Tarta de queso “caliente”

P1120927

Esta es otra de las recetas “gallegas”.   Cuando comes o cenas fuera, la tarta de queso es típica en los restaurantes de las Rías Bajas.  Lo normal es que te den la tarta “fría”, es decir:  galleta en la base, crema de queso cuajada a base de gelatina o de sobres de cuajada, y mermelada por encima.  En pocos sitios te ofrecen la tarta “caliente”;  no es que se coma caliente realmente, sino que está hecha al horno y no suele tener mermelada ni salsas de ningún tipo.  Esta es la que más me gusta, y probé varias recetas hasta dar con la “definitiva”, como dicen mis hijos.  

Este verano la he hecho unas 5 ó 6 veces.  Aunque casi me quedo sin hacerla, porque se me habían olvidado las cantidades de azúcar y maicena.  Así que me vine al blog a buscarla…  ¡y no la había colgado todavía!   Imperdonable.  Para remediarlo, a los pocos días de volver a Madrid la hice, con el único fin de poder escribir este post.  Bueno, y también porque está muy rica.  Aquí va, por lo tanto, la receta de queso “caliente” definitiva.

INGREDIENTES:

  • 500 g de queso para untar
  • 250 gr. azúcar
  • 50 gr. harina de maíz (o de trigo, pero con la de maíz sale más esponjosa)
  • 2 huevos + 2 claras
  • Mantequilla para untar el molde

MODO DE HACERLO:

Precalentar el horno a 180º.

Mezclar el queso con la harina primero, con una cuchara de madera (cuesta un poco al principio, aunque dejando el queso fuera de la nevera una hora es mucho más fácil).  Añadir el azúcar y seguir mezclando. 

Montar las 4 claras a punto de nieve.

Añadir a la mezcla las 2 yemas, y por último las claras a punto de nieve.

Untar ligeramente un molde con mantequilla, cubrir el fondo con papel sulfurizado y untarlo también con mantequilla.  Verter la masa y cocer en el horno al baño María, unos 35-45 minutos, a 180º.  Sacar la tarta del horno cuando, al pincharla con una aguja, ésta salga limpia.

P1120910

Sube mucho en el horno pero en cuanto se saca, baja.

Esta muy buena acompañada con salsa de toffee…  pero esta receta se queda para otro post.

 

 

Anuncios

Calabacines rellenos

P1120626

Esta receta forma parte de las “recetas gallegas” que suelo hacer en verano, cuando estamos en las Rías Baixas de vacaciones.   Esta receta me la enseñó Carmen, una señora que iba a ayudar a mi madre cuando le invadíamos la casa en vacaciones.  Carmen tenía una huerta, y traía para hacerla unos calabacines “mutantes”, gigantescos.   Ahora Carmen se ha jubilado, y la casa de mi madre sigue siendo invadida por mis hermanos, sobrinos, hijos y nietos, y no sé si estos calabacines seguirán formando allí parte del menú.  Yo sí los sigo haciendo, aunque no me salen tan buenos como a Carmen…  Escribo la receta como me la dio ella:

INGREDIENTES:

  • 2 calabacines grandes (o cuatro o cinco pequeños)
  • 1 kg de carne picada (puede ser sólo ternera, o mezcla de ternera y cerdo)
  • 1 vaso de vino blanco y uno de caldo de carne (se puede hacer con pastilla)
  • 1 cebolla grande ó 2 pequeñas
  • 1 diente de ajo
  • una cucharada rasa de harina
  • Sal, pimienta y aceite de oliva

MODO DE HACERLO:

Se parten los calabacines en dos a lo largo, se cortan en trozos del mismo tamaño más o menos y se vacían, dejando un borde de calabacín alrededor.  

P1120618Se salpimentan, se rocían con un chorrito de aceite de oliva y se meten en el horno hasta que estén blandos, a 180 grados (unos 20 minutos).

P1120620

Se corta en trozos pequeños el calabacín que se ha sacado y se pica la cebolla.

