Flan de queso sin horno

P1120976

¡Y otra receta gallega más!  He necesitado varios intentos hasta dar con la receta definitiva, pero lo he conseguido.  Se puede hacer de dos maneras distintas, una más rápida con la Thermomix, y otra un poco más lenta sin ella.  En cualquier caso, no se tarda más de 15 ó 20 minutos en prepararlo, y el resultado es espectacular.   Al ser un flan, hay que poner caramelo en la base del molde.  Podéis hacerlo casero, poniendo en un cazo dos cucharadas colmadas de azúcar y una de agua;  se mezcla bien el azúcar y el agua antes de ponerlo al fuego, y luego ya no se toca hasta que empieza a tomar color dorado.  Entonces se retira del fuego para que no se queme y se vierte en el molde.  Aunque lo más rápido es utilizar caramelo de bote, que es también muy bueno.  Depende del tiempo y las ganas que tengáis…

 

 

En esta ocasión he usado un molde alargado, de bizcocho.  En cuanto al queso…  en los ingredientes he puesto la cantidad que utilicé la última vez:  280 gramos.  ¡La única razón para esta cantidad tan rara es que es lo que tenía en la nevera!  Imagino que con 300, o con 250, saldrá igual de bueno.

Y si queréis enteraros de las tomaduras de pelo que llevo sufriendo una semana por culpa de este flan de queso, Javi os lo cuenta en su blog, mimadretieneunblogdecocina.com.  Gajes del oficio de madre despistada…

INGREDIENTES:

  • 1/2 litro de leche
  • 1/2 litro de nata líquida para postres 
  • 250 g de azúcar
  • 280 g de queso de untar (también se puede usar Mascarpone, por ejemplo)
  • 2 sobres de cuajada
  • caramelo líquido para la flanera

MODO DE HACERLO:

1.- Con Thermomix:

Bañar una flanera con caramelo líquido.

Poner en el vaso de la Thermomix todos los ingredientes y programar 90º de temperatura, 10 minutos, velocidad 4.

Verter la mezcla en la flanera, dejarlo un rato hasta que se temple y meter luego en la nevera un par de horas por lo menos.

2.-  Sin Thermomix

Bañar una flanera con caramelo líquido.

Diluir la cuajada en un vaso de leche.  Mezclar el resto de la leche, la nata, el azúcar y el queso con la batidora y poner en un cazo al fuego.  Cuando esté a punto de hervir, retirar del fuego, verter la leche con la cuajada, y removiendo sin parar volver a poner al fuego.  Hay que esperar a que hierva y dejarlo luego uno o dos minutos más, sin parar de remover para que no se pegue. 

Verter en la flanera y, como en la versión rápida, esperar una media hora hasta que se temple un poco para meterlo en la nevera.

 

Anuncios

Cous cous con verduras y arándanos

P1110567

Sí, ya sé que no es domingo, pero tenía un rato tonto ahora y he aprovechado para escribir este post.

El otro día teníamos patas de pollo asadas de cena, y María me pidió que le hiciera cous cous de guarnición.  La verdad es que la pobre me acompañó a la compra el primer día de vacaciones en Galicia, compró un paquete de cous cous porque le encanta, y el paquete viajó a Madrid metido en una maleta, sin abrir, un mes más tarde.  Vamos, que se lo debía a María.  Además, está rico y es fácil hacerlo.

Suelo hacerlo cuando hay carne o pollo con salsa, como acompañamiento.  Aunque también está bueno sin mezclarlo con ninguna salsa.  Ayer no quedaba mucha mantequilla blanda, así que puse mitad mantequilla y mitad aceite.  Y lo hice con arándanos y piñones porque era lo que tenía; también se puede hacer con pasas, orejones o ciruelas cortados, pipas…  y con las verduras que os gusten o que tengáis en la nevera.

INGREDIENTES: (6 personas)

  • 2 vasos de cous cous
  • 2 vasos de agua
  • 1 calabacín
  • 1 zanahoria
  • 1 puñado de arándanos
  • 1 puñado de piñones y pipas peladas
  • Sal, aceite de oliva
  • una nuez de mantequilla blanda

MODO DE HACERLO:

Se pelan y parten el calabacín y la zanahoria en dados (es un corte que se llama “brunoise”; no sé por qué, porque “brun” en francés significa moreno, castaño).  Se pochan en una sartén con un poco de sal, a fuego lento. 

