Crostata de Nutella

P1130554

O de Nocilla, o de cualquier crema de chocolate y avellanas del mercado.  La he encontrado en un blog de cocina italiano, Tavolartegusto.  Es largo de hacer, entre tiempos de reposo, amasado y horno son unas 4 horas.  Por eso no la he preparado hasta hoy, porque llevo un mes dedicada intensamente al estudio y haciendo postres más rápidos. Como me examiné ayer, hoy me he dedicado a la crostata y a unas berlinesas que también quería probar hace tiempo.  La receta de las berlinesas la colgaré cuando la mejore, porque estaban muy buenas pero un poco pesadas. 

La versión rápida de esta receta es utilizar una masa quebrada de las que venden en los supermercados al lado del hojaldre.  Pero si tenéis tiempo haced la masa casera, ¡no hay color!

Va la receta de la crostata.

INGREDIENTES:

  • 330g de harina (0 230 de harina y 100 de avellanas molidas)
  • 165 g de mantequilla blanda
  • 1 huevo entero + 2 yemas
  • 130 g de azúcar
  • 1/2 cucharadita rasa de levadura
  • 1 pizca de sal
  • Opcional:  cáscara de limón, o de naranja, o esencia de vainilla, (esto según la receta original.  Yo no le he puesto nada)
  • 400 g de crema de cacao con avellanas

MODO DE HACERLO:

Mezclar con las varillas eléctricas la mantequilla, el azúcar y la sal (y el aroma, si es que decidís ponerlo).

P1130536

Añadir el huevo y las yemas uno a uno, incorporando bien cada uno antes de echar el siguiente.

P1130537

Se añade entonces la harina (sola o con las avellanas molidas) y la levadura, mezclando esta vez con una espátula o con las manos.  Hay que trabajarla un poco, pero no en exceso.  Al principio se pega mucho a las manos, y llega un momento en que no se pega casi y tiene pinta de un serrín grueso.  Formar entonces una bola, envolverla en papel film y meterla 40 minutos en la nevera.

Pasado este tiempo se saca de la nevera y se extiende en una superficie enharinada con un rodillo.  Esto es lo que indica la receta original.  En vez de hacerlo así, yo he preferido extenderla entre dos láminas de papel film, para poder pasarla mejor al molde porque estaba muy quebradiza y se rompía.  Forrar con ella un molde sin utilizar toda la masa, pues de lo que quede hay que hacer tiras para el enrejado de la tarta.  PInchar con un tenedor y meter el molde en la nevera mientras se hacen las tiras.

P1130543

P1130544

Sacar el molde de la nevera,cubrir la tarta con la crema de cacao y ésta con las tiras, formando un enrejado.

P1130545P1130546

Se reortan los bordes con el dedo, pegándolos al borde de la tarta, y se vuelve a meter en la nevera durante una hora.

Precalentar el horno a 180º diez minutos antes de sacar la tarta de la nevera.

Meter la tarta en medio del horno, con una bandeja en la ranura superior para que no se queme la crema de cacao ni se quede dura y seca.

P1130547

Dejarla así 20 minutos.  Pasado este tiempo, bajar la tarta de nivel (siempre con la bandeja en la ranura superior) y bajar el horno a 170 º.  A los 12 minutos, poner la tarta en la parte de arriba del horno (siempre con la otra bandeja encima) y dejarla otros 12 minutos.  Apagar el horno y sacar la tarta a los 5 minutos si está muy blanca, si está dorada se puede sacar inmediatamente.  Dejar enfriar por lo menos una hora antes de comerla.

Si entráis en el blog italiano, veréis que las tiras son más finas que las mías y están más juntas y mejor hechas.  

Está muy rica pero eso sí: ¡es “un tiro”!   Menos mal que la comida de hoy no era muy contundente…

P1130560

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Tarta de fresa y nata

P1130479Otra de mis recetas clásicas que todavía no tenía colgada en el blog.  Era la preferida de mi hija mayor cuando era pequeña, pero había un problema:  Maca cumple años en junio, y cuando llegaba su cumple ya no quedaban fresas en el mercado a un precio razonable.  Le tocaba siempre la de chocolate, que no está mal, pero no le gustaba tanto.  En fin, no me enrollo más hoy, va la receta:

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

  • 6 huevos
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 150 gr de harina

Para el almíbar:

  • 100 g de agua
  • 100 g de azúcar

Para el relleno:

  • 1kg de fresas
  • 1/2 litro de nata montada
  • 5 cucharadas de azúcar glace

 

MODO DE HACERLO:

Precalentar el horno a 180º.

