Rollos de jamón y queso

P1120444

Otra receta muy fácil, y muy buena.  La versión salada de los “cinnamon rolls” que copan las páginas de Pinterest.  La receta original tenía mostaza untada en el hojaldre, pero yo no le he puesto :  no le gusta a todo el mundo en casa. Pensé que se quedaría muy seco, pero no.  Se puede hacer también con queso ricotta,  espinacas y pasas, con pimientos pochados y atún bueno…  

Suelo hacerlos de cena, con una buena ensalada, porque se hace muy rápido.  Va la receta:

INGREDIENTES:

  • 1 plancha de hojaldre
  • 9 lonchas de jamón cuadradas
  • 9 lonchas de queso cuadradas
  • queso emmental rallado
  • 1 huevo para pintar, o unos 50 gr de mantequilla derretida

MODO DE HACERLO:

Se extiende la plancha de hojaldre, dejando debajo el papel sobre el que está enrollado.  Se pincha toda la superficie con un tenedor, y se cubre con el jamón primero, el queso en lonchas por encima y finalmente el queso rallado.

Hay que dejar el relleno a uno o dos centímetros de uno de los bordes, para enrollarlo más fácil.

Se enrolla con la ayuda del papel, hacia el lado en el que hemos dejado hojaldre sin cubrir de relleno.

Se corta en lonchas de un algo más de un dedo de ancho, con un cuchillo afilado sin sierra.

P1120438

Se pinta una fuente de horno con mantequilla para evitar que se peguen los rollos, y se disponen éstos en la fuente.

Se pintan con huevo batido o con mantequilla derretida (los de la foto están con mantequilla, no me quedaban huevos en la nevera) y se meten al horno a 180 grados unos veinte minutos, o hasta que estén los rollos dorados y el queso fundido.

Y…  ¡A comer!

P1120443

Anuncios

Huevos duros “encapotados”

P1120354La verdad es que no sé qué nombre tiene esta receta.  Cuando era pequeña, en mi casa había un plato que nos encantaba a todos, y que mi madre solía poner los domingos (además, lo pedíamos de comida de cumpleaños casi siempre):  los huevos encapotados.  Eran huevos fritos, no duros, pero los he llamado igual.

Más adelante nos los hacía Carmen en los veraneos en Galicia.  Cada vez que los preparo (de Pascuas a Ramos, lo reconozco), me acuerdo mucho de ella porque no son difíciles pero sí laboriosos, y Carmen los hacía para un montón de gente.

Anteayer era el cumpleaños de Rosario (11 años ya, “2 palitos” como le dijo Borja). Y pidió de comida estos huevos encapotados (y una tarta fina de manzana también, pero como se me olvidó hacerle fotos ya escribiré ese post otro día).  Cuando Santi era pequeño también me los pidió un año, pero se equivocó y en vez de “huevos” me pedía “carne”.  Así que compré un redondo, lo asé, corté filetes e hice esta misma receta con “carne”, como él decía.  ¡¡¡Cómo se enfadó!!!  Lloraba diciendo que le había engañado, que esa no era la “carne” que él quería, que quería una que era “blanquita”.  Me costó comprender que se refería a los huevos duros.  Luego se calmó, porque reconoció que la carne también estaba buenísima.

Va la receta.  Doy las cantidades de la bechamel para 9 huevos duros.  Aunque esta vez sólo he hecho 7 porque “éramos pocos para comer”, como dice mi marido.  Con la bechamel que sobró hice unas croquetas de aceituna como las de tía Rocío (en honor a la verdad, las de tía Rocío son bastante mejores!)…  pero esa receta ya la colgaré otro día.

INGREDIENTES:  

  • 9 huevos 
  • Harina, huevo y pan rallado para empanar
  • Aceite de oliva

Para la bechamel:

  • 90 gr de mantequilla
  • 100 gr de harina
  • 1 l de leche
  • Sal, pimienta y nuez moscada

MODO DE HACERLO:

Se hace una bechamel con las cantidades de harina, mantequilla y leche indicadas.  Se cuecen los huevos 10 minutos desde que hierve el agua, se pasan por agua fría y se pelan.   Se corta cada huevo en 3 rodajas.  

Se forra una bandeja con papel de plata y se pinta con aceite de girasol para que se despeguen luego bien.  Con un cucharón pequeño se va poniendo bechamel en la bandeja, se pone encima una rodaja de huevo y se cubre con más bechamel de manera que el huevo quede totalmente cubierto.  Se meten en la nevera un par de horas.

