Rodaballo al horno

P1120542Ayer era nuestro aniversario: 29 años llevamos casados Juan y yo.  Día de acción de gracias a Dios.  Y de “comida especial”.  Nos fuimos a la compra a ver qué veíamos, y en la pescadería tenían unos rodaballos con una pinta buenísima.  Nos hicimos con uno de casi dos kilos, unas nécoras (“señora, no se lleve mejillones que son muy pequeños”), unas gambitas, y a casa a preparar la comida.  Tras una búsqueda por varias páginas de recetas (suelo hacer siempre lo mismo:  leo varias recetas y cojo lo que me convence de cada una de ellas), me puse manos a la obra.

INGREDIENTES:

  • Un rodaballo de unos dos kilos
  • 2 cebollas
  • 5 ó 6 patatas
  • 2 rodajas de limón
  • 1 manojo de perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3 dientes de ajo
  • 1/4 vaso de vinagre
  • Sal y pimienta

Modo de hacerlo:

Lo primero es preparar una “cama” para el rodaballo.  Para eso, se cortan las cebollas en juliana fina, y se pochan en un poco de aceite de oliva.  No tienen que quedar muy hechas, pues acabarán de hacerse en el horno.  Poner la cebolla en el centro de una bandeja de horno.

Mientras se pocha la cebolla, pelar las patatas y cortarlas en rodajas de medio centrimetro de ancho, aproximadamente.  Salarlas y freírlas en la misma sartén que la cebolla, añadiendo un poco más de aceite.  Para las patatas, lo mismo que para las cebollas:  se trata únicamente de que empiecen a hacerse un poco, pero acaban de hacerse en el horno, por lo que estarán en 5 minutos con el fuego fuerte, pero no a tope (en el 7 y medio sobre 9 las hice yo).  Poner las patatas, bien escurridas, alrededor de la cebolla.

Al comprar el rodaballo, pedir al pescadero que lo prepare para hacer en el horno (que le corte los lados y la cola, y que le quite las agallas).  Limpiarlo con agua, secarlo, salarlo, hacerle unos cortes arriba para meter dentro medias rodajas de limón y ponerlo en la bandeja, encima de la cama de cebolla y patata.

P1120535

Picar muy fino el perejil, mezclarlo con medio vaso de aceite escaso y verterlo por encima del rodaballo y las patatas.  Añadir el vaso de vino blanco y un cuarto de vaso de agua.

P1120536

Meterlo al horno, a media altura, a 180º.  Se calcula 30 minutos por kilo.  El mío pesaba 1kg 800gr, y estuvo 50 minutos en el horno.  Sacar el rodballo del horno

Partir el ajo en láminas y freírlo en aceite.  Cuando empieza a dorarse, volcar el vinagre (cuidado, ¡salpica mucho!) y cuando deja de salpicar retirarlo del fuego.  Verterlo por encima del rodaballo, y ¡a comer!

P1120538

 

 

Brownie

p1120106“El brownie de Javi”, para ser más exactos.  Realmente, Javi nunca hizo el brownie.  Pero sí trajo la receta a casa, de una clase de inglés del colegio.  Su profesor nunca supo (ni sabrá, a menos que lea este blog, cosa que dudo) lo que cundió su receta y lo que se la hemos agradecido, porque la hemos hecho un montón de veces.  Sol, por ejemplo, hace un brownie cada vez que alguna de sus amigas del cole o de la facultad cumple años y se juntan para celebrarlo.  Porque además se puede sustituir la harina por maicena y sale igual de bueno , y una de sus mejores amigas es celíaca.  Si lo hacéis “gluten free”, tened únicamente la precaución de elegir un chocolate sin gluten (Valor negro o Nestlé postres, por ejemplo), y de limpiar muy bien todos los utensilios para que no haya restos de harina de trigo.  Va la receta, traducida del inglés, ¡jajaja!:

INGREDIENTES:

  • 270 gr de chocolate negro 
  • 160 gr de mantequilla
  • 330 gr de azúcar
  • 4 huevos
  • 200 gr de harina (que, como escribí antes, se puede sustituir por Maicena)
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 100 gr de nueces (opcional)

MODO DE HACERLO:

Derretir el chocolate con la mantequilla al baño maría y dejar enfriar.P1110295

Batir los huevos con el azúcar.  Añadir el chocolate, mezclar.  Añadir la harina mezclada con la levadura y mezclar.p1120105

Engrasar y enharinar un molde cuadrado (si el molde es antiadherente no hace falta enharinarlo, y si es de silicona ni engrasar ni enharinar).  Yo tengo uno muy bueno pero un poco viejo, así que le pongo papel de horno y engraso el papel.  El papel es luego útil para desmoldarlo, además.