Se empieza haciendo el bizcocho.  Para ello se separan las claras de las yemas, se baten las claras a punto de nieve y, ya montadas, se les añade las 6 cucharadas de azúcar.  Se bate un poco más para integrar el azúcar.  Se añade las yemas y se vuelve a batir.

Se echa la harina tamizándola con un colador grande para que no queden grumos, y se incorpora con cuidado a la masa.  Se vierte la masa en un molde redondo previamente untado con mantequilla.  Se hornea a 180º 30 minutos.

P1130451Se comprueba que está hecho pinchándolo con una aguja, que tendrá que salir limpia.  Se deja enfriar un rato y se desmolda.

P1130452

Mientras se hace el bizcocho se monta la nata con el azúcar y se conserva en la nevera.  Para montar la nata hay que procurar que esté muy fría, y el cacharro donde se va a montar también.

P1130463

Se corta el bizcocho en tres discos.  Yo lo hago con un cuchillo largo de filo (parecido al cuchillo jamonero).  Se pone cada disco en un plato.

P1130456

Se hace un almíbar con el agua y el azúcar, y se “emborracha” cada disco con el almíbar con la ayuda de un pincel.

P1130459

Se cubre el primer disco con nata, y se pone encima de la nata fresas laminadas.  Se pone encima el segundo disco, y se repite la operación.  Se cubre con el tercer disco.

Se cubre toda la tarta con el resto de nata montada, y se decora con el resto de las fresas.  ¡Buenísima!

P1130483

 

Crostata de mermelada

P1130431

En nuestros viajes a Roma a ver a Borja siempre tomo esta tarta en el desayuno, y me encanta.  Pero hasta este año no he sabido cómo se llamaba:  “crostata”.  Me recordaba a una tarta que tomaba de pequeña en casa de Ana, una de mis íntimas amigas del cole.  Encontré una receta para la masa de la tarta, la “pasta frolla perfecta para la crostata”, en un blog de cocina italiano, Dolcissima Stefy,  y estaba deseando hacerla.  Pero a mi hijo Juan no le gusta mucho la mermelada.  Este fin de semana no venía a comer, así que aproveché para hacer crostata.  Hice la masa a mano, aunque podría haberla hecho en la Thermomix o en un robot que me regalaron hace un par de años.  Y aunque sea un poco laborioso, no se tarda más de cinco minutos.  En la receta original la mantequilla se añade fría, esto es lo que hace algo difícil el amasado al principio.  Se puede poner a temperatura ambiente, costará menos mezclarlo todo; pero en este caso no se debe trabajar la masa en exceso, para que quede realmente “quebrada”.  Y, para cortar las tiras, estuve buscando una ruedecita en zigzag que tengo desde que era pequeña, pero no la encontré por ningún sitio, asi que las corté con un cuchillo por las buenas.

Va la receta.

INGREDIENTES:

  • 500 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 200 g de mantequilla
  • 30 ml de agua
  • 2 yemas de huevo y un huevo entero
  • ralladura de un limón
  • 1 bote de mermelada

 

MODO DE HACERLO:

Mezclar bien los huevos con el azúcar, añadir la harina y la ralladura de limón.  Se añade la mantequilla cortada en dados y el agua, y se amasa hasta obtener una masa lisa y homogénea.

Se envuelve en papel film y se deja en la nevera por lo menos media hora.  Se precalienta el horno a 180º.

Pasado este tiempo, se divide la masa en dos partes y se extiende una de ellas con el rodillo (espolvoreando harina encima de la mesa para que no se pegue la masa), hasta dejarla de un grosor de unos 4 mm.  Se unta un molde con mantequilla, y se pasa la masa al molde con ayuda del rodillo.