Mientras, se rehidratan los arándanos en agua.  No sé si se debe hacer así o no , en todo caso es como lo hago:  los pongo en un vaso con agua, los meto 30 segundos en el microondas y los escurro con un colador.  Cuando está pochada la verdura, se añaden los arándanos, las pipas y los piñones y se da unas vueltas a todo junto.  Se reserva.

P1120959

Se pone el agua a calentar, y se retira del fuego justo cuando va a empezar a hervir.

Se vierte encima del cous cous, que estará en una sopera, y se tapa unos minutos para que engorde.

Se echa sal y se remueve con un tenedor para separar los granos.  Se añade una nuez de mantequilla y se remueve un poco más.

P1120968 Se mezcla con las verduras que hemos preparado antes, o se presenta en una fuente por separado.

 

 

Bautizo de Arturo

h¡6 nietos ya!  Tengo que actualizar mi perfil.  El último, Arturo, nació el 24 de julio, día de Santa Cristina, el santo de su abuela paterna.   El sábado pasado toda la familia se reunió para celebrar su Bautizo.  Unas 70 personas en total, de las que casi la mitad eran niños.  ¡Una gozada!

Para la ocasión, mi nuera y mi hijo organizaron una merienda a base de chocolate con churros, mediasnoches rellenas, sandwiches de rúcula, rollitos de queso roquefort y de paté…  Ellos se ocuparon de lo salado, y yo de lo dulce (salvo unos bizcochos buenísimos que hizo la abuela Cristina).   Entre los sobrinos, Santi, que es celíaco.  Aquí os dejo una foto de los pasteles que le hice, gluten free.

IMG_20170916_154836_651

No tienen misterio: en Mercadona venden un hojaldre sin gluten buenísimo.  La crema pastelera hecha sólo con maicena tampoco tiene gluten, ni la manzana, ni la frambuesa, ni la mermelada que usé para dar brillo a la manzana, ni el almíbar con el que pinté las frambuesas para que brillaran, ni la tarta de queso caliente que colgué el otro día.  Para los que no tenemos problemas con el gluten hice también pasteles de frambuesa y de manzana (con hojaldre normal esta vez), la misma tarta de queso y, a petición de Helena, mi nuera, unas tartas de café que están para chuparse los dedos.

Pero lo importante no era la merienda.  Lo importante es que por el Sacramento del Bautismo Arturo es ya hijo de Dios- incorporándose así a la Iglesia – y recibe la Gracia santificante, a la que acompañan las virtudes y los dones del Espíritu Santo.  El Bautismo perdona los pecados y la pena debida por éstos, imprime en el bautizado el carácter imborrable que le asemeja a Cristo y da la gracia sacramental que le ayudará durante toda su vida a crecer en la fe, en el amor a Dios, en sabiduría y en santidad.  Pequeña catequesis en un blog de cocina, deformación profesional, jeje…  ¡Día grande en la familia, pues, el del Bautizo de Arturo! 

Tarta de queso “caliente”

P1120927

Esta es otra de las recetas “gallegas”.   Cuando comes o cenas fuera, la tarta de queso es típica en los restaurantes de las Rías Bajas.  Lo normal es que te den la tarta “fría”, es decir:  galleta en la base, crema de queso cuajada a base de gelatina o de sobres de cuajada, y mermelada por encima.  En pocos sitios te ofrecen la tarta “caliente”;  no es que se coma caliente realmente, sino que está hecha al horno y no suele tener mermelada ni salsas de ningún tipo.  Esta es la que más me gusta, y probé varias recetas hasta dar con la “definitiva”, como dicen mis hijos.  

Este verano la he hecho unas 5 ó 6 veces.  Aunque casi me quedo sin hacerla, porque se me habían olvidado las cantidades de azúcar y maicena.  Así que me vine al blog a buscarla…  ¡y no la había colgado todavía!   Imperdonable.  Para remediarlo, a los pocos días de volver a Madrid la hice, con el único fin de poder escribir este post.  Bueno, y también porque está muy rica.  Aquí va, por lo tanto, la receta de queso “caliente” definitiva.

INGREDIENTES:

  • 500 g de queso para untar
  • 250 gr. azúcar
  • 50 gr. harina de maíz (o de trigo, pero con la de maíz sale más esponjosa)
  • 2 huevos + 2 claras
  • Mantequilla para untar el molde

MODO DE HACERLO:

Precalentar el horno a 180º.