Cocer 35 minutos en horno medio fuerte.  Está más rico cuando se queda un poco crudito por dentro.  En casa lo tomamos a veces con helado de vainilla, o con nata.  Pero solo está buenísimo, sobre todo si lo tomáis templado.

Se pueden añadir nueces a la masa antes de meterlo en el horno, o usarlas para decorar el brownie.  

Pochas con almejas

El otro día fui a un almacén de fruta que hay cerca de casa y aproveché para comprar algunas cosas que nunca encuentro en el supermercado, entre ellas unas pochas congeladas que están buenísimas.  Así que al fin de semana siguiente preparé unas pochas con almejas.  Seguí la receta de David de Jorge :

(http://blog.daviddejorge.com/2011/08/12/robinfood-pochas-guisadas-pochas-con-almejas/),

y salieron buenísimas.  Hice el doble de cantidad, porque ya sabéis que somos muchos.  Aquí va la receta, aunque en el blog Robinfood estará mucho mejor explicado.

INGREDIENTES:

  • 1kg y medio de pochas
  • 2 tomates
  • 2 cebolletas
  • 2 pimientos verdes italianos (los largos y finos)
  • 3 dientes de ajo
  • Agua, aceite y sal

Para las almejas:

  • 1 kg de almejas
  • 1 diente de ajo 
  • perejil
  • un vasito de vino blanco
  • aceite de oliva

MODO DE HACERLO:

Lo primero que hay que hacer es poner las almejas a remojo con abundante agua con sal, para que se limpien y no tengan arena.

En una cacerola, poner las pochas y cubrirlas de agua.  Añadir las verduras enteras (las cebolletas partidas por la mitad).  Añadir un chorro de aceite de oliva y un poco de sal.  Ponerlo a hervir a fuego lento, con la cacerola tapada.  Tardará una media hora en empezar a hervir.  A partir de ese momento, siempre a fuego lento, dejar que las pochas se hagan, por lo menos una media hora más.  Las mías necesitaron casi una hora, quizá por ser congeladas.  Hay que ir quitando la espuma que se forma en la superficie.

Cuando las pochas están hechas, se retira la verdura.  Los ajos se desechan, y se pasa por la batidora los tomates, los pimientos y las cebolletas con un poco de caldo.  Se incorpora este puré a la cazuela otra vez  y se deja cocer todo junto unos cinco minutos, rectificando de sal.

Por otro lado, se dora el diente de ajo picado en una sartén, y se añaden las almejas, el vaso de vino y el perejil.  Se espera a que se hayan abierto las almejas (las que queden cerradas o estén rotas se retiran), y se añaden a la cazuela de las pochas, donde se vuelve a dar un hervor a todo junto.

p1110914

¡Están riquísimas!  Para variar, se me ha olvidado hacer la foto del final del guiso.  Otra vez será…

 

Natillas

Hoy toca otra receta dulce, ¡ya lo siento Maca!  La hice en verano, un poco a ojo, para aprovechar las yemas que sobraron de una tarta de limón y de una de queso, y mis hijos me pidieron que escribiera bien las cantidades porque era “la receta de natillas definitiva” (José dixit).  Así que aquí van las cantidades para una familia numerosa.  Para menos gente, se pueden dividir las cantidades por dos.

INGREDIENTES:

  • 1 litro de leche, y un poco más para desleír la maicena
  • 6 yemas
  • 150 gr. de azúcar
  • 40 gr. de maicena
  • 2 ramas de canela

MODO DE HACERLO:

Por un lado, se baten los huevos, se añade un dedo de leche y la maicena.  Se mezcla todo bien hasta que la maicena esté bien incorporada y no tenga grumos.

