Bautizo de Arturo

h¡6 nietos ya!  Tengo que actualizar mi perfil.  El último, Arturo, nació el 24 de julio, día de Santa Cristina, el santo de su abuela paterna.   El sábado pasado toda la familia se reunió para celebrar su Bautizo.  Unas 70 personas en total, de las que casi la mitad eran niños.  ¡Una gozada!

Para la ocasión, mi nuera y mi hijo organizaron una merienda a base de chocolate con churros, mediasnoches rellenas, sandwiches de rúcula, rollitos de queso roquefort y de paté…  Ellos se ocuparon de lo salado, y yo de lo dulce (salvo unos bizcochos buenísimos que hizo la abuela Cristina).   Entre los sobrinos, Santi, que es celíaco.  Aquí os dejo una foto de los pasteles que le hice, gluten free.

IMG_20170916_154836_651

No tienen misterio: en Mercadona venden un hojaldre sin gluten buenísimo.  La crema pastelera hecha sólo con maicena tampoco tiene gluten, ni la manzana, ni la frambuesa, ni la mermelada que usé para dar brillo a la manzana, ni el almíbar con el que pinté las frambuesas para que brillaran, ni la tarta de queso caliente que colgué el otro día.  Para los que no tenemos problemas con el gluten hice también pasteles de frambuesa y de manzana (con hojaldre normal esta vez), la misma tarta de queso y, a petición de Helena, mi nuera, unas tartas de café que están para chuparse los dedos.

Pero lo importante no era la merienda.  Lo importante es que por el Sacramento del Bautismo Arturo es ya hijo de Dios- incorporándose así a la Iglesia – y recibe la Gracia santificante, a la que acompañan las virtudes y los dones del Espíritu Santo.  El Bautismo perdona los pecados y la pena debida por éstos, imprime en el bautizado el carácter imborrable que le asemeja a Cristo y da la gracia sacramental que le ayudará durante toda su vida a crecer en la fe, en el amor a Dios, en sabiduría y en santidad.  Pequeña catequesis en un blog de cocina, deformación profesional, jeje…  ¡Día grande en la familia, pues, el del Bautizo de Arturo! 

Anuncios

Rollos de jamón y queso

P1120444

Otra receta muy fácil, y muy buena.  La versión salada de los “cinnamon rolls” que copan las páginas de Pinterest.  La receta original tenía mostaza untada en el hojaldre, pero yo no le he puesto :  no le gusta a todo el mundo en casa. Pensé que se quedaría muy seco, pero no.  Se puede hacer también con queso ricotta,  espinacas y pasas, con pimientos pochados y atún bueno…  

Suelo hacerlos de cena, con una buena ensalada, porque se hace muy rápido.  Va la receta:

INGREDIENTES:

  • 1 plancha de hojaldre
  • 9 lonchas de jamón cuadradas
  • 9 lonchas de queso cuadradas
  • queso emmental rallado
  • 1 huevo para pintar, o unos 50 gr de mantequilla derretida

MODO DE HACERLO:

Se extiende la plancha de hojaldre, dejando debajo el papel sobre el que está enrollado.  Se pincha toda la superficie con un tenedor, y se cubre con el jamón primero, el queso en lonchas por encima y finalmente el queso rallado.

Hay que dejar el relleno a uno o dos centímetros de uno de los bordes, para enrollarlo más fácil.

Se enrolla con la ayuda del papel, hacia el lado en el que hemos dejado hojaldre sin cubrir de relleno.

Se corta en lonchas de un algo más de un dedo de ancho, con un cuchillo afilado sin sierra.

P1120438

Se pinta una fuente de horno con mantequilla para evitar que se peguen los rollos, y se disponen éstos en la fuente.

Se pintan con huevo batido o con mantequilla derretida (los de la foto están con mantequilla, no me quedaban huevos en la nevera) y se meten al horno a 180 grados unos veinte minutos, o hasta que estén los rollos dorados y el queso fundido.

Y…  ¡A comer!

P1120443

Solomillo (de cerdo) Wellington

P1120427

La ocasión lo merecía:  había que celebrar bien la Pascua.  Además, vinieron a comer mi suegra y Palo, mi “cuñadita” preferida.  A Palo le encantan los langostinos, así que el primero fue en su honor.  De segundo, este solomillo Wellington.  Y de postre, torrijas que nos hizo María, con miel unas y con azúcar y canela otras.  Riquísimas.  

