Mousse de chocolate negro

P1110310Esta vez sí, la original.  La de chocolate negro.  Es la primera receta que aprendí a hacer cuando era pequeña.  Es fácil de hacer, rápida y siempre triunfa.  Le gusta incluso a José, y a José no le gusta el chocolate.  Suelo hacer esta cantidad para 10 personas.  Pero más de una vez he multiplicado las cantidades por dos o por tres porque éramos muchos, y siempre sale bien.  Lo único que cambia es que cuando hago mucha cantidad monto las claras en varias tandas.  

Se hace exactamente igual que la de chocolate blanco que publiqué hace algunas entradas.  Y está mucho mejor de un día para otro, o por lo menos con unas cuantas horas de reposo en la nevera.

INGREDIENTES:

  • 300 gr de chocolate negro (uso Valor, que además es sin gluten)
  • 4 huevos
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 175 gr de mantequilla

MODO DE HACERLO:

Se pone en un cazo al baño María el chocolate troceado con la mantequilla.  Es muy importante que el agua no hierva (lo suelo poner en el nº 4, sobre 9).  Tampoco hay que removerlo mucho, lo dejas en el fuego y te olvidas.  Un truco, si se quiere potenciar el sabor del chocolate:  añadir una cucharadita de café soluble.

P1110295

Mientras se derrite el chocolate, se separan las claras de las yemas.  Se baten las yemas con las 4 cucharadas de azúcar.  Por otro lado, se montan las claras a punto de nieve fuerte.  Se sabe el punto cuando al volcar el cuenco las claras no se caen. Mis hijos lo llaman “la prueba del algodón”.

Para entonces el chocolate y la mantequilla se habrán derretido.  Se le da unas vueltas con una cuchara de madera para mezclarlo todo bien y se separa del fuego.  Como se ha derretido al baño María no está muy caliente.  Se coge un poco del chocolate con un cucharón y se vierte poco a poco en las yemas, removiendo para que éstas no se cuajen.  Se mezcla entonces todo el chocolate con las yemas.  

Por último se añaden las claras, mezclando con la varilla de mano y movimientos envolventes para que las claras no se bajen demasiado y la mousse quede esponjosa.  Mi tía Rocío hablaba del “giro de muñeca”. Reconozco que, cuando era pequeña, me importaba un pimiento que hirviera el agua del baño María… cuando derretía el chocolate al baño María y no directamente en el fuego (¡así iba más rápido!).  Y para mezclar las claras usaba la batidora de varillas eléctrica…  ¡con las varillas de amasar!  Pero me salía buena la mousse de todos modos.

 

Se vierte en cuencos individuales, o en copas, o en un cuenco grande, y se mete en la nevera.  Se puede servir con nata montada, con palitos Mikado, adornado con granillo de chocolate, con fresas o frambuesas…  

P1110328

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s