P1120621

Mientras tanto, en una sartén se pone media cebolla (o una pequeña) a pochar, se sube el fuego para hacer la carne que se habrá salpimentado previamente y, cuando esté hecha, se añade el calabacín reservado.

Se sacan los calabacines del horno y se rellenan con la carne.  Se vuelven a meter al horno unos 10 minutos.

 

Se prepara la salsa, pochando la otra media cebolla con el diente de ajo.  Se añade la cucharada de harina, se tuesta un poco.  Se añade el vino blanco subiendo el fuego, se deja que evapore el alcohol, se vierte entonces el caldo de carne y se deja cocer todo junto 5 minutos.   Se vierte por encima de los calabacines.

P1120625

Se puede dejar preparado con antelación, y calentarlo en el horno cuando se vayan a tomar.

Javi, ya lo siento, creo que no hay foto tuya comiéndolos.  ¡Tendré que colgar otro post para que puedas hacerte la foto!

 

 

 

El blog de Javi

bunuelos_de_viento_JaviEn esta entrada no voy a colgar ninguna receta.  Os voy a hablar del blog de Javi.

Javi es uno de mis hijos, el cuarto.  Llevaba un tiempo amenazando: “En una de éstas voy a hacer mi propio blog, se va a llamar “Mi madre tiene un blog de cocina”.  Yo aviso”.

Pues ha tardado, pero lo ha hecho.  Ha estado una semana y pico solo en casa porque tenía que trabajar;  pero como tenía horario de verano ha aprovechado las horas muertas para cumplir su amenaza y crear su blog.  Os lo recomiendo, tiene mucha gracia:  http://mimadretieneunblogdecocina.com

¡¡Ahora voy a tener que colgar de verdad una receta cada domingo, Javi, jajaja!! Ups, ayer ya fallé…

Por cierto, la foto, y los buñuelos, son hechos por Javi.  Los buñuelos le salieron buenísimos (nos hizo una fuente llena el día que volvimos de viaje a Madrid), y la foto…  ¡voy a contratarlo de fotógrafo!

 

 

Rodaballo al horno

P1120542Ayer era nuestro aniversario: 29 años llevamos casados Juan y yo.  Día de acción de gracias a Dios.  Y de “comida especial”.  Nos fuimos a la compra a ver qué veíamos, y en la pescadería tenían unos rodaballos con una pinta buenísima.  Nos hicimos con uno de casi dos kilos, unas nécoras (“señora, no se lleve mejillones que son muy pequeños”), unas gambitas, y a casa a preparar la comida.  Tras una búsqueda por varias páginas de recetas (suelo hacer siempre lo mismo:  leo varias recetas y cojo lo que me convence de cada una de ellas), me puse manos a la obra.

INGREDIENTES:

  • Un rodaballo de unos dos kilos
  • 2 cebollas
  • 5 ó 6 patatas
  • 2 rodajas de limón
  • 1 manojo de perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3 dientes de ajo
  • 1/4 vaso de vinagre
  • Sal y pimienta

Modo de hacerlo:

Lo primero es preparar una “cama” para el rodaballo.  Para eso, se cortan las cebollas en juliana fina, y se pochan en un poco de aceite de oliva.  No tienen que quedar muy hechas, pues acabarán de hacerse en el horno.  Poner la cebolla en el centro de una bandeja de horno.

Mientras se pocha la cebolla, pelar las patatas y cortarlas en rodajas de medio centrimetro de ancho, aproximadamente.  Salarlas y freírlas en la misma sartén que la cebolla, añadiendo un poco más de aceite.  Para las patatas, lo mismo que para las cebollas:  se trata únicamente de que empiecen a hacerse un poco, pero acaban de hacerse en el horno, por lo que estarán en 5 minutos con el fuego fuerte, pero no a tope (en el 7 y medio sobre 9 las hice yo).  Poner las patatas, bien escurridas, alrededor de la cebolla.