Yo quería repetir los solomillos con Pedro Ximénez, porque los podía dejar preparados de un día para otro.   Peeeero…  tenía hojaldre en la nevera, y también había comprado paté, y Juan me dio la idea del Wellington.  No es difícil de hacer, la única precaución es dejar que se enfríen los solomillos antes de envolverlos en hojaldre.  Va la receta para 10 personas:

INGREDIENTES:  

  • 3 solomillos de cerdo grandecitos (o 4 pequeños)
  • 1 placa de hojaldre (refrigerado, nunca lo compro cogelado) por solomillo
  • 1 terrina de paté a la pimienta
  • 1 huevo
  • Aceite, sal y pimienta

MODO DE HACERLO:

Se limpian bien los solomillos.  Se salpimentan y se doran en una sartén con aceite, bastante caliente para que se sellen pronto por fuera pero no se hagan casi por dentro.

Se dejan enfriar (yo los hice el día anterior).

Se saca el hojaldre de la nevera una media hora antes de usarlo.  Se precalienta el horno a 200 º durante unos 10 minutos (el tiempo de montar los solomillos con el hojaldre).  Se ponen los solomillos encima de papel de cocina para que absorba el líquido que hayan soltado.  Se extiende el hojaldre (no hace falta hacerlo con el rodillo, simplemente desenrollarlo), se pincha por toda la superficie con un tenedor y se coloca el solomillo pegado a uno de los extremos.  Se unta paté por encima, y se enrolla en el hojaldre, ayudándose con el papel que lo envuelve, dejando el cierre hacia abajo.  Se doblan hacia abajo los extremos para cerrarlos también, y se pinta el hojaldre con huevo batido.  SE ponen en una bandeja de horno cubierta con papel para hornear, y se mete al horno hasta que se dore el hojaldre, unos 20 ó 25 minutos como máximo.

Se me olvidó hacer la foto justo al salir del horno, y ésta de aquí abajo es de uno que sobró y estaba ya frío.  ¡Prometo hacer mejores fotos la próxima vez y sustituirla!

P1120425

¡Hacedlo, que está buenísimo!

 

Tarta fina de manzana

P1120393Esta vez he hecho trampa, he repetido receta.  Santi, te debía una tarta de cumple y aquí está…  aunque a distancia y diez días más tarde, jajaja!!!  No la puedes catar desde Sanse, ya siento.  Pero no te preocupes, que cuando vuelvas te haré otra.  Pantxineta o así, que manzanas puede que no apetezcan mucho…  Mientras, hemos disfrutado el resto de tu tarta de cumple y te hemos echado muuuuuuucho de menos.

Es muy fácil y muy rápida de hacer.   Y está buenísima.  Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • 1 plancha de hojaldre
  • 4 manzanas golden
  • 1 huevo
  • un poco de harina para extender la masa
  • medio bote de mermelada de albaricoque
  • 2 cucharadas de azúcar

MODO DE HACERLO:

Sacar la masa de hojaldre media hora antes de la nevera (no mucho más para que no se reseque).

Encender el horno a precalentar a 200º.

Enharinar una superficie, y extender la masa de hojaldre hasta que quede muy fina con la ayuda de un rodillo.  A mi me queda más o menos del tamaño de la bandeja del horno. Pincharla para que no se hinche al cocer y ponerla encima de papel de horno en la bandeja.

Descorazonar y pelar las manzanas, y cortarlas a rodajas.  Las rodajas no deben ser muy gordas, pero tampoco excesivamente finas.   Cubrir la masa con las rodajas de manzana.

  Como la hago rectangular, la manzana la pongo en línea.  Pero si usáis hojaldre con forma redonda las podéis poner alrededor de la masa.   Hay que dejar uno o dos centímetros desde el borde, por los 4 lados.  Cuando acabéis de poner la manzana se dobla hacia dentro para rematar la tarta.  Se pinta este borde con huevo batido, y se mete al horno hasta que el hojaldre esté dorado y la manzana blanda (unos 20-30 minutos), con el horno a 200º.

P1120386

Sacarla del horno, y dejarla enfriar unos minutos.  