P1120351

Entonces se empanan, pasándolos por harina, huevo batido y pan rallado.  Se van poniendo en un plato, y se vuelven a meter en la nevera unos 15 minutos antes de freirlos.

Se pone abundante aceite en una sartén y se van friendo los huevos con el aceite bastante caliente.  Se escurren bien de aceite y se sirven.

P1120353

Croque-Monsieur

p1120339María me acaba de proponer que clasifique mis recetas del blog con estrellas, o con tenedores, según guste más o menos en casa.  Según esto la receta anterior, la merluza en salsa, tendría muchos menos tenedores que ésta, porque ni a Sol ni a María les gusta el pescado.  En cambio el croque-monsieur les encanta a todos, sobre todo si no le pongo champiñones a la bechamel (¿verdad, Rosario?).  Aunque escriba en varias ocasiones que las comidas no gustan a unos y otros, desde siempre hemos cumplido una regla en casa:  hay que probarlo todo (por lo menos una cucharada), y hay que comer de todo.   

En algunas regiones de Francia un “croque” es una rebanada de pan que se empapa en huevo antes de tostarlo.  En otros lugares, un “croque-monsieur” es simplemente un sándwich mixto a la plancha, o al horno.  No sé cómo sería en su origen, a nosotros nos encanta la versión que tiene bechamel.  Y, si se le pone un huevo a la plancha encima, se convierte en un “croque-Madame” y está delicioso.

Es una receta muy fácil y rápida.  En casa lo solemos comer solo, pero se puede acompañar con una ensalada verde, con patatas fritas…

Va la receta:

INGREDIENTES:

  • Por persona, un par de rebanadas de pan de molde, una loncha de jamón y una de queso emmental (o gouda, o edam, o el que más os guste)
  • Mantequilla
  • Bechamel
  • Queso rallado
  • 1 ó 2 champiñones por persona (opcional)

 

MODO DE HACERLO:

Se tuestan las rebanadas de pan de molde y se hacen sándwiches de jamón y queso con mantequilla.  Para que estén más ricos se les puede quitar la corteza…  aunque, la verdad, yo nunca lo hago.  Se ponen en una fuente de horno.  Se cubren de bechamel y se pone por encima queso emmental para gratinar.  Dos minutos en el horno con el gratinador puesto, y ¡a comer!  

Para la versión con champiñones, se lavan los champiñones y se cortan, se hacen en una sartén con un poco de mantequilla y sal y, cuando estén hechos, se añaden a la bechamel.  O bien se retiran del fuego y se usa la misma sartén para hacer la bechamel.

Si hacéis croque-Madame, ni se os ocurra meterlos a gratinar con el huevo encima, porque se quedaría la yema dura.  Hay que gratinarlos primero, y luego ponerles el huevo por encima.

p1120340

 

 

Patatas rellenas de jamón y queso

p1120315Hoy éramos “muy pocos” para comer,  6:  Santi ya se ha vuelto a San Sebastián y Rosario se ha ido a pasar el fin de semana en el campo con Maca.  No he tardado nada en hacer la comida, ¡sólo una hora!  Entre otras cosas he preparado unas patatas rellenas de jamón y queso azul, una receta facilísima y muy rica.  Doy las cantidades para 6 personas, “sólo”:

INGREDIENTES:

  • 6 patatas medianas
  • 100 gr de jamón de york
  • 100 gr de queso azul
  • 1 vaso de leche Ideal (se puede usar nata también)
  • Sal y pimienta
  • Queso rallado y un poco de mantequilla para gratinar

MODO DE HACERLO:

Se lavan las patatas y se ponen a cocer en agua con sal hasta que estén hechas (entre 20 y 30 minutos).

Mientras se cuecen, se parte el queso azul y el jamón de york en trozos.

Cuando las patatas están cocidas, se parten por la mitad y se vacían con una cuchara o una puntilla, reservando la patata que vamos sacando en un cuenco.  

Se salpimenta y se le añade la leche Ideal.  Se aplasta bien con un tenedor hasta conseguir un puré.  Se le mezcla el queso y el jamón. 

Se rellenan con esto las patatas.  Se espolvorea queso rallado y se le pone encima un trozo de mantequilla (como un grano de café de grande).

Se meten al horno a gratinar, hasta que estén doradas.

Antes hablé de una puntilla.  Imagino que lo sabréis todos, con tanto programa de cocina como hay en la tele;  pero por si acaso hay alguien que no lo sepa una puntilla es un cuchillo de cocina pequeño.

