Marquesa de chocolate

Screenshot_2020-01-27-21-41-42-227_com.miui.galleryHace unos años, mi marido probó en una cena una tarta de chocolate que le encantó.  Desde entonces (6 años) está pidiéndome que le hiciera “un brownie” como ése que había probado, “muy poco hecho por dentro”.  Lo intenté con varias recetas, con el horno más fuerte y más flojo, dejándolo más o menos tiempo…  pero nada.  No daba con la receta del “brownie”. 

Este fin de semana, decidí “tirar de hemeroteca” de Pinterest para ver si conseguía ideas nuevas de postre.  Iba buscando algo fácil y rápido, pero distinto de esas recetas “estrella” que suelo hacer cuando no tengo mucho tiempo.  Ví una receta de marquesa de chocolate cuya elaboración se parecía mucho a la de mi mousse de chocolate;  pero más fácil aún porque las claras no iban montadas a punto de nieve.  No me convencían mucho las cantidades de la receta, se las cambié un poco y me lancé a ver qué pasaba.  Y el resultado fue buenísimo.  No tanto la decoración de la tarta, que estoy probando mangas y boquillas nuevas y salió un poco cursi el adorno de nata montada, pero qué le vamos a hacer. 

El que más contento estaba era mi marido: “¡Por fin has dado con la receta del brownie bueno!”.  Y Rosario ha decidido que a pasado a ser su tarta preferida. Así que se ha ganado un sitio en mi cuaderno de “Recetas de mamá” y, por lo tanto, en el blog.

Va la receta:

INGREDIENTES:

  • 300 g de chocolate negro
  • 250 g de mantequilla
  • 6 huevos
  • 300 g de azúcar
  • 30 g de harina (puede ser maizena)

MODO  DE HACERLO:

Derretir al baño María el chocolate con la mantequilla.  Mientras tanto, batir los 6 huevos con el azúcar con un batidor de varillas.

Cuando el chocolate y la mantequilla estén derretidos, se saca del baño María y se deja enfriar unos minutos.  Se va echando entonces encima de los huevos batidos con el azúcar, sin dejar de mezclar con el batidor de varillas.

Se tamiza la harina y se añade a la mezcla.

IMG_20200126_110138

Se engrasa y enharina un molde de unos 25 cm (quitando el exceso de harina).  Se vierte la masa, que no debe quedar muy espesa.  En esta ocasión he usado mi molde desmontable de silicona (la parte de abajo es de cerámica y es muy práctico para no desmoldar la tarta del todo).  

IMG_20200126_110553

En otra ocasión usé un molde desmontable que no “cerraba” bien, y se escapó la mitad de la masa a la base del horno.  Y en otra, uno no desmontable.  En este caso, puse unas tiras de papel de horno cruzadas para facilitar el desmoldado, que el de esta tarta es un pelín complicado:

P1140654Se mete al horno a 200 grados 30 minutos.  Yo lo metí sin haber precalentado el horno y salió perfecto.

Dejar enfriar antes de desmoldar.   Yo lo hice un poco rápido, y se rompió un poco la capa de arriba, que queda más durita. 

IMG_20200126_135310

Se puede adornar con nata montada, dulce de leche, azúcar glass, frutos rojos, acompañarlo con helado de vainilla…  Sea como sea, ¡está buenísimo!

IMG_20200126_141812

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s