Se cortan los bordes que sobran.  Se rellena con el bote de mermelada.

Se extiende la otra mitad de la masa y se corta en tiras para decorar la tarta por encima como si fuera un enrejado.  Unir los extremos de las tiras con los bordes de la tarta, o doblar éstos hacia adentro.

Se mete la tarta en el horno, y se deja 40 ó 45 minutos, hasta que esté dorada.

P1130436

Tarta de cumpleaños

P1130388No sé si os acordáis de la tarta que mi hija pequeña, Rosario, le hizo a su hermana María por su santo.  Pues esta vez era el cumpleaños de Rosario (¡12 años ya!), y buscó ella misma la tarta que quería.   Vio el diseño, por así decirlo, en una página de internet, pero luego decidió el tipo de bizcocho que quería y con que bañarla.  

El bizcocho es de chocolate, según una receta del chef francés Cyril Lignac que encontré en un blog (francés también):   “C’est ma fournée”.  Lo hice una vez tal y como está explicado en el blog, con una cobertura de chocolate, aunque en un molde de rosca:  

P1130242El bizcocho les encantó, pero el baño de chocolate no tanto, así que no colgué la receta (porque, si os acordáis, sólo cuelgo las que tienen éxito en casa).  

El baño de la tarta no es fondant, es chocolate blanco con colorante alimentario azul.  Y el resto de la decoración, obra de Rosario.  A los nietos les ha encantado:  “¡Es el mar, mira los ositos en sus barcos!”, decía Juan, el mayor.  “¡Son flotadores!”, contestaba Rosario.  El caso es que estaba buenísima.  Pequeña, eso sí:  he usado el molde más pequeño que tenía, de 20 cm de diámetro.  La próxima vez doblaré las cantidades.  Va la receta.

INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

  • 200 g de chocolate negro
  • 250 g de mascarpone
  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • 75 g de azúcar glass
  • 40 g de harina

Para la decoración:

  • 180 g de chocolate blanco
  • colorante alimentario azul
  • galletitas de osito
  • gominolas en forma de aro

MODO DE HACERLO:

Sacar los huevos y el queso mascarpone de la nevera una hora antes de hacer el bizcocho, por lo menos.

Precalentar el horno a 150º, con calor arrriba y abajo;   y con ventilador si es posible.  

Derretir el chocolate.  Normalmente lo hago al baño María, pero hoy lo he derretido en el microondas.  4 minutos primero a 400W, pero luego lo he puesto dos minutos más porque no se había derretido.  Moverlo con una espátula al sacarlo para que se acabe de derretir del todo.

Poner en un bol el queso mascarpone, y batirlo un poco con la batidora de varillas para ablandarlo un poco.  Verter el chocolate derretido encima del queso y volver a batir con las varillas.

Ir añadiendo los 4 huevos, de uno en uno.  Cada vez que se añade un huevo hay que batir con las varillas unos 30 segundos, para que se incorpore bien antes de echar el siguiente.

Se añade entonces el azúcar, se mezcla con las varillas y por último se añade la harina tamizada, y mezclar suavemente.

En la receta que he seguido se insiste mucho en que se hornee el bizcocho encima de una lámina de silicona para que el bizcocho quede suave.  Así que he echado mano de un molde al que le he quitado la base, he puesto papel de aluminio sobre la lámina de silicona como aconsejaban en el blog y el aro del molde sobre él.  Aunque en la receta no decían nada de engrasar el molde, yo lo he hecho:  he engrasado el molde y el papel de aluminio.

Se vierte la mezcla en el molde, y se hornea a 150º unos 30 minutos.  Tiene que quedar hecho por los bordes, pero el centro tiene que temblar un poco, como un flan.  Se saca entonces del horno, y se mete en la nevera unas dos horas para que se enfríe antes de decorarlo.

P1130376

Hasta aquí la receta del bizcocho.

Y ahora, la decoración de Rosario:  Se necesita una tableta de 180 g de chocolate blanco.  Se derrite en el microondas también y se le añaden 6 gotas de colorante alimentario azul.   Se cubre la tarta con este chocolate encima de una rejilla, y se rodea de barritas de chocolate y galleta antes de que se endurezca el chocolate, para que se peguen bien al borde.  