Al comprar el rodaballo, pedir al pescadero que lo prepare para hacer en el horno (que le corte los lados y la cola, y que le quite las agallas).  Limpiarlo con agua, secarlo, salarlo, hacerle unos cortes arriba para meter dentro medias rodajas de limón y ponerlo en la bandeja, encima de la cama de cebolla y patata.

P1120535

Picar muy fino el perejil, mezclarlo con medio vaso de aceite escaso y verterlo por encima del rodaballo y las patatas.  Añadir el vaso de vino blanco y un cuarto de vaso de agua.

P1120536

Meterlo al horno, a media altura, a 180º.  Se calcula 30 minutos por kilo.  El mío pesaba 1kg 800gr, y estuvo 50 minutos en el horno.  Sacar el rodballo del horno

Partir el ajo en láminas y freírlo en aceite.  Cuando empieza a dorarse, volcar el vinagre (cuidado, ¡salpica mucho!) y cuando deja de salpicar retirarlo del fuego.  Verterlo por encima del rodaballo, y ¡a comer!

P1120538

 

 

Tarta “Regalo”

P1120460Soy un caos.  Tan pronto escribo cuatro entradas el mismo día, como me paso meses sin publicar ninguna.  Hoy tengo mucho “material” y tiempo para escribir.  Pero me parece que dejaré varias recetas en “Borradores”, para ir publicándolas poco a poco.

Esta tarta ha sido el regalo de santo de Rosario a María (María celebra su santo el día de la Cruz de mayo, como su abuela).  Rosario es la pequeña, y María la penúltima.  Rosario estaba muy ilusionada con hacerle a María un regalo sorpresa.  Se pasó horas buscando recetas por Internet (se ve que lo de mirar libros de cocina ya no se lleva), y cuando decidió qué tarta quería hacer nos fuimos las dos a comprar los ingredientes, mientras María estaba en volley.  Hay que reconocer que María encontró la bolsa y vio lo que había dentro, pero no se imaginaba así la tarta.

La base era una Sachertorte rellena de mermelada de fresa.  Tuvo su dificultad, porque había que rellenar las bolsas vacías de Conguitos y Lacasitos con servilletas y pincharlas en unas pajitas, como si se estuvieran vaciando sobre la tarta, y hubieran derribado unas cuantas galletas del borde.  Había que esperar a que la cobertura de la tarta estuviera fría, pero no lo suficiente como para que no se pegaran encima los chocolates…  Una vez hecha, tuvimos que quitar una de las bandejas de la nevera porque no cabía de alto.  Y por supuesto, María tuvo prohibida la entrada en la cocina toda la mañana.

Lo mejor:  la cara que puso María cuando la vio.  Lo segundo mejor, lo contenta que estaba Rosario con la sorpresa que le había dado.  Y lo último, que estaba buenísima!!  No me enrollo más, va la receta:

INGREDIENTES:

Para la tarta:  Receta de la tarta Sacher

Para la decoración:

  • 1 paquete grande y otro pequeño de Conguitos y de Lacasitos (o de mini nubes, jelly beans…  cualquier “chuche” pequeña que os guste)
  • 1 caja de galletas alargadas de chocolate blanco
  • 2 pajitas de las (articuladas) y 2 servilletas

MODO DE HACERLO:

Una vez que tenemos la tarta cubierta con el chocolate, dejamos que se enfríe un poco.  Sobre la tarta ponemos los conguitos en una mitad y los Lacasitos en la otra.  La separación entre ambas mitades no tiene que ser una línea recta.  En cada mitad, en uno de los extremos de la tarta, pinchar la parte corta de las pajitas en la tarta.  Rellenar las bolsas con una servilleta de papel cada una, y pincharlas en las pajitas hasta bastante abajo.  Hacer una montañita con los chocolates al pie de cada una de las pajitas.  A decir verdad, en la receta original parece ser que pintaban las pajitas con el chocolate de cubrir la tarta y les pegaban chocolates, pero nosotras lo intentamos y no se sujetaban; así que lo arreglamos con la montañita.  Disponer las galletas de chocolate alrededor de toda la tarta menos por el lado opuesto a las pajitas, donde se juntan los conguitos y los lacasitos.  Si son demasiado largas, cortarlas por la mitad con un cuchillo sin sierra bien afilado.  Poner conguitos y lacasitos por el borde de la tarta en ese trozo, y algunos en el plato como si se hubieran “desbordado” de la tarta.

