Melanzane alla parmigiana

P1140584

O berenjenas a la parmesana, en román paladino.  Este plato le encanta a Sol, siempre lo toma cuando va a Italia a ver a Borja, y de vez en cuando se lo hago en casa.  Es fácil de hacer aunque un poco lento, y está rico.  En el fondo es como una lasaña de queso, pero con berenjena en vez de pasta.  Doy las cantidades de la fuente que hice en casa, ese día comíamos 7.  Va la receta.

INGREDIENTES:

  • 3 berenjenas medianas o dos grandes
  • 10 tomates para la salsa
  • 3 bolas de queso mozzarella
  • 150 g de queso parmesano rallado
  • aceite de oliva, sal, orégano y albahaca (si es fresca mejor, pero también sirve la especia seca)

MODO DE HACERLO:

Lo primero que hay que hacer es lavar las berenjenas, quitarles las puntas y cortarlas en rodajas de medio centímetro de grosor aproximadamente.  Se hacen capas con ellas en un colador grande, y entre capa y capa se salan por encima.  Se dejan así entre media hora y una hora, para que pierdan el amargor.

P1140573

Mientras, se prepara la salsa de tomate.  Podéis usar tomate “de bote” y os ahorráis este paso.  Pero con el casero está más rico.  Se pelan los tomates.  Suelo hacerlo de dos maneras.   La primera es escaldándolos:  se pone agua a hervir, se hace un corte en cruz en la piel del tomate por la parte inferior, cuando hierve el agua se van metiendo de uno en uno unos 20 segundos y se sacan con una espumadera a un bol con agua fría.  La piel sale entonces muy fácil. Para el segundo método se necesitan menos cacharros:  pasar un cuchillo por el lado que no corta por todo el tomate, apretando un poco, como si lo estuviéramos pelando.  La piel se va despegando y es fácil quitarla luego. 

También se pueden meter en el microondas, pero yo nunca lo he probado.  Una vez pelados, se cortan en dados y se sofríen en una sartén con aceite, sal, una cucharada de azúcar, orégano y albahaca durante 10 a 15 minutos.  Se reserva.

P1140574

Se secan las rodajas de berenjena entre dos hojas de papel de cocina.  En una sartén con muy poco aceite, se van haciendo a la plancha.  No hay que tenerlas mucho rato, un minuto por cada lado a fuego fuerte.  Tampoco hay que volver a salarlas.  Pero sí tendréis que ir reponiendo aceite de vez en cuando. 

Se pueden hacer también en una fuente al horno, con un chorrito de aceite por encima, a 180º , hasta que estén tiernas y doradas.

Se precalienta el horno a 180ª.

Se monta entonces el plato.  En una fuente de horno se pone una primera capa de salsa de tomate, y encima una de berenjena. Encima, rodajas de mozarella y queso parmesano rallado.  Otra capa de tomate, otra de berenjena y otra de quesos,  y si os quedan ingredientes volvéis a empezar:  tomate, berenjena, quesos. 

Si tenéis albahaca fresca, podéis poner algunas hojas encima de los quesos antes de la siguiente capa de tomate, le da un sabor buenísimo.  Si no, no pasa nada.  Y si se os acaba el tomate casero podéis echar mano del de bote (me pasó la última vez que lo hice:  sólo tenía 6 tomates y me quedé corta de salsa).  La última capa será de queso (pero sin albahaca esta vez).

P1140583

Se mete la fuente en el horno unos 20 minutos, y 10 minutos más con el grill a gratinar.

¡A ver si os gusta!

 

 

 

Cous cous con verduras y arándanos

P1110567

Sí, ya sé que no es domingo, pero tenía un rato tonto ahora y he aprovechado para escribir este post.

El otro día teníamos patas de pollo asadas de cena, y María me pidió que le hiciera cous cous de guarnición.  La verdad es que la pobre me acompañó a la compra el primer día de vacaciones en Galicia, compró un paquete de cous cous porque le encanta, y el paquete viajó a Madrid metido en una maleta, sin abrir, un mes más tarde.  Vamos, que se lo debía a María.  Además, está rico y es fácil hacerlo.

Suelo hacerlo cuando hay carne o pollo con salsa, como acompañamiento.  Aunque también está bueno sin mezclarlo con ninguna salsa.  Ayer no quedaba mucha mantequilla blanda, así que puse mitad mantequilla y mitad aceite.  Y lo hice con arándanos y piñones porque era lo que tenía; también se puede hacer con pasas, orejones o ciruelas cortados, pipas…  y con las verduras que os gusten o que tengáis en la nevera.

INGREDIENTES: (6 personas)

  • 2 vasos de cous cous
  • 2 vasos de agua
  • 1 calabacín
  • 1 zanahoria
  • 1 puñado de arándanos
  • 1 puñado de piñones y pipas peladas
  • Sal, aceite de oliva
  • una nuez de mantequilla blanda

MODO DE HACERLO:

Se pelan y parten el calabacín y la zanahoria en dados (es un corte que se llama “brunoise”; no sé por qué, porque “brun” en francés significa moreno, castaño).  Se pochan en una sartén con un poco de sal, a fuego lento. 

Mientras, se rehidratan los arándanos en agua.  No sé si se debe hacer así o no , en todo caso es como lo hago:  los pongo en un vaso con agua, los meto 30 segundos en el microondas y los escurro con un colador.  Cuando está pochada la verdura, se añaden los arándanos, las pipas y los piñones y se da unas vueltas a todo junto.  Se reserva.

P1120959

Se pone el agua a calentar, y se retira del fuego justo cuando va a empezar a hervir.

Se vierte encima del cous cous, que estará en una sopera, y se tapa unos minutos para que engorde.

Se echa sal y se remueve con un tenedor para separar los granos.  Se añade una nuez de mantequilla y se remueve un poco más.

P1120968 Se mezcla con las verduras que hemos preparado antes, o se presenta en una fuente por separado.