Para la arena de la playa, se machacan galletas.  Se decora el mar con gominolas en forma de aro, con un osito de galleta dentro de cada una.  Se pueden poner también ositos en la arena, como si estuvieran tomando el sol.  Y alguna sombrillita también, aunque hoy no teníamos en casa.

Se vuelve a meter en la nevera, pero aconsejo sacarla por lo menos media hora antes de tomarla para que se temple, está más rica.

P1130390

 

 

 

Tarta “Regalo”

P1120460Soy un caos.  Tan pronto escribo cuatro entradas el mismo día, como me paso meses sin publicar ninguna.  Hoy tengo mucho “material” y tiempo para escribir.  Pero me parece que dejaré varias recetas en “Borradores”, para ir publicándolas poco a poco.

Esta tarta ha sido el regalo de santo de Rosario a María (María celebra su santo el día de la Cruz de mayo, como su abuela).  Rosario es la pequeña, y María la penúltima.  Rosario estaba muy ilusionada con hacerle a María un regalo sorpresa.  Se pasó horas buscando recetas por Internet (se ve que lo de mirar libros de cocina ya no se lleva), y cuando decidió qué tarta quería hacer nos fuimos las dos a comprar los ingredientes, mientras María estaba en volley.  Hay que reconocer que María encontró la bolsa y vio lo que había dentro, pero no se imaginaba así la tarta.

La base era una Sachertorte rellena de mermelada de fresa.  Tuvo su dificultad, porque había que rellenar las bolsas vacías de Conguitos y Lacasitos con servilletas y pincharlas en unas pajitas, como si se estuvieran vaciando sobre la tarta, y hubieran derribado unas cuantas galletas del borde.  Había que esperar a que la cobertura de la tarta estuviera fría, pero no lo suficiente como para que no se pegaran encima los chocolates…  Una vez hecha, tuvimos que quitar una de las bandejas de la nevera porque no cabía de alto.  Y por supuesto, María tuvo prohibida la entrada en la cocina toda la mañana.

Lo mejor:  la cara que puso María cuando la vio.  Lo segundo mejor, lo contenta que estaba Rosario con la sorpresa que le había dado.  Y lo último, que estaba buenísima!!  No me enrollo más, va la receta:

INGREDIENTES:

Para la tarta:  Receta de la tarta Sacher

Para la decoración:

  • 1 paquete grande y otro pequeño de Conguitos y de Lacasitos (o de mini nubes, jelly beans…  cualquier “chuche” pequeña que os guste)
  • 1 caja de galletas alargadas de chocolate blanco
  • 2 pajitas de las (articuladas) y 2 servilletas

MODO DE HACERLO:

Una vez que tenemos la tarta cubierta con el chocolate, dejamos que se enfríe un poco.  Sobre la tarta ponemos los conguitos en una mitad y los Lacasitos en la otra.  La separación entre ambas mitades no tiene que ser una línea recta.  En cada mitad, en uno de los extremos de la tarta, pinchar la parte corta de las pajitas en la tarta.  Rellenar las bolsas con una servilleta de papel cada una, y pincharlas en las pajitas hasta bastante abajo.  Hacer una montañita con los chocolates al pie de cada una de las pajitas.  A decir verdad, en la receta original parece ser que pintaban las pajitas con el chocolate de cubrir la tarta y les pegaban chocolates, pero nosotras lo intentamos y no se sujetaban; así que lo arreglamos con la montañita.  Disponer las galletas de chocolate alrededor de toda la tarta menos por el lado opuesto a las pajitas, donde se juntan los conguitos y los lacasitos.  Si son demasiado largas, cortarlas por la mitad con un cuchillo sin sierra bien afilado.  Poner conguitos y lacasitos por el borde de la tarta en ese trozo, y algunos en el plato como si se hubieran “desbordado” de la tarta.

P1120462

¡Y a comer!  Eso sí, no os sirváis un trozo muy grande, ¡que es una “bomba” de azúcar!

¡Muchas felicidades, María!