrante en la bandeja.  Pero si no se tiene rejilla disponible, como yo hoy, se va cubriendo con el chocolate por todas partes con la ayuda de una espátula.  

Se marcan rayas con un tenedor.  Y se puede adornar espolvoreando azúcar glace por encima, o con unas fresas, frambuesas…

A la mitad de la familia le ha gustado más el de fresa, a la otra mitad el de dulce de leche…  y a Maquita, nuestra nieta mayor…  ¡las frambuesas!

P1120378