Gâteau basque

P1110244Llevo tiempo queriendo hacer gâteau basque.  Mentiría si dijera que era un postre típico de los veraneos en San Sebastián en casa de los abuelos.  De esa época el postre que recuerdo con más cariño es el Mont Blanc, unas natillas enlatadas con sabor a chocolate, caramelo, café o vainilla que compraba mi abuela cuando pasaba de compras a Francia.  ¡Me encantaba!  Pero sí recuerdo haber visto gâteaux basques en los escaparates de las pastelerías francesas, y siempre se me antojaban…  

Santi nos hizo uno el año pasado durante sus vacaciones, que me supo a gloria.  Pero yo no lo había hecho nunca, porque suelo hacer los postres con muy poco tiempo y para éste se necesitan unas cuantas horas.  Hoy tenía más tiempo, así que he echado mano de Pinterest, donde guardé hace mucho una receta que tenía muy buena pinta:  “Le gâteau basque de ma grand-mère” (El pastel vasco de mi abuela);  es del blog “Mathilde en cuisine“.   Aquí va la receta:

INGREDIENTES (Para un molde de 24 cm de diámetro)

Para la masa:  

  • 360 gr. de harina
  • 180 gr de mantequilla blanda
  • 180 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • la punta de un cuchillo de levadura en polvo
  • Una pizca generosa de sal
  • opcional: ralladura de medio limón (yo no le he puesto)
  • 1 yema de huevo para pintar la tarta

Para la crema pastelera (es la receta de las 1080 de Simone Ortega):

  • 1/2 litro de leche + 3 cucharadas
  • 5 cucharadas de azúcar (3+2)
  • 2 cucharadas soperas de maizena
  • 1 cucharada sopera rasa de harina de trigo
  • 3 yemas de huevo
  • cáscara de limón, sin nada de blanco para que no amargue

MODO DE HACERLO:

Poner en un cuenco la harina, la levadura y la sal (y la ralladura de limón si decidís ponerla), y mezclarlo todo.  Incorporar el azúcar y la mantequilla blanda en trozos y trabajarlo rápido con la punta de los dedos hasta que quede con una textura arenosa.  Añadir entonces los huevos y amasar.  Al principio se pega mucho a los dedos, pero al cabo de unos minutos empieza a ser más manejable.  Formar entonces una bola y dejarla reposar en la nevera envuelta en papel film, por lo menos durante una hora (yo la he tenido dos para que fuera más fácil trabajar con ella luego).  

P1110222

Mientras la masa está en la nevera, se prepara el relleno.

Se pone el medio litro de leche al fuego con 3 cucharadas de azúcar y la cáscara de limón.  Casi nunca la pongo rallada.  Suelo pelar el limón a tiras, y echar 6 tiras en la leche.  Siempre 6, porque luego hay que quitarlas y así no se me olvida ninguna.

Mientras se calienta, sin que llegue a hervir, se baten bien en un cuenco la maizena y la harina, las 3 yemas, las 3 cucharadas de leche fría y las dos de azúcar que faltan.  Hay que procurar que no queden grumos.

Cuando la leche está caliente, se coge un poco con un cazo y se va echando encima de la mezcla de yemas, muy poco a poco para que no cuajen las yemas.  

P1110225

Se vuelca todo otra vez en la cacerola y se pone a fuego bajo unos cinco minutos hasta que espese.  Se vierte en un cuenco y se deja enfriar.

Pasado el tiempo de enfriado de la masa en la nevera, precalentar el horno  a 180º.  Separar la masa en dos trozos de manera que uno de ellos sea un tercio nada más, y el otro dos tercios.  Estirar este último con el rodillo.  Lo normal es hacerlo encima de una superficie enharinada para que no se pegue, pero hoy en mi cocina había “overbooking”:  la mesa estaba ocupada por Juan y las dos pequeñas haciendo aperitivos (canapés de atún con mayonesa y cazuelitas de champiñones con nata y eneldo).  Me he tenido que conformar con la encimera de la lavadora, y en vez de poner harina he estirado la masa entre dos hojas de papel film.  Hay que conseguir un círculo de unos 27 cm de diámetro.  Engrasar un molde y forrar con la masa la base y las paredes.

Rellenar con la crema pastelera.  Estirar la otra porción de masa y cubrir con ella la crema.  Cerrar muy bien los bordes  para que no se salga el relleno al hornear.

Pintar la superficie con la yema batida. ( La clara no se desperdicia: con ésta, y las 3 de la crema pastelera, se puede hacer un bizcocho de clara de huevo, o unas lenguas de gato, o un soufflé…  Creo que yo haré el bizcocho.  Ya colgaré la receta).

Meter al horno a 180º, 40 – 45 minutos.   El pastel tiene que quedar bien dorado.  Nosotros lo hemos comido templado, y estaba bueno.  Pero lo mejor es dejarlo a temperatura ambiente hasta que se enfríe totalmente.  Está espectacular.

P1110243

En vez de hacer el relleno con masa pastelera, se puede poner una confitura de cerezas negras.

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Gâteau basque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s