 

Blanqueta de pollo

p1120128

¡Muy feliz año a todos!  ¡Qué barbaridad, cuánto tiempo llevo sin escribir!  Menudo añito…Llevaba muchísimo tiempo sin hacer esta receta (más aún que sin escribir en el blog, bastante más…)    Cuando no sé qué hacer de comida los domingos, Juan me sugiere regularmente que haga blanqueta, pero yo me resisto como gato panza arriba porque la nata no le sienta bien a todo el mundo.  Sin embargo, el día 1 de enero claudiqué e hice blanqueta de pollo.  Eso sí, usé leche Ideal en vez de nata, jeje.  Doy las cantidades para 6 u 8 personas, aunque yo suelo hacer el doble.  Va la receta:

INGREDIENTES:

  • 1 kg de pechuga de pollo en trozos
  • 150 gr de cebollitas francesas
  • 1/4 kg de champiñones
  • 2 zanahorias
  • 1 vasito de vino blanco
  • 1/2 litro de caldo de pollo (se puede hacer con una pastilla de caldo)
  • 1/2 litro de nata líquida (o de leche Ideal)
  • Aceite, sal y harina

MODO DE HACERLO:

Se salpimenta el pollo, se pasa por harina y se rehoga en aceite.  Si es mucha cantidad se puede ir haciendo por tandas, para que el pollo se selle bien por fuera y no se cueza.  Cuando esté todo rehogado se le añaden los champiñones cortados en láminas, las zanahorias en rodajas y las cebollas peladas.  Se salan un poco las verduras y se rehogan con el pollo.

Se añade el vino y, cuando se haya evaporado, el caldo.  Cocer unos 20-30 minutos a fuego flojo. Cuando el pollo está blando, añadir la nata (o la leche evaporada) y dejar cocer todo junto 10 minutos.  

Si la salsa queda muy líquida se puede espesar con una cucharada de Maizena diluida en un dedo de agua.

p1120125-copia

Se puede acompañar con unas patatas pequeñas cocidas y rehogadas con mantequilla y perejil, con arroz…

Y, en vez de pollo, se puede hacer con carne de ternera.

Pavo asado con puré de manzanas

pavo

Este año ha sido la primera vez que he preparado yo la comida de Navidad.  Éramos casi 30, y el primer stress fue saber cuánto pavo tenía que comprar.  Gracias a uno de los dependientes del supermercado, que nos orientó sobre los kilos de pavo que compró él el año pasado para su familia, calculamos Juan y yo que con un pavo de 6 kilos y medio y unas pechugas que compramos aparte habría suficiente.

Segundo stress:  mi madre lleva más de 30 años preparando el pavo en Navidad, y antes que ella mi abuela (la receta original es suya).  Imposible superarlas, pues.  Pero por lo menos, Dios mío, ¡que no lo queme, ni lo deje crudo!

Tercer stress (éste, de Juan): “El pavo no te cabe en el horno”.   El carnicero lo tranquilizó: “¿Es un horno normal?, no se preocupe” y ¡zas!, le cortó la punta de las patas.  “Ahora ya sí le cabe”.

Con todos los ingredientes me puse manos a la obra el sábado por la mañana.  Con más miedo que vergüenza.  Y con la inestimable ayuda de mi cuñada María – que me dio buenos consejos sobre los tiempos de asado y  qué hacer si se me quedaba crudo- y de mi madre, que me contó los cambios que había hecho ella a la receta original.  Salió muy bueno.  

Copio casi literalmente la receta de mi abuela, “casi” porque hice algunas cosas distintas, después de oir los consejos de mi madre y de María.

INGREDIENTES:

  • 1 pavo limpio para asar
  • una bolsita de ciruelas pasas sin hueso
  • 2 manzanas reineta
  • 2 ó 3 cebollas
  • 1 vasito de jerez
  • 200 gr de mantequilla, + unos 20 gr más
  • 3 ó 4 cucharadas de aceite frito

Para el puré de manzanas:

  • 8 manzanas reineta
  • 1  vaso de azúcar
  • 1 vaso y medio de agua

 

MODO DE HACERLO:

Calculo una hora por kilo o tal vez un poco menos si el pavo es muy grande.  Mi madre escribió “6 kilos=4 horas”,  en la receta, y es el tiempo que lo he tenido yo en el horno. 

Salarlo por dentro y meterle un buen trozo de mantequilla (200 gr ), manzanas reinetas en trozos (sin pelar) y ciruelas pasas  (un puñado).

Salarlo por fuera y untarlo todo con mantequilla (con los 20 gr extras).  

