Tarta fina de manzana

P1120393Esta vez he hecho trampa, he repetido receta.  Santi, te debía una tarta de cumple y aquí está…  aunque a distancia y diez días más tarde, jajaja!!!  No la puedes catar desde Sanse, ya siento.  Pero no te preocupes, que cuando vuelvas te haré otra.  Pantxineta o así, que manzanas puede que no apetezcan mucho…  Mientras, hemos disfrutado el resto de tu tarta de cumple y te hemos echado muuuuuuucho de menos.

Es muy fácil y muy rápida de hacer.   Y está buenísima.  Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • 1 plancha de hojaldre
  • 4 manzanas golden
  • 1 huevo
  • un poco de harina para extender la masa
  • medio bote de mermelada de albaricoque
  • 2 cucharadas de azúcar

MODO DE HACERLO:

Sacar la masa de hojaldre media hora antes de la nevera (no mucho más para que no se reseque).

Encender el horno a precalentar a 200º.

Enharinar una superficie, y extender la masa de hojaldre hasta que quede muy fina con la ayuda de un rodillo.  A mi me queda más o menos del tamaño de la bandeja del horno. Pincharla para que no se hinche al cocer y ponerla encima de papel de horno en la bandeja.

Descorazonar y pelar las manzanas, y cortarlas a rodajas.  Las rodajas no deben ser muy gordas, pero tampoco excesivamente finas.   Cubrir la masa con las rodajas de manzana.

  Como la hago rectangular, la manzana la pongo en línea.  Pero si usáis hojaldre con forma redonda las podéis poner alrededor de la masa.   Hay que dejar uno o dos centímetros desde el borde, por los 4 lados.  Cuando acabéis de poner la manzana se dobla hacia dentro para rematar la tarta.  Se pinta este borde con huevo batido, y se mete al horno hasta que el hojaldre esté dorado y la manzana blanda (unos 20-30 minutos), con el horno a 200º.

P1120386

Sacarla del horno, y dejarla enfriar unos minutos.  

P1120388Mientras, se pone al fuego la mermelada de albaricoque con el azúcar bien mezclado y se deja hasta que hierve dos minutos, removiendo con una cuchara de palo.

Se pinta la manzana con esta mermelada y ya está.   Tengo varias brochas, algunas de las modernas de silicona.  Pero para pintar esta tarta prefiero la “brocha gorda” de toda la vida, manías que tiene una.  Como la de batir los huevos en los platos de porcelana blancos con un bordecito azul como los que había en mi casa cuando era pequeña, y que dan mucha grima a toda la familia…  pero eso es otra historia.

Aquí está la tarta acabada:

P1120394

Ya no hay más que pasarla con cuidado a una fuente “tamaño baño” como decía mi abuelo (grande, vamos).  No tengáis miedo que no se rompe,  hay que separarla primero con cuidado del papel, con una espátula larga por ejemplo (o con un cuchillo largo, por la parte que no corta).  Luego se sujeta con una mano la tarta, y con la otra se tira del papel para quitarlo.  Y se puede pasar a la fuente haciéndola resbalar de una a otra, o con las manos por las buenas.

Está muy buena sola, pero se puede acompañar con nata, helado, unas natillas claritas… 

 

Anuncios

2 comentarios en “Tarta fina de manzana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s