Por otro lado, se pone la leche a cocer con el azúcar y las ramas de canela.  Cuando esté empezando a hervir (salen burbujitas alrededor del cazo), se separa del fuego.  Se deja infusionar unos minutos y se retiran las ramas de canela.

natillas-1

Con un cucharón, se va echando leche caliente sobre la mezcla de yemas y maicena y se va removiendo.  Es importante hacerlo poco a poco para que las yemas no se cuajen.

natillas-2 Entonces se vuelca esta mezcla sobre el resto de la leche caliente y se vuelve a poner al fuego, suave: no tiene que voler a hervir.  Al principio, está muy líquido y hay espuma en la superficie de las natillas.  Hay que tener paciencia y no dejar de remover con una cuchara de madera.  Al cabo del rato la espuma desaparece, y las natillas habrán espesado.  Ése es el punto bueno.  Otro truco para saber cuándo están hechas es coger un poco de natillas en la cuchara de madera, y pasar el dedo:  si se mantiene una raya sin natillas están ya.  

Se vierten en un bol, se espera a que se enfríen un poco y se meten en la nevera.

En casa les gusta mucho la capa de natillas que se queda cuajada en la superficie cuando se meten en la nevera.  Pero si a vosotros no os gusta, no tenéis más que cubrirlas con papel film tocando la superficie.  Para servirlas, se espolvorean con canela, y se pueden acompañar con galletas María.  Ya siento que se me olvidó hacer la foto de las natillas acabadas.  Ya la colgaré la próxima vez que la haga.

Rollitos de ternera

P1110499

El domingo tiré de memoria para preparar la comida.  Este plato lo hacía mi madre cuando éramos pequeños.  Aunque el relleno que le ponía era algo distinto porque ponía también aceitunas.  Pero a mis hijos no les gustan mucho, y los he rellenado sólo de bacon y tortilla. 

Es una receta algo laboriosa, pero el resultado vale la pena.  Si queréis ahorrar tiempo, se pueden cerrar los rollitos con un palillo en lugar de atarlos.

Tenía unos filetes de tapa enormes.  Cada uno lo partí en 3.  Éramos 9 a comer, y usé 8 filetes.  Voy a dar las cantidades que usé el domingo.  Adaptadlas a los comensales que seáis.  Sólo tenía paquete y medio de bacon, y me faltó.    Los últimos los hice con jamón de York.  A la pequeña, Rosario, no le gusta nada el bacon.  Creyó que los de jamón los había hecho especialmente para ella, ¡y se quedó encantada! 

INGREDIENTES:

  • 8 filetes grandes de tapa, finos
  • 2 paquetes de bacon
  • 5 huevos
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • sal, pimienta, perejil. 1 hoja de laurel
  • 1 copa de brandy
  • 750 ml. de caldo

MODO DE HACERLO:

Con los 5 huevos se hace una tortilla plana, y se corta en tiras.

Se quita la parte dura del bacon y se corta cada loncha en dos.

Se corta cada filete en dos o en tres, según lo grandes que sean, y se salpimentan.

Encima de cada filete se ponen dos trozos de bacon y una tira de tortilla.  Se enrollan y se atan para que no se deshagan.

Se pone una cacerola al fuego con aceite, y se doran los rollitos por todos lados.  Se reservan, y en el mismo aceite se rehoga la cebolla y el ajo picados.  

Cuando estén dorados, sin que lleguen a quemarse, se echa el brandy y se espera a que se evapore el alcohol.  Se añade entonces el caldo, la hoja de laurel, perejil y pimienta.  Se deja cocer unos minutos, se vuelven a meter los rollitos en la cazuela y se deja cocer tapado a fuego lento una hora más o menos, hasta que al pinchar la carne se note que está blanda.  Es importante que los rollitos estén todos cubiertos de agua para que no se sequen.  Se vuelven a sacar los rollitos y se les quita la cuerda.  Se pasa la salsa por el chino y se rectifica de sal.  Si ha quedado demasiado líquida, se puede espesar con Maicena.

La salsa se puede servir en salsera aparte, o todo junto (como unas albóndigas).

P1110497

Se puede acompañar con unas patatas fritas, un puré, arroz…  y es contundente.  Así que se puede poner de plato único.