Bollitos de brioche con camembert

P1120424

De vez en cuando estoy falta de ideas, y en esos casos Pinterest es de gran ayuda.  Voy guardando en mis tableros las recetas que me parecen buenas (cuando tengo tiempo de meterme en Pinterest, que suele ser una vez al mes, o cada dos meses…).  Y cuando no se me ocurre qué hacer de cena por ejemplo, o de aperitivo los domingos, busco en mi tablero  para coger ideas.   Suelo adaptar las recetas al gusto de casa.  En la receta de hoy, por ejemplo, los brioches estaban rellenos unos de ajo, otros de membrillo, otros de frutos rojos…  Pero yo no los he rellenado con nada.  También he cambiado la receta del brioche:  en vez de usar la de la página original  lo hice una vez con la receta de mi libro de Thermomix, y a mis hijos les gustó más.  Es largo de hacer, porque hay que dejar la masa levando primero una hora, y luego otra más, más el tiempo de horno y el de hacer los bollitos…  se tarda unas tres horas en total.  Empecé a hacerlo el domingo a las 10 y media, y así lo tomamos recién salido del horno.  Se puede poner más queso fundido aparte, porque para esta cantidad de bollitos se queda corto.  Aunque si sobran, para el desayuno o la merienda con mantequilla y mermelada están riquísimos.  Va la receta:

INGREDIENTES:

Para la masa de brioche:

  • 90 gr de leche
  • 25 – 30 gr de levadura de panadero
  • 4 huevos 
  • 500 gr de harina de fuerza
  • 60 gr de azúcar
  • 10 gr de sal
  • 100 gr de mantequilla blanda en trozos
  • 1 queso camembert
  • tomillo y semillas de amapola (opcional)

MODO DE HACERLO:

En el vaso de la Thermomix, poner la leche y programar 30 segundos, 37º, velocidad 1.  Añadir la levadura desmenuzada y programar 10 segundos velocidad 3 para que se mezcle bien la levadura con la leche.

Añadir entonces los huevos, la harina, el azúcar y la sal y programar 30 segundos, velocidad 6.  Se amasa entonces programando 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.  

Programar otros 2 minutos a velocidad espiga e ir añadiendo la mantequilla blanda en trozos por el bocal.  Dejar reposar una hora en el vaso de la Thermomix, hasta que salga la masa por arriba.  Al cabo de la hora, bajar la masa con la espátula y volver a amasar a velocidad espiga un minuto.

Enharinar la mesa o la encimera, volcar la masa y amasarla 2 ó 3 minutos, haciendo una bola.  Dividirla en dos trozos, uno de ellos algo más grande que el otro.  Hacer con cada mitad un cilindro para que sea más fácil hacer porciones más o menos iguales.  Formar bollitos con cada una de ellas.  La porción más pequeña de masa servirá para los bollitos de alrededor del queso, y la mayor para el círculo exterior.

En este blog, Directo al paladar, tenéis fotos del proceso de hacer la masa.

En una bandeja de horno forrada con papel, poner en el centro la caja del queso camembert si es de madera.  Si es de papel (como la mía del otro día), sustituirla por una fuente de barro como las de los huevos al plato, por ejemplo.  Poner los bollitos alrededor, en dos filas, dejando unos 0,5 cm desde la fuente y también entre ellos porque hay que volver a dejarlos levar y necesitan espacio.  Volver a dejar reposar la masa hasta que doble el volumen durante otra hora, en un lugar templado y sin corrientes de aire.

Pasado ese tiempo, precalentar el horno a 180º.   Pintar los bollitos con huevo batido muy suavemente, para que no se baje la masa.  Espolvorear con tomillo y semillas de amapola y meter al horno.  Tendrá que estar unos 40 – 45 miutos.  Quitar con un cuchillo la tapa de arriba del queso camembert.  A la media hora, sacar la bandeja del horno, poner el queso camembert en su caja o en la fuente que pusimos en el centro y volver a meter hasta que los bollitos estén dorados y el queso derretido.  Dejar enfriar unos minutos, ¡y a comer!

Anuncios

Canapés de pera y queso de cabra

p1120275El tercero de nuestros hijos, Borja, vive en Roma.  Está estudiando Teología allí.  Hemos ido Juan y yo a verle en febrero.  Nos alojamos en un hotel cerca de la Piazza del Popolo y justo enfrente había una de esas pizzerías de porciones, con unas pizzas distintas de las que encuentras aquí en todas partes.  Un día cenamos allí, y probamos una pizza blanca (sin tomate, vaya) de queso y pera que estaba espectacular.  Así que he decidido copiar la idea para hacer unos canapés.  Se pueden hacer igual con manzana, pero el de pera está buenísimo, y es más original.  Doy los ingredientes para una pera.  Para más peras, se necesitará más queso, una cucharada más de azúcar por pera y un poco más de Pedro Ximénez, pero no más mantequilla.