 Bañar bien el pavo con aceite frito (yo lo he hecho con aceite de freir patatas; pero si no, se puede bañar con aceite de oliva por las buenas) y ponerlo en una fuente de horno.  Verter medio vaso de agua en la fuente y meter al horno al principio fuerte (220 º);  bajarlo a 180º al cabo de una hora más o menos.

Ir bañando el pavo de vez en cuando con su salsa, durante todo el tiempo de asado.  Al cabo de unas dos horas, añadir las cebollas peladas y partidas en pedazos a la fuente del horno, junto con el resto de ciruelas de la bolsa.

Cuando el pavo está muy dorado por fuera, cubrirlo bien con papel de aluminio.  A las 3 horas, volver a bajar un poco el horno (a 160º).  Se sabe que está hecho cuando al pincharlo con una aguja en el muslo sale juguito blanco.  Cuando está hecho, pero antes de sacarlo, se rocía con el vasito de jerez (“de jerez bueno”, escribía mi abuela).

Se saca el pavo del  horno y se espera a que se enfríe un poco.  Se vacía del relleno para trincharlo.  Arovechar el relleno si se quiere (Aprovecho las ciruelas para pasarlas con la salsa, pero no aprovecho las manzanas).  Trincharlo en caliente es mucho más fácil que hacerlo en frío .  Se cortan en filetes tanto las pechugas como las patas (aunque obviamente los filetes de pata son mucho más pequeños).

Poner la fuente de horno en el fuego para desglasarla, añadiéndole un poco de agua hirviendo para ayudar a rebañar bien la grasa pegada a la fuente del horno. Quitar la cebolla y las ciruelas, colar la salsa para quitarle impurezas y pasar por un pasapurés las ciruelas y las cebollas (y añadirlas a la salsa, claro).  

  Para el puré de manzanas, pelar y cortar las manzanas en cuartos y ponerlas a cocer 10 minutos (desde que empieza a hervir) con el vaso de azúcar y el vaso y medio de agua.  Pasar por un pasapurés.  Servir caliente.

pure_de_manzana

Esta vez las fotos no son mías, eso que salís ganando, ¡jajaja!   Se me olvidó ir haciendo fotos…  La del pavo es de la página “cocinas del mundo” de actualidadviajes.com (pero vamos, que mi pavo era igualito a éste), y la del puré de manzana de freeimages.com.

Después asé las pechugas que compré aparte, con la misma receta (salar, embadurnar de mantequilla, rociar con aceite).  Pero esta vez puse las cebollas y las ciruelas desde el principio, hice una cama para las pechugas con manzana y ciruelas y las regué con el jerez a la media hora de estar en el horno.  Las tuve una hora, a 180 º, y salieron muy buenas y jugosas.

 

 

 

Trenza de jamón y queso

p1120103

Ésta es otra de las recetas de Rosario.  Va los viernes a un club donde le dan clases de cocina y de manualidades, y trae unas recetas buenísimas que pone en práctica inmediatamente para las cenas de los fines de semana.  Para esta receta se necesita la bechamel del post anterior, dejándola bastante espesa.  Escribo de memoria, la que se sabe bien la receta es Rosario, pero ahora mismo está jugando a la Wii y no está para dictarme recetas.  Se la enseñaré luego, por si quiere cambiar algo.

INGREDIENTES:

  • 1 placa de hojaldre rectangular
  • 6 lonchas de jamón de york
  • 3 ó 4 lonchas de queso
  • bechamel
  • 1 huevo para pintar el hojaldre

MODO DE HACERLO:

Se estira la masa de hojaldre con el rodillo.  Se divide en tres, marcando la masa con un cuchillo sin llegar a cortarla.  Se hacen cortes en los dos lados, primero dos cortes en horizontal y luego los demás en diagonal, de un dedo de ancho más o menos.  Y se extiende una capa de bechamel en el lado del centro.  La bechamel no tiene que estar recién hecha, pues estaría demasiado caliente y se derretiría el hojaldre.  Y, como se ve en las fotos, la bechamel está muy espesa para que no se desborde y sea fácil cerrar la trenza luego.

Encima de la capa de bechamel se pone una capa de lonchas de jamón, otra de queso, otra de jamón y se acaba con una de bechamel.  Nosotras usamos queso gouda, pero también iría bien emmental, havarti…  ¡cualquiera menos tranchettes, por favor!

Se cierra entonces la trenza:  se dobla el lado inferior hacia adentro, y sobre él se va trenzando las tiras diagonales tapando completamente el relleno.

Se pinta con huevo batido, y se mete al horno a 180º unos 20 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado.  Se sirve caliente, mientras el queso está derretido.

¡¡¡ÑAM, ÑAM!!!