Crostata de Nutella

P1130554

O de Nocilla, o de cualquier crema de chocolate y avellanas del mercado.  La he encontrado en un blog de cocina italiano, Tavolartegusto.  Es largo de hacer, entre tiempos de reposo, amasado y horno son unas 4 horas.  Por eso no la he preparado hasta hoy, porque llevo un mes dedicada intensamente al estudio y haciendo postres más rápidos. Como me examiné ayer, hoy me he dedicado a la crostata y a unas berlinesas que también quería probar hace tiempo.  La receta de las berlinesas la colgaré cuando la mejore, porque estaban muy buenas pero un poco pesadas. 

La versión rápida de esta receta es utilizar una masa quebrada de las que venden en los supermercados al lado del hojaldre.  Pero si tenéis tiempo haced la masa casera, ¡no hay color!

Va la receta de la crostata.

INGREDIENTES:

  • 330g de harina (0 230 de harina y 100 de avellanas molidas)
  • 165 g de mantequilla blanda
  • 1 huevo entero + 2 yemas
  • 130 g de azúcar
  • 1/2 cucharadita rasa de levadura
  • 1 pizca de sal
  • Opcional:  cáscara de limón, o de naranja, o esencia de vainilla, (esto según la receta original.  Yo no le he puesto nada)
  • 400 g de crema de cacao con avellanas

MODO DE HACERLO:

Mezclar con las varillas eléctricas la mantequilla, el azúcar y la sal (y el aroma, si es que decidís ponerlo).

P1130536

Añadir el huevo y las yemas uno a uno, incorporando bien cada uno antes de echar el siguiente.

P1130537

Se añade entonces la harina (sola o con las avellanas molidas) y la levadura, mezclando esta vez con una espátula o con las manos.  Hay que trabajarla un poco, pero no en exceso.  Al principio se pega mucho a las manos, y llega un momento en que no se pega casi y tiene pinta de un serrín grueso.  Formar entonces una bola, envolverla en papel film y meterla 40 minutos en la nevera.

Pasado este tiempo se saca de la nevera y se extiende en una superficie enharinada con un rodillo.  Esto es lo que indica la receta original.  En vez de hacerlo así, yo he preferido extenderla entre dos láminas de papel film, para poder pasarla mejor al molde porque estaba muy quebradiza y se rompía.  Forrar con ella un molde sin utilizar toda la masa, pues de lo que quede hay que hacer tiras para el enrejado de la tarta.  PInchar con un tenedor y meter el molde en la nevera mientras se hacen las tiras.

P1130543

P1130544

Sacar el molde de la nevera,cubrir la tarta con la crema de cacao y ésta con las tiras, formando un enrejado.

P1130545P1130546

Se reortan los bordes con el dedo, pegándolos al borde de la tarta, y se vuelve a meter en la nevera durante una hora.

Precalentar el horno a 180º diez minutos antes de sacar la tarta de la nevera.

Meter la tarta en medio del horno, con una bandeja en la ranura superior para que no se queme la crema de cacao ni se quede dura y seca.

P1130547

Dejarla así 20 minutos.  Pasado este tiempo, bajar la tarta de nivel (siempre con la bandeja en la ranura superior) y bajar el horno a 170 º.  A los 12 minutos, poner la tarta en la parte de arriba del horno (siempre con la otra bandeja encima) y dejarla otros 12 minutos.  Apagar el horno y sacar la tarta a los 5 minutos si está muy blanca, si está dorada se puede sacar inmediatamente.  Dejar enfriar por lo menos una hora antes de comerla.

Si entráis en el blog italiano, veréis que las tiras son más finas que las mías y están más juntas y mejor hechas.  

Está muy rica pero eso sí: ¡es “un tiro”!   Menos mal que la comida de hoy no era muy contundente…

P1130560

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Crostata de mermelada

P1130431

En nuestros viajes a Roma a ver a Borja siempre tomo esta tarta en el desayuno, y me encanta.  Pero hasta este año no he sabido cómo se llamaba:  “crostata”.  Me recordaba a una tarta que tomaba de pequeña en casa de Ana, una de mis íntimas amigas del cole.  Encontré una receta para la masa de la tarta, la “pasta frolla perfecta para la crostata”, en un blog de cocina italiano, Dolcissima Stefy,  y estaba deseando hacerla.  Pero a mi hijo Juan no le gusta mucho la mermelada.  Este fin de semana no venía a comer, así que aproveché para hacer crostata.  Hice la masa a mano, aunque podría haberla hecho en la Thermomix o en un robot que me regalaron hace un par de años.  Y aunque sea un poco laborioso, no se tarda más de cinco minutos.  En la receta original la mantequilla se añade fría, esto es lo que hace algo difícil el amasado al principio.  Se puede poner a temperatura ambiente, costará menos mezclarlo todo; pero en este caso no se debe trabajar la masa en exceso, para que quede realmente “quebrada”.  Y, para cortar las tiras, estuve buscando una ruedecita en zigzag que tengo desde que era pequeña, pero no la encontré por ningún sitio, asi que las corté con un cuchillo por las buenas.

Va la receta.

INGREDIENTES:

  • 500 g de harina
  • 200 g de azúcar
  • 200 g de mantequilla
  • 30 ml de agua
  • 2 yemas de huevo y un huevo entero
  • ralladura de un limón
  • 1 bote de mermelada

 

MODO DE HACERLO:

Mezclar bien los huevos con el azúcar, añadir la harina y la ralladura de limón.  Se añade la mantequilla cortada en dados y el agua, y se amasa hasta obtener una masa lisa y homogénea.

Se envuelve en papel film y se deja en la nevera por lo menos media hora.  Se precalienta el horno a 180º.

Pasado este tiempo, se divide la masa en dos partes y se extiende una de ellas con el rodillo (espolvoreando harina encima de la mesa para que no se pegue la masa), hasta dejarla de un grosor de unos 4 mm.  Se unta un molde con mantequilla, y se pasa la masa al molde con ayuda del rodillo.

Se cortan los bordes que sobran.  Se rellena con el bote de mermelada.

Se extiende la otra mitad de la masa y se corta en tiras para decorar la tarta por encima como si fuera un enrejado.  Unir los extremos de las tiras con los bordes de la tarta, o doblar éstos hacia adentro.

Se mete la tarta en el horno, y se deja 40 ó 45 minutos, hasta que esté dorada.

P1130436