P1120388Mientras, se pone al fuego la mermelada de albaricoque con el azúcar bien mezclado y se deja hasta que hierve dos minutos, removiendo con una cuchara de palo.

Se pinta la manzana con esta mermelada y ya está.   Tengo varias brochas, algunas de las modernas de silicona.  Pero para pintar esta tarta prefiero la “brocha gorda” de toda la vida, manías que tiene una.  Como la de batir los huevos en los platos de porcelana blancos con un bordecito azul como los que había en mi casa cuando era pequeña, y que dan mucha grima a toda la familia…  pero eso es otra historia.

Aquí está la tarta acabada:

P1120394

Ya no hay más que pasarla con cuidado a una fuente “tamaño baño” como decía mi abuelo (grande, vamos).  No tengáis miedo que no se rompe,  hay que separarla primero con cuidado del papel, con una espátula larga por ejemplo (o con un cuchillo largo, por la parte que no corta).  Luego se sujeta con una mano la tarta, y con la otra se tira del papel para quitarlo.  Y se puede pasar a la fuente haciéndola resbalar de una a otra, o con las manos por las buenas.

Está muy buena sola, pero se puede acompañar con nata, helado, unas natillas claritas… 

 

Tarta de fresa

p1120350Sigo con los postres.  ¡Ya os habréis dado cuenta de que es lo que más me divierte hacer!  Estuve a punto de colgar la receta ayer, pero era Miércoles de Ceniza, inicio de la Cuaresma y uno de los dos días al año en que los católicos debemos hacer ayuno.  Basta pensar que tienes que ayunar para que tener mucha más hambre de lo normal.  Como para ponerme a escribir una receta de un postre, con lo golosa que soy…  Así que he esperado hasta hoy para redactar esta entrada, ¡soy una cobarde!

Usé hojaldre, pero esta tarta se puede hacer también con masa quebrada, si es casera mejor que mejor, pero es más largo de hacer y el domingo no tenía mucho tiempo.  Va la receta:

INGREDIENTES:

  • 1 lámina de hojaldre
  • Crema pastelera (la receta, aquí)
  • 20 fresas
  • 3 cucharadas de mermelada de fresa
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Mantequilla para untar el molde

MODO DE HACERLO:

Se enciende el horno a 200º.

Se extiende con un rodillo la masa de hojaldre.  Se engrasa un molde con mantequilla, se cubre con el hojaldre y se le ponen garbanzos dentro para que al cocer no se hinche.  (En la foto veréis que también puse judías porque no tenía suficientes garbanzos, pero no es buena idea porque con el calor la cáscara de las judías se desprende y se quedan trocitos pegados al hojaldre que es pesado quitar…  ¡porque hay que quitarlos, claro!).  

Se mete al horno hasta que el hojaldre esté dorado, unos 20 minutos.  Se deja enfriar.

p1120345

Mientras el hojaldre está en el horno se prepara la crema pastelera.  Se deja enfriar en la nevera y se rellena con ella el hojaldre.

Se lavan las fresas y se les corta la parte de las hojas.  Se parten por la mitad, reservando una entera para el centro.  (El domingo se habían puesto malas algunas de las que había comprado y no me dio para poner una fresa bonita en el centro, la tuve que poner fileteada).  Se adorna la tarta con las fresas.

p1120347

Para terminar, se ponen en un cazo las 3 cucharadas de azúcar y las 3 de mermelada, se mezcla bien, se lleva a ebullición y se deja cocer uno o dos minutos.  

Se retira del fuego y se pintan las fresas con esta mermelada clarificada.

Se deja enfriar del todo y se desmolda para servir.

Otra versión es mezclar fresas, frambuesas, moras…  La hice así en el cumple de Maca, mi hija mayor.  En este caso, en vez de pintar la fruta con mermelada clarificada lo suelo hacer con almíbar, hecho con dos cucharadas de azúcar y dos cucharadas de agua.

Trenza de jamón y queso

p1120103

Ésta es otra de las recetas de Rosario.  Va los viernes a un club donde le dan clases de cocina y de manualidades, y trae unas recetas buenísimas que pone en práctica inmediatamente para las cenas de los fines de semana.  Para esta receta se necesita la bechamel del post anterior, dejándola bastante espesa.  Escribo de memoria, la que se sabe bien la receta es Rosario, pero ahora mismo está jugando a la Wii y no está para dictarme recetas.  Se la enseñaré luego, por si quiere cambiar algo.