Las cantidades hoy no son muy exactas:  María y Rosario participaban en un concurso de “Repostería creativa con microondas” y se han llevado el peso, las varillas, el cacharro grande para hacer mezclas…  Llevan toda la semana ensayando recetas con Ana, una vecina nuestra muy simpática que tiene la edad de Rosario y que vive justo enfrente, así que pasan mucho tiempo juntas, son muy amigas.  Han hecho un brownie, pero no uno normal, sino uno de 3 chocolates.  ¡Y han ganado el primer premio!  Aparte de un diploma, dentro de unos días tendrán una “masterclass” de chocolate.  ¡Están emocionadas!  

El caso es que los ingredientes de hoy van medidos a cucharadas.

INGREDIENTES:

  • 1 pera blanquilla o conferencia
  • 1 cucharada de azúcar 
  • 1 cucharada de mantequilla (unos 25-30 gr)
  • 1 rulo de queso de cabra
  • tantas rodajas de pan como rodajas de pera
  • 2 cucharadas de Pedro Ximénez

MODO DE HACERLO:

Se pela la pera y se corta en rodajas.  Si las pepitas son muy gordas se quitan.  A mi no me ha hecho falta quitarlas hoy.  He hecho la foto con la cucharada de mantequilla para que veáis la cantidad que he puesto.  Es una cucharada sopera.

P1110426

Se pone la mantequilla en una sartén, y cuando esté derretida se ponen las peras, se espolvorean con el azúcar y se dejan a fuego lento para que se caramelicen.  No tardan mucho, y cuando están hechas de un lado hay que darles la vuelta con cuidado para que se caramelicen por el otro.

P1110431

Se coloca encima de cada rodaja de pan una de pera, y encima otra de queso de cabra.  Se mete al horno a gratinar.

       P1110432  P1110434

Se pone el Pedro Ximénez en el fuego a reducir.  Tened cuidado de que no se queme.  Se echa una gota de la reducción encima de cada canapé, y a servir.

Y…  como estaban tan buenos, calentitos, los saqué corriendo a la mesa y ¡se me olvidó hacer la foto de los canapés acabados!  Prometo hacerla y colgarla la próxima vez que los haga.

P.D.:  Ya está la foto…  Llegó casi un año más tarde!

Mini-quiches

P1110179La comida de ayer fue fácil de preparar:  fondue de queso y volcanes de chocolate con helado de leche.  La fondue se prepara en dos minutos, los volcanes de chocolate eran congelados y el helado lo había preparado Santi (le salió buenísimo).  Aun así estuve toda la mañana en la cocina, porque preparé unas mini-quiches y tuve que hacerlas en cuatro tandas.  Unas de champiñones, y las otras de espárragos con salmón.  Habría sido más fácil y más rápido hacer quiches grandes, pero las quería para el aperitivo.  También hice brioches con queso brie, pero ¡tengo que perfeccionar la receta antes de colgarla!  Va la receta de las quiches, pues.

INGREDIENTES:

  • 3 láminas de masa quebrada refrigerada
  • 4 huevos
  • 400 ml de nata
  • 200 ml de leche
  • 1 bandeja de champiñones
  • 4 – 5 lonchas de bacon
  • 1 manojo de espárragos trigueros finos
  • 3 lonchas de salmón ahumado
  • sal y pimienta
  • aceite
  • mantequilla
  • perejil picado

Nota:  si queréis hacer quiches grandes, por cada molde:  1 lámina de masa quebrada, 2 huevos, 200 ml de nata y 100 ml de leche.  Para el relleno sirven las mismas cantidades que he dado arriba).

MODO DE HACERLO:

Se lavan y se cortan los champiñones.  Se hacen en una sartén con una gota de aceite y dos nueces de mantequilla, y perejil picado.  Se salan casi al final, para que no suelten mucha agua. Se corta el bacon en tiras y se hace en una sartén sin nada de aceite.  No tiene que quedar muy hecho.  

 

Por otro lado se cortan los espárragos en trozos (de unos dos cm.), se salan y se saltean unos minutos.  Tienen que quedar “al dente”.  Se corta el salmón en tiras.

P1110174

Se baten los 4 huevos, la nata y la leche.  Se salpimenta.  Y se reserva en una jarra para que sea más fácil rellenar los moldes.

Se extienden las láminas de masa quebrada con el rodillo para dejarlas más finas y se cortan círculos con un cortapastas algo mayor que el diámetro de los moldes.  

Se untan los moldes con mantequilla y se cubren con la masa.  Se ponen unos garbanzos en cada molde y se meten al horno a 180-200º para que se dore un poco la masa, unos cinco minutos.

Se saca del horno la bandeja de moldes, se les quita los garbanzos y se rellenan con champiñones y bacon unos, y con espárragos y salmón otros.  Por encima se vierte la mezcla de huevos, nata y leche, con cuidado de que no se desborde.  Se puede espolvorear queso rallado por encima ( normalmente lo hago), pero entre el brie del aperitivo y la fondue de comida no quise añadir más queso al menú.  

P1110172

Se vuelve a meter al horno y se deja unos 15 minutos hasta que estén cuajadas las quiches.  Se nota porque se hincha un poco el relleno, aunque al sacarlas del horno se baja.  Como sólo tengo una bandeja de 12 moldes, repetí la operación cuatro veces, dos con relleno de champiñones y dos con relleno de espárragos.