Mezclar el queso con la harina primero, con una cuchara de madera (cuesta un poco al principio, aunque dejando el queso fuera de la nevera una hora es mucho más fácil).  Añadir el azúcar y seguir mezclando. 

Montar las 4 claras a punto de nieve.

Añadir a la mezcla las 2 yemas, y por último las claras a punto de nieve.

Untar ligeramente un molde con mantequilla, cubrir el fondo con papel sulfurizado y untarlo también con mantequilla.  Verter la masa y cocer en el horno al baño María, unos 35-45 minutos, a 180º.  Sacar la tarta del horno cuando, al pincharla con una aguja, ésta salga limpia.

P1120910

Sube mucho en el horno pero en cuanto se saca, baja.

Esta muy buena acompañada con salsa de toffee…  pero esta receta se queda para otro post.

 

 

Calabacines rellenos

P1120626

Esta receta forma parte de las “recetas gallegas” que suelo hacer en verano, cuando estamos en las Rías Baixas de vacaciones.   Esta receta me la enseñó Carmen, una señora que iba a ayudar a mi madre cuando le invadíamos la casa en vacaciones.  Carmen tenía una huerta, y traía para hacerla unos calabacines “mutantes”, gigantescos.   Ahora Carmen se ha jubilado, y la casa de mi madre sigue siendo invadida por mis hermanos, sobrinos, hijos y nietos, y no sé si estos calabacines seguirán formando allí parte del menú.  Yo sí los sigo haciendo, aunque no me salen tan buenos como a Carmen…  Escribo la receta como me la dio ella:

INGREDIENTES:

  • 2 calabacines grandes (o cuatro o cinco pequeños)
  • 1 kg de carne picada (puede ser sólo ternera, o mezcla de ternera y cerdo)
  • 1 vaso de vino blanco y uno de caldo de carne (se puede hacer con pastilla)
  • 1 cebolla grande ó 2 pequeñas
  • 1 diente de ajo
  • una cucharada rasa de harina
  • Sal, pimienta y aceite de oliva

MODO DE HACERLO:

Se parten los calabacines en dos a lo largo, se cortan en trozos del mismo tamaño más o menos y se vacían, dejando un borde de calabacín alrededor.  

P1120618Se salpimentan, se rocían con un chorrito de aceite de oliva y se meten en el horno hasta que estén blandos, a 180 grados (unos 20 minutos).

P1120620

Se corta en trozos pequeños el calabacín que se ha sacado y se pica la cebolla.

P1120621

Mientras tanto, en una sartén se pone media cebolla (o una pequeña) a pochar, se sube el fuego para hacer la carne que se habrá salpimentado previamente y, cuando esté hecha, se añade el calabacín reservado.

Se sacan los calabacines del horno y se rellenan con la carne.  Se vuelven a meter al horno unos 10 minutos.

 

Se prepara la salsa, pochando la otra media cebolla con el diente de ajo.  Se añade la cucharada de harina, se tuesta un poco.  Se añade el vino blanco subiendo el fuego, se deja que evapore el alcohol, se vierte entonces el caldo de carne y se deja cocer todo junto 5 minutos.   Se vierte por encima de los calabacines.

P1120625

Se puede dejar preparado con antelación, y calentarlo en el horno cuando se vayan a tomar.

Javi, ya lo siento, creo que no hay foto tuya comiéndolos.  ¡Tendré que colgar otro post para que puedas hacerte la foto!

 

 

 

El blog de Javi

bunuelos_de_viento_JaviEn esta entrada no voy a colgar ninguna receta.  Os voy a hablar del blog de Javi.

Javi es uno de mis hijos, el cuarto.  Llevaba un tiempo amenazando: “En una de éstas voy a hacer mi propio blog, se va a llamar “Mi madre tiene un blog de cocina”.  Yo aviso”.

Pues ha tardado, pero lo ha hecho.  Ha estado una semana y pico solo en casa porque tenía que trabajar;  pero como tenía horario de verano ha aprovechado las horas muertas para cumplir su amenaza y crear su blog.  Os lo recomiendo, tiene mucha gracia:  http://mimadretieneunblogdecocina.com

¡¡Ahora voy a tener que colgar de verdad una receta cada domingo, Javi, jajaja!! Ups, ayer ya fallé…

Por cierto, la foto, y los buñuelos, son hechos por Javi.  Los buñuelos le salieron buenísimos (nos hizo una fuente llena el día que volvimos de viaje a Madrid), y la foto…  ¡voy a contratarlo de fotógrafo!