P1120462

¡Y a comer!  Eso sí, no os sirváis un trozo muy grande, ¡que es una “bomba” de azúcar!

¡Muchas felicidades, María!

Rollos de jamón y queso

P1120444

Otra receta muy fácil, y muy buena.  La versión salada de los “cinnamon rolls” que copan las páginas de Pinterest.  La receta original tenía mostaza untada en el hojaldre, pero yo no le he puesto :  no le gusta a todo el mundo en casa. Pensé que se quedaría muy seco, pero no.  Se puede hacer también con queso ricotta,  espinacas y pasas, con pimientos pochados y atún bueno…  

Suelo hacerlos de cena, con una buena ensalada, porque se hace muy rápido.  Va la receta:

INGREDIENTES:

  • 1 plancha de hojaldre
  • 9 lonchas de jamón cuadradas
  • 9 lonchas de queso cuadradas
  • queso emmental rallado
  • 1 huevo para pintar, o unos 50 gr de mantequilla derretida

MODO DE HACERLO:

Se extiende la plancha de hojaldre, dejando debajo el papel sobre el que está enrollado.  Se pincha toda la superficie con un tenedor, y se cubre con el jamón primero, el queso en lonchas por encima y finalmente el queso rallado.

Hay que dejar el relleno a uno o dos centímetros de uno de los bordes, para enrollarlo más fácil.

Se enrolla con la ayuda del papel, hacia el lado en el que hemos dejado hojaldre sin cubrir de relleno.

Se corta en lonchas de un algo más de un dedo de ancho, con un cuchillo afilado sin sierra.

P1120438

Se pinta una fuente de horno con mantequilla para evitar que se peguen los rollos, y se disponen éstos en la fuente.

Se pintan con huevo batido o con mantequilla derretida (los de la foto están con mantequilla, no me quedaban huevos en la nevera) y se meten al horno a 180 grados unos veinte minutos, o hasta que estén los rollos dorados y el queso fundido.

Y…  ¡A comer!

P1120443

Macedonia de frutas

P1120419Para compensar la receta anterior, hoy toca receta fácil, fácil, pero rica, rica, que diría Arguiñano.  Y una manera buenísima para que tomen fruta los que sólo comen plátano – y gracias –  de casa.  Siempre me da un poco de pereza, de inicio, cortar toda la fruta en daditos.  Pero todo es ponerse, porque la verdad es que no se tarda nada.  Empiezo cortando las frutas que no se oxidan, y acabo siempre por las manzanas para que no se pongan feas.   Doy los ingredientes para 8 personas con la fruta que usé, pero cada uno puede ponerle la fruta que más le guste:

INGREDIENTES:

  • 2 plátanos
  • 2 mandarinas
  • 2 kiwis
  • 2 peras
  • 2 manzanas
  • 6 fresas grandes
  • 4 cucharadas de azúcar
  • el zumo de medio limón

 

MODO DE HACERLO:

Se pelan las mandarinas y se sacan los gajos con un cuchillo dejando las pieles que los separan.  Sueltan zumo al hacer esto, que se aprovecha para verterlo en el bol donde se va a ir poniendo la fruta.

Pelar mandarina

Se parten las fresas en daditos.  Y se pelan y parten los plátanos, los kiwis, las peras y las manzanas,  procurando que todos los trozos de fruta sean más o menos del mismo tamaño.  Se espolvorea con las cucharadas de azúcar y se echa por encima el zumo de limón.   Se deja así una media hora (fuera de la nevera), durante la cual la fruta va soltando jugo.  Se remueve toda la fruta para que se mezclen bien los tipos de fruta y el jugo, y se sirve.