INGREDIENTES:

  • 1 placa de hojaldre rectangular
  • 6 lonchas de jamón de york
  • 3 ó 4 lonchas de queso
  • bechamel
  • 1 huevo para pintar el hojaldre

MODO DE HACERLO:

Se estira la masa de hojaldre con el rodillo.  Se divide en tres, marcando la masa con un cuchillo sin llegar a cortarla.  Se hacen cortes en los dos lados, primero dos cortes en horizontal y luego los demás en diagonal, de un dedo de ancho más o menos.  Y se extiende una capa de bechamel en el lado del centro.  La bechamel no tiene que estar recién hecha, pues estaría demasiado caliente y se derretiría el hojaldre.  Y, como se ve en las fotos, la bechamel está muy espesa para que no se desborde y sea fácil cerrar la trenza luego.

Encima de la capa de bechamel se pone una capa de lonchas de jamón, otra de queso, otra de jamón y se acaba con una de bechamel.  Nosotras usamos queso gouda, pero también iría bien emmental, havarti…  ¡cualquiera menos tranchettes, por favor!

Se cierra entonces la trenza:  se dobla el lado inferior hacia adentro, y sobre él se va trenzando las tiras diagonales tapando completamente el relleno.

Se pinta con huevo batido, y se mete al horno a 180º unos 20 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado.  Se sirve caliente, mientras el queso está derretido.

¡¡¡ÑAM, ÑAM!!!

Pizza-empanada

P1110160

Este es el nombre que pusieron mis hijos al plato, por aclamación popular como casi siempre.  Es la cena de ayer.  Yo estaba liada con las crêpes y Rosario se ofreció a hacer la cena.  Lo hizo todo ella, salvo abrir la puerta del horno y sacar la bandeja (“¡Claro! Eso no lo hago yo que me quemo, que soy pequeña”).  Le prometí que si su plato estaba bueno lo colgaría en el blog, y aquí está.  Estaba muy bueno.  Aprobado por el jurado familiar, según costumbre.  Y como se había quejado Maca, la mayor, de que sólo cuelgo recetas de postres:  “También nos interesan los platos salados, que luego voy a hacer algo, un redondo por ejemplo, y no me acuerdo bien de cómo lo hacías”, la receta de la pequeña me ha venido estupendamente para arrancar con recetas saladas a petición de la mayor.

Porque Rosario es la pequeña, tiene casi diez años ya (¡cómo pasa el tiempo de rápido!), y se ha metido en la cocina para ayudarme desde que era muy chica.  Lo que más le gustaba era empanar (¡os podéis imaginar cómo acababa de harina!) y hacer pastitas.  Un día de estos haremos pastitas y colgaré la receta.  Pero ahora lo que toca es la receta de la pizza-empanada, “cocina de supervivencia” (Rosario dixit).   Las fotos también son suyas.  Y como iba a colgar esta entrada por la noche, y Rosario se tenía que ir a dormir, me la ha dictado antes de acostarse.  Así pues esta entrada es totalmente suya.

INGREDIENTES:

  • dos masas de hojaldre (de las de nevera, de las congeladas no)
  • 2 paquetes de salchichas cortadas en trocitos
  • 4 lonchas de bacon cortadas en tiritas
  • 1/2 paquete de queso rallado, pero no el de polvitos (es decir, no el de tipo parmesano)
  • unas cucharadas de tomate frito

 

MODO DE HACERLO:

Precalentar el horno a 200º.

Se estira una de las placas de hojaldre.  Se pone en una fuente de horno con el papel debajo.  Se cortan las salchichas y las lonchas de bacon.  Se ponen encima del hojaldre, dejando unos 4 ó 5 cm sin relleno desde el borde.  Espolvorear el queso por encima y también unas cucharadas de tomate frito.

Estirar un poco la otra placa de hojaldre y tapar con ella el relleno.   Doblar el borde de abajo sobre el de arriba.  Pintar con huevo.

 

Meter al horno unos 20-30 minutos, hasta que esté dorado el hojaldre.

Se puede también espolvorear el relleno con orégano, antes de taparlo claro.P1110161

¡Gracias por la cena, Rosario, estaba buenísima!