Tarta “Regalo”

P1120460Soy un caos.  Tan pronto escribo cuatro entradas el mismo día, como me paso meses sin publicar ninguna.  Hoy tengo mucho “material” y tiempo para escribir.  Pero me parece que dejaré varias recetas en “Borradores”, para ir publicándolas poco a poco.

Esta tarta ha sido el regalo de santo de Rosario a María (María celebra su santo el día de la Cruz de mayo, como su abuela).  Rosario es la pequeña, y María la penúltima.  Rosario estaba muy ilusionada con hacerle a María un regalo sorpresa.  Se pasó horas buscando recetas por Internet (se ve que lo de mirar libros de cocina ya no se lleva), y cuando decidió qué tarta quería hacer nos fuimos las dos a comprar los ingredientes, mientras María estaba en volley.  Hay que reconocer que María encontró la bolsa y vio lo que había dentro, pero no se imaginaba así la tarta.

La base era una Sachertorte rellena de mermelada de fresa.  Tuvo su dificultad, porque había que rellenar las bolsas vacías de Conguitos y Lacasitos con servilletas y pincharlas en unas pajitas, como si se estuvieran vaciando sobre la tarta, y hubieran derribado unas cuantas galletas del borde.  Había que esperar a que la cobertura de la tarta estuviera fría, pero no lo suficiente como para que no se pegaran encima los chocolates…  Una vez hecha, tuvimos que quitar una de las bandejas de la nevera porque no cabía de alto.  Y por supuesto, María tuvo prohibida la entrada en la cocina toda la mañana.

Lo mejor:  la cara que puso María cuando la vio.  Lo segundo mejor, lo contenta que estaba Rosario con la sorpresa que le había dado.  Y lo último, que estaba buenísima!!  No me enrollo más, va la receta:

INGREDIENTES:

Para la tarta:  Receta de la tarta Sacher

Para la decoración:

  • 1 paquete grande y otro pequeño de Conguitos y de Lacasitos (o de mini nubes, jelly beans…  cualquier “chuche” pequeña que os guste)
  • 1 caja de galletas alargadas de chocolate blanco
  • 2 pajitas de las (articuladas) y 2 servilletas

MODO DE HACERLO:

Una vez que tenemos la tarta cubierta con el chocolate, dejamos que se enfríe un poco.  Sobre la tarta ponemos los conguitos en una mitad y los Lacasitos en la otra.  La separación entre ambas mitades no tiene que ser una línea recta.  En cada mitad, en uno de los extremos de la tarta, pinchar la parte corta de las pajitas en la tarta.  Rellenar las bolsas con una servilleta de papel cada una, y pincharlas en las pajitas hasta bastante abajo.  Hacer una montañita con los chocolates al pie de cada una de las pajitas.  A decir verdad, en la receta original parece ser que pintaban las pajitas con el chocolate de cubrir la tarta y les pegaban chocolates, pero nosotras lo intentamos y no se sujetaban; así que lo arreglamos con la montañita.  Disponer las galletas de chocolate alrededor de toda la tarta menos por el lado opuesto a las pajitas, donde se juntan los conguitos y los lacasitos.  Si son demasiado largas, cortarlas por la mitad con un cuchillo sin sierra bien afilado.  Poner conguitos y lacasitos por el borde de la tarta en ese trozo, y algunos en el plato como si se hubieran “desbordado” de la tarta.

P1120462

¡Y a comer!  Eso sí, no os sirváis un trozo muy grande, ¡que es una “bomba” de azúcar!

¡Muchas felicidades, María!

Rollos de jamón y queso

P1120444

Otra receta muy fácil, y muy buena.  La versión salada de los “cinnamon rolls” que copan las páginas de Pinterest.  La receta original tenía mostaza untada en el hojaldre, pero yo no le he puesto :  no le gusta a todo el mundo en casa. Pensé que se quedaría muy seco, pero no.  Se puede hacer también con queso ricotta,  espinacas y pasas, con pimientos pochados y atún bueno…  

Suelo hacerlos de cena, con una buena ensalada, porque se hace muy rápido.  Va la receta:

INGREDIENTES:

  • 1 plancha de hojaldre
  • 9 lonchas de jamón cuadradas
  • 9 lonchas de queso cuadradas
  • queso emmental rallado
  • 1 huevo para pintar, o unos 50 gr de mantequilla derretida

MODO DE HACERLO:

Se extiende la plancha de hojaldre, dejando debajo el papel sobre el que está enrollado.  Se pincha toda la superficie con un tenedor, y se cubre con el jamón primero, el queso en lonchas por encima y finalmente el queso rallado.

Hay que dejar el relleno a uno o dos centímetros de uno de los bordes, para enrollarlo más fácil.

Se enrolla con la ayuda del papel, hacia el lado en el que hemos dejado hojaldre sin cubrir de relleno.

Se corta en lonchas de un algo más de un dedo de ancho, con un cuchillo afilado sin sierra.

P1120438

Se pinta una fuente de horno con mantequilla para evitar que se peguen los rollos, y se disponen éstos en la fuente.

Se pintan con huevo batido o con mantequilla derretida (los de la foto están con mantequilla, no me quedaban huevos en la nevera) y se meten al horno a 180 grados unos veinte minutos, o hasta que estén los rollos dorados y el queso fundido.

Y…  ¡